La Ciudad

Es lo que expresaron concejales del Frente de Todos

“Extrema preocupación”

03|09|19 09:05 hs.

El bloque de concejales del Frente de Todos manifestó ayer por la tarde en una conferencia de prensa su “extrema preocupación” por la situación que se registró en el CEC 801, entidad que ayer no tuvo actividad a partir de una disposición de la Provincia. 


En ese marco, desde el espacio apuntaron directamente los cuestionamientos hacia el municipio y hacia el Consejo Escolar, integrado por representantes del Movimiento Vecinal y de Juntos por el Cambio. “En el medio de la puja política quedaron los chicos y las familias”, sostuvieron. La crítica también se dirigió a la administración bonaerense. 

Al abrir la conferencia de prensa, la concejala Mercedes Moreno planteó que “pensamos que los 150 chicos que concurren al CEC quedaron en el medio de una disputa política entre dos gobiernos que están mostrando su ineficiencia, tanto a nivel municipal como provincial”. 

La edil manifestó que “el gobierno municipal, desde hace muchos meses, está realizando una obra y los planos no se presentaron en Camuzzi, al igual que los de electricidad”. A esta observación, Moreno le sumó que “la Provincia no controla la obra ni los diferentes plazos”. 

“El Consejo Escolar es un cuerpo integrado por dos fuerzas políticas. Nosotros no tenemos representación. En definitiva, el acta lleva la firma de consejeros escolares de los dos espacios políticos. No se entiende bien cómo se dio la situación, pero finalmente los perjudicados fueron los chicos y sus familias”, mencionó. 

Asimismo, Moreno manifestó que “el municipio hace esa obra con recursos del Fondo de Financiamiento Educativo, pero, aparentemente, y según lo indicado en el Consejo Escolar, no ha presentado los planos debidamente”.

“Es muy triste” 
Posteriormente, Tatiana Lescano, quien fue parte de la reunión que ayer por la mañana se concretó en la sede del Consejo Escolar, calificó como “muy tenso” el desarrollo del encuentro. “El clima fue malo, con pase de facturas entre los consejeros de Cambiemos y del vecinalismo. Unos a otros se acusaron de usar la situación para embarrar y molestar”. 

Agregó que “ellos sabían de esta situación desde el 22 de agosto. No se hizo nada para evitar la clausura. Estamos de acuerdo en que se cuide a los chicos, pero durante un año y medio nadie hizo nada”. 

Mencionó que “en una guerra entre el Movimiento Vecinal y Juntos por el Cambio quedan en el medio los pibes, los trabajadores, los docentes, las familias que dependen del CEC para poder trabajar. Es un espacio educativo pero también de contención”, mencionó. 

Lescano sostuvo que “no sabemos dónde fueron ubicados los chicos, hablamos con un papá que dejaba a los niños en bicicleta y se iba a trabajar, no sabía qué hacer, no tenía dónde dejarlos y perdía el día de trabajo. Desorganizan la vida de la gente. Acá no sólo es lo educativo. Es la vida de la gente. Y se la están desorganizando”. 

El concejal Julio Federico se mostró en línea con lo puesto de manifiesto por sus pares del bloque de Todos. “Es una puja entre dos partidos oficialistas que están peleando y no entienden la situación de los chicos y los padres que van al Centro Complementario”. 

Ayer junto a Lescano se acercó a la sede del establecimiento. “Sabemos cómo es el CEC, yo tuve la suerte de criarme ahí adentro, sé lo que hacen por uno. A nosotros nos preocupa mucho, nadie informó nada, de la noche a la mañana se cerró el Centro Educativo Complementario. No hubo nadie que avise nada. Es muy triste lo que pasa”, concluyó.