En Colonia Aurora, Misiones, con satisfacción tras haber recibido las becas

La Ciudad

Las escuelas de fronteras de ACAS

Gente que es sensible y muy agradecida

22|09|19 09:28 hs.

Andrea Gancedo integra el equipo de becas de la Asociación Argentina de Clubes de Servicio. “Somos cuatro personas de distintos lugares del país. Es un trabajo precioso y cuando entregas las becas en mano, es lo más lindo y emocionante que nos ha pasado”, afirmó. 


Durante el viaje, en cada escuela alumnos accedieron a este beneficio. Ella recibió, al igual que Gustavo Rodera, “ese abrazo lleno de agradecimiento. No te sueltan, te desean bendiciones, hablan con gratitud del equipo. Es gente sensible. Se disfruta mucho ahí el trabajo de servicio”. 

La mayoría de las escuelas de frontera cuentan con los niveles Inicial y Primario. Las becas suelen otorgarse como apoyo para que los estudiantes puedan continuar el Secundario. “Tienen que desplazarse de su comunidad. Siempre decimos que los papás ayuden a encontrar el mejor destino, para que la beca sea provechosa. Te cuentan como la van a utilizar”, sostuvo. 

Gustavo Rodera agregó que “te mandan la foto de lo que le compraron al chico por Whatsapp. Muestran la satisfacción y alegría que les genera”. Además es muy respetada la palabra del docente, a quien llaman como maestro. Le otorgan a la escuela un valor fundamental.

Una oportunidad 
Los integrantes de ACAS perciben el afecto. “Uno no lo alcanza a dimensionar. Pero ellos sienten que esta obra es una oportunidad que les generás. Una beca es una ayuda económica de 2000 o 4000 pesos, pero les solucionas el problema de la nafta para ir al colegio o de comprarse zapatillas o unas botas porque llueve. Lo utilizan en cosas que necesitan y son muy útiles”. 

Internet 
Al compartir las vivencias del viaje, Gustavo Rodera contó también que “nosotros construimos la escuela y las mantenemos”. En ocasiones en que escuelas carecen de luz y del servicio de Internet, realizan las gestiones ante los gobiernos provinciales. 

Señaló que “vamos al Ministerio y pedimos que les conecten Internet. Nosotros hacemos el esfuerzo, compramos los paneles solares para que tengan energía, el consumo mínimo durante el día para que accedan al uso de computadoras”.