Foto Juan Carlos Cabrera

Chaves

Javier Villanueva habló con el diario

La intensa tarea que desarrolla el CTEP

03|08|19 17:57 hs.

Javier Villanueva, referente de la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) habló con este diario sobre la actividad que la misma desarrolla en nuestra ciudad. 


Al respecto, el dirigente precisó que “nos hemos ocupado del tejido social que está bastante deteriorado, no solo a nivel nacional, porque no hay que echarle la culpa siempre al mismo, a nivel local el gobierno también está ausente en una serie de problemáticas“. Y en ese marco dejó en claro que “nosotros tenemos un lema: donde no está el Estado, está CTEP, y esta circunstancia ya se ha visto reflejada a través de las actividades desarrolladas por los compañeros de una unidad productiva, con un cine móvil con la concurrencia de trecientos niños que se realizó en la sede de Huracán Ciclista. Ya hace varios días que venimos con una serie de actividades por la vacaciones”.  

Demanda alimentaria 
Villanueva recordó que el CTEP no ha abandonado “la práctica productiva de la unidad de cocina que hasta antes de las vacaciones elaboraba 400 viandas semanales (200 los lunes y otras tantas los viernes) que se dan a la gente de acuerdo a un registro que tenemos y sobre este aspecto además tenemos la ventaja de haber sido gobierno durante dos años con la Unión Vecinal y consultamos a los profesionales. Además, cada integrante de la CTEP registra los problemas alimentarios que puedan existir en su barrio y las necesidades son reales y cada vez son más”, dijo, y completó: “Por eso nosotros estamos comprendidos en una ley del Congreso que fue ratificada por el presidente Mauricio Macri, la ley alimentaria 27345, y a raíz de eso recibimos alimentos, lo que nos permite llegar a donde no llegan los organismos del Estado”.  

Preocupación 
Más adelante Villanueva sostuvo que “la necesidad de la gente nos preocupa a todos, porque el plato de comida no tiene un sello político, si bien los que gobiernan tienen más responsabilidad que los que no gobernamos y nos preocupa, porque se ha deteriorado la cuestión laboral y más para nosotros, que tenemos un ingreso salarial de siete mil pesos mensuales, y los compañeros que hacían otras cosas extras para aumentar sus ingresos hoy no lo tienen y a raíz de ello no pueden ni llegar a mitad de mes. Todo ello producto de las decisiones de un gobierno que tomó medidas equivocadas y de gobiernos locales que no hacen absolutamente nada y se aprovechan y culpan a la administración nacional, pero el gobierno local ha sido malísimo en el aspecto social y creo que los que hacemos política, todos tenemos un grado de culpa, tanto los que estamos en lo social, como los que ocupan cargos”. 

Y entre otros aspectos remarcó: “Tenemos dos quintas, tres comedores articulados con las iglesias evangélicas, siendo nosotros el puente a través del Ministerio de Desarrollo Social que bajan los recursos para que en cada iglesia se brinde el recurso alimentario, lo que se hace todos los sábados, nosotros lo comenzamos haciendo los lunes y ahora extendimos a miércoles y viernes porque la problemática se amplía”. Y concluyó: “Vamos a seguir reforzando el trabajo, estamos abiertos a toda la comunidad y no damos abasto, pero es algo con lo que nos hemos comprometido y debemos seguir”.