Alejandro Rossi, Mario Izuerieta y Sergio Moricet

La Ciudad

Desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos

“El agua de Tres Arroyos se puede consumir perfectamente”

31|08|19 08:55 hs.

Desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos dejaron en claro que la red de agua de la ciudad de Tres Arroyos y de Claromecó no presenta contraindicaciones para el consumo humano, al tiempo que afirmaron que los niveles de arsénico se encuentran dentro de los parámetros establecidos por las normas de aplicación. 


La aclaración de los funcionarios surgió a partir de las declaraciones formuladas a este diario por la abogada especialista en derecho ambiental Verónica García Christensen, quien había asegurado que, luego de estudios que ella mismo envió a realizar, el agua de red en Tres Arroyos sobrepasaba los niveles de arsénico y glifosato, según el código alimentario.

Ante esa afirmación, el secretario de Obras Públicas, Mario Izurieta; el director de Obras Sanitarias, Sergio Moricet; y el geólogo Alejandro Rossi, salieron a desmentir lo manifestado por García Christensen. 



“Desmentimos totalmente lo que dice la abogada Verónica García Christensen”, dijo Izurieta en torno a las declaraciones efectuadas por la especialista en derecho ambiental. 

Y agregó: “La Dirección de Obras Sanitarias viene haciendo un seguimiento del agua. Queremos llevar tranquilidad a la población, ya que lo que se dice en el artículo -en el que figuran las palabras de García Christensen- no amerita preocupación”.

Desmentida 
Por su parte, Moricet manifestó que “desmentimos las declaraciones publicadas. Dudamos de la forma en la que se tomaron las muestras. Eso lleva un protocolo. Nosotros, más allá de que no estamos a cargo del agua de Claromecó, hacemos un seguimiento del agua de ese lugar, como así también de todas las localidades”. 

Alejandro Rossi, geólogo perteneciente a la Dirección de Obras Sanitarias, profundizó sobre cuestiones de origen más técnicas relacionadas con la calidad del agua de Tres Arroyos. 

“Nuestras autoridades de aplicación son la Autoridad del Agua y la DIPAC; y la legislación que regula el servicio de agua corriente no es el Código Alimentario sino la ley provincial 11.820, que en cuanto a los límites para el arsénico dispone 50 microgramos por litro o 0,05 miligramos por litro”, manifestó. 

El profesional, en tanto, dejó en claro que “desde hace años, Obras Sanitarias muestrea semestralmente como la ley exige, y no tenemos anomalías en parámetros de arsénico, además de llevar adelante un buen seguimiento y un trabajo constante desde el 2003 con el Instituto de Hidrología de Llanuras con permanentes actualizaciones del acuífero”. 

Asimismo, el geólogo resaltó: “El agua de Tres Arroyos se puede consumir perfectamente y no ha manifestado presencia de arsénico”. Las muestras son analizadas en laboratorios autorizados por el OPDS, como el laboratorio bahiense IACA, que es el que se utiliza con mayor frecuencia, y también el del Instituto de Hidrología de Llanuras de Azul y el de Obras Sanitarias de Mar del Plata.