La Ciudad

Ayer por la tarde en una conferencia de prensa

Trabajadores apoyan la posible venta de Cereales 3 Arroyos

18|09|19 08:40 hs.

Un grupo de trabajadores de Cereales 3 Arroyos señalaron ayer por la tarde en una conferencia de prensa que apoyan una posible venta, y negaron estar en desacuerdo con la propuesta de trabajo de los interesados. 


Señalaron que esta postura se definió en una asamblea, aun cuando son conscientes de que en caso de realizarse la operación habrá despidos o retiros voluntarios. Pero la voluntad es que se reactiven las plantas de Tres Arroyos y Pilar, para que la empresa vuelva a producir en condiciones normales. 

Guillermo Paniga, en primer término, dijo que “queremos desmentir una información que anda circulando, de que no estaríamos de acuerdo con la propuesta de trabajo de gente que vino a comprar la empresa”. 

Reconoció que de concretarse la compra, “no puede tener a todos los empleados, lamentablemente habrá despidos y retiros voluntarios. Tendrían una entrevista personal y ellos decidirían con que gente contar y con cual no. Eso se habló la semana pasada, estaba el gremio presente y alrededor de 70 u 80 personas, fuimos a una asamblea y un 90 por ciento decidió por tomar lo que esta gente nos estaba ofreciendo”. 

Puntualizó que el plan de los posibles compradores es reactivar en primer término la planta ubicada en el Parque Industrial, porque en las instalaciones ubicadas sobre calle Chaco “no tenemos gas, está cortado y hay que hacer una obra bastante importante”. 

De la misma manera, manifestó que en la planta de Pilar se aguarda una resolución; “están en la misma condición que nosotros”, subrayó. 

Por su parte, Juan Manuel Lema indicó que el Sindicato de la Alimentación está alineado con la posición adoptada por los obreros. “Está acompañando, no tendría ningún problema”, dijo. 

Sobre el trascendido que desmintieron, explicó que “surgió en las redes sociales. No tiene relación con lo que se habló y votó acá. Afirman que no estamos de acuerdo, pero los trabajadores aceptamos la propuesta y lo queremos aclarar para que no haya confusiones”. 

Acerca de los interesados, comentaron que “estuvieron reunidos con una parte del personal de Pilar, se tienen que reunir con el resto. Todos queremos que se reactive la fábrica, seguir trabajando y lamentablemente si alguno quedara afuera se iría con un poquito de plata, que hace un año no tenemos nada”. 

Sobre este aspecto, coincidieron en expresar que “es la fuente laboral de 115 familias más los chicos de Pilar, hay que defenderla como sea. Al que le toca se irá y el resto seguirá trabajando”. 

Marcaron una clara diferencia con la tarea a fasón y el proyecto de los probables inversores. “El trabajo a fasón no era rentable. La idea de ellos es reactivar línea por línea y tendríamos trabajo la mayoría”, destacaron. 

Por último, César Couso aclaró que “se habla de que habría 320 personas en las tres plantas, en Tres Arroyos y Pilar. Después de un año, con todas las dificultades, deben quedar 250. La reducción en una nueva etapa sería de menor dimensión, aunque no nos dijeron en qué porcentaje debían achicar la empresa”.