Interés General

Videos

La odisea de las hermanas perdidas tres días en un cerro tucumano

29|08|19 16:01 hs.

Mónica y Claudia López, dos hermanas de 62 y 67 años respectivamente, habían planeado unas vacaciones en el norte argentino. Las mujeres de Capital Federal alquilaron un auto y armaron una hoja de ruta para ir frenando en diferentes puntos de Tucumán. 


Sin embargo, el domingo pasado dejaron de comunicarse con sus familiares. La última noticia que habían tenido de ellas era que estaban en la localidad de Tapia. Durante tres días, las abuelas estuvieron perdidas en un cerro y lograron sobrevivir gracias a su astucia y tranquilidad.

Su travesía comenzó el domingo al mediodía cuando se dirigieron al cerro San Javier. Al encontrarse con una cascada, decidieron frenar ahí para tomar mates. Pero la mala señalización del lugar les jugó una mala pasada y tomaron el camino de salida equivocado. "Intentamos seguir el curso del agua, pero no veíamos nada. También quisimos subir para encontrarnos con alguien, pero tampoco", recordó Mónica.

Perdidas en medio del monte, ambas intentaron serenarse y pensar qué podían hacer. Fue en ese momento que revisaron las provisiones que habían llevado y cómo harían para administrarlas, en caso de quedarse mucho tiempo. "Tomábamos sorbos de agua esporádicos, comíamos tres bizcochitos por día y media nuez", detalló Claudia.

El rescate de las hermanas en un cerro de Tucumán
A medida de que pasaban las horas, las hermanas iban subiendo cada vez más arriba del cerro. Al no tener señal en el celular, tampoco podían pedir ayuda. Con la ayuda de las lianas que se iban cruzando por los senderos, lograron sostenerse sin lastimarse. 

Una vez llegada la noche, se sentaron sobre unos árboles para intentar descansar más tranquilas y se armaron "camisetas" con bolsas de nylon que tenían en su mochila para resguardarse del frío. 

Aunque no tenían Internet para comunicarse con sus familiares, se grabaron en un video para dejarles un mensaje por si la señal volvía. En esas imágenes, las mujeres se tomaron con humor la situación y les contaron a sus hijos que estaban bien. 


El video que grabaron para sus familiares


Esa grabación se difundió recién cuando lograron rescatarlas tres días después.

"Cuando vi las luces, empecé a gritar. Por primera vez escuché una voz masculina. Pensé que era otra de las alucinaciones que habíamos tenido, pero no. Eran los rescatistas. Ahí nos largamos a llorar", recalcó Claudia. "Tuvimos mucho miedo, pero entendíamos que teníamos que estar tranquilas. Queríamos volver", agregó su hermana Mónica.  


El reencuentro con familiares


Después de la travesía, las abuelas agradecieron a todo el personal que colaboró en el operativo. A pesar de que su historia tuvo un final feliz, también aprovecharon para remarcar algunas sugerencias para evitar que otras personas pasen por lo mismo. 

En primer lugar, indicaron que es necesario señalizar de una mejor forma la zona de "La Cascada" del circuito. "El cartel de salida es muy chiquito. Tienen que señalizarlo como corresponde, poner uno más grande y visible", remarcó Claudia. 

A su vez, cuestionó el accionar de algunos policías que vieron su auto alquilado estacionado durante tres días y no les llamó la atención. "No le dieron bolilla. Se podría haber solucionado en un día", concluyó. (TN)