San Cayetano

San Cayetano

El rol de los maestros en otro particular 11 de septiembre

12|09|19 08:55 hs.

El intendente Miguel Gargaglione encabezó ayer el acto centralizado del Día del Maestro y del Trabajador de la Educación, realizado en instalaciones de la Administración General de Cultura y Educación, ex Escuela Primaria N° 19. 


“En el marco del centenario de la fundación de la EP N° 19, este edificio tiene memoria, recuerdos, historias de alumnos, docentes y personal auxiliar; en este día tan significativo queremos poner en valor este espacio como parte del patrimonio histórico educativo del distrito”. 



Allí se hicieron presentes además, la inspectora distrital, Graciela Lambrecht; la inspectora de Enseñanza de Educación Primaria, Mara Laxalt; la secretaria de Asuntos Docentes distrital, Emilce Delfino; la presidente del Concejo Deliberante, Ana Paula Mancino e interantes del cuerpo; consejeros escolares, encabezados por su titular, Alejandra Santos, autoridades educativas, representantes de los distintos establecimientos educativos del Distrito y público en general. 

Las palabras alusivas a la fecha fueron responsabilidad de la estudiante en el profesorado de Educación Primaria, María José Skaarup; la docente en actividad, Ana Raquel Dalleva; la inspectora de Educación Primaria egresada del sistema, Irma Poulsen; y la alumna de la EP N° 19, Pilar Rodríguez Oviedo. 

Con la convicción que hay que revalorizar la profesión, Skaarup afirmó que “la educación y nosotros, los educadores, debemos inaugurar otro tiempo y otro espacio, otra forma de estar en el mundo, con los otros y para los otros. Resulta interesante preguntarse cuál es el verdadero sentido de la función docente y si es más importante que el docente transmita conocimientos o que transmita pasión por el conocimiento. Como dice Carlos Skliar, educar es conmover. Educar es donar. Educar es sentir y pensar en otras formas posibles de vivir y convivir. Educar es ir más allá y tratar de ser cada día mejor”. 

Por su parte, la docente Ana Raquel Dalleva trajo una frase de Sarmiento para comenzar su discurso. “Todos los problemas, son problemas de educación”. Fue tan grande su accionar en educación que, hoy en el día de su fallecimiento, luego de 131 años, celebramos ser docentes”. 

Luego brindó un sinnúmero de calificaciones de lo que es ser docente, considerando entre ellas que “es ofrecer atención personalizada, poseer una formación no sólo curricular sino también humana; es acompañar, enseñar para la vida y lograr que el estudiante aprenda y para eso necesitamos ponerle pasión, contagiando las ganas de aprender; es mantener cierta coherencia entre lo que somos, lo que queremos y lo que hacemos”. 

Todo lo antes mencionado “se puede lograr con el otro, con los compañeros que trabajan en educación, en sus distintos roles y lugares, en equipo, los resultados de esta forma se disfrutan mejor y nos queda el dulce sabor de la tarea compartida, sin egoísmo, con la tranquilidad de haber entregado la mejor versión de uno mismo”. 

Seguidamente, Irma Poulsen hizo referencia a la institución escolar “que cada vez que atravesamos una crisis, como ahora, se fortalece y actúa como una mamá que cobija a sus hijos”. 

“Hay tres premisas importantes que sostienen al sistema educativo: que los maestros enseñen, que los alumnos aprendan y que los padres manden a sus hijos a las escuelas, parece muy simple pero cada una tiene un significado muy importante. Estas tres premisas bajo el paraguas de la inclusión, concepto bastante reciente, se refiere a una actitud hacia el hecho de educar, y lo importante es que esa actitud se convierta en una convicción”. 

“El camino es el conocimiento, sin ello no hay desarrollo. Hoy no basta el recurso natural o la industria, sino el conocimiento aplicado a esa industria y a ese recurso para que un país se desarrolle”. 

Dirigiéndose al alumnado Poulsen afirmó que “se deberían preguntar para quién estudian, a veces sentía que lo hacían bajo presión, para dejar contentos a los padres, para que no los reten; ojalá se den cuenta de que estudian para ustedes. En la medida en que eso sea beneficioso para ustedes lo va a ser para el resto; y para qué estudian: lo hacen para poder tener un pensamiento crítico, para poder argumentar, para entender, comprender, para tener opinión propia, un pensamiento propio, y es ahí donde soy libre, tengo libertad de pensamiento y para elegir, en definitiva para llevar una vida digna”, concluyó 

En tanto la alumna Rodríguez Oviedo aseguró que el mensaje de Sarmiento todavía permanece “educar al soberano” ¡Argentina lo merece! los docentes de hoy toman su mensaje haciéndolo crecer y multiplicar a lo ancho y a lo largo de este bendito país. ¿Quién piensa en el futuro sino ellos? ¿Quién apuesta a un mañana mejor, reflejado en la mirada y en la sonrisa de sus alumnos? Enseñan porque es su elección”. 

Luego fue el momento de los reconocimientos. El intendente Gargaglione junto a la Inspectora Lambrecht, la secretaria Delfino y la consejera Santos reconocieron a la docente Viviana Rizzi, quien en 2019 cumple 25 años de servicio. Lo propio hicieron con los trabajadores de la educación recientemente egresados del sistema: María José Pecker, Fabián S. Torreño, Karina Traficante, Rosana Núñez, Daniela Stéfano, Virginia Schmidt, Mirta Caballero, Silvia Arizmendi, Ana Platz y Ester Romero; al tiempo que en vísperas del centenario de la institución, directores de la EP N° 19 recibieron un presente.