Policiales

Hechos ocurridos el martes

Se abren paso a patadas para robar

19|09|19 10:01 hs.

Un motochorro le robó la cartera a la dueña de una remisería que tenía la puerta del local cerrada, pero fue testigo directo de cómo el delincuente le rompía un vidrio de la abertura e ingresaba con el rostro cubierto usando la llave que permanecía colocada en la cerradura. 


El dramático episodio de inseguridad ocurrió en las últimas horas de la tarde del martes y fue vivido por Analía Cardano, la dueña y telefonista de una agencia donde trabaja toda su familia, ubicada en la avenida Moreno al 1300.


Fotos y video: Quique mendiberri


Una vez adentro, y sin exhibir armas de fuego, el delincuente se dirigió directamente hacia donde estaba la cartera, “(la cartera) estaba en el piso. Él se tiró y, sin decir ni una palabra, se la llevó. Yo pensé que se llevaba la computadora o los celulares que siempre tenemos acá, pero no, se mandó abajo del escritorio y se llevó la cartera. Seguro que es alguien que nos conocía, un cliente tal vez”, estimó. 

En su huída, al delincuente se le cayó la billetera con su documentación y las tarjetas de crédito, “fue un susto muy grande porque estaba sola y encima no pude avisar a nadie. Ellos se arriesgaron a todo, pero todo conspiró en contra mía y a favor de ellos. No pasaba nadie tampoco”, recordó.

“Estamos expuestos” 
Después de la triste experiencia que le tocó vivir, Analía Cardano se prepara para seguir adelante “con más cuidado”, “en un caso así tomás conciencia de que estamos todos expuestos. El que tiene negocio porque tiene que estar en el negocio, el que no tiene porque entró a comprar algo y justo la ligó o cuando estás en tu casa. Estamos expuestos”, analizó. 


               --------------------------------------------------

En la misma tarde, repetían la modalidad en una vivienda

En la misma franja horaria que fue cometido el atraco en la agencia de remís “Ana Car”, dos sujetos que aparentemente se movilizaban en moto, violentaron a patadas la puerta del frente de una casa en el barrio Quilmes y se llevaron dos computadoras, entre otros elementos. 

El hecho fue perpetrado en una vivienda ubicada en la esquina de 25 de Mayo y Alem, donde los delincuentes destruyeron la puerta del frente de una casa de familia y, luego de provocar un importante desorden, se llevaron los citados electrodomésticos. 



El hecho fue confirmado a LA VOZ DEL PUEBLO por dos de los moradores que pidieron reservas sobre sus identidades y la dirección exacta del lugar, aunque permitieron tomar una foto del estado en que quedó la puerta tras una reparación momentánea. 

Según se indicó, los delincuentes aprovecharon la ausencia de los moradores para ingresar y cometer el robo, acerca del cual no trascendió si efectivamente se hizo la denuncia, aunque pudo saberse que la policía realizó actuaciones.