La Ciudad

Ayer

Juntos por el Cambio propuso que el Ejecutivo modifique una ordenanza

19|07|19 08:04 hs.

Llamativamente, un claro error de procedimiento en la mecánica del funcionamiento legislativo cometió ayer el bloque de Juntos por el Cambio, lo que originó una polémica y un rechazo generalizado a un pedido originado desde la bancada mencionada. 


El inédito hecho se dio ayer durante la sesión ordinaria del Concejo Deliberante. Fue cuando desde el espacio político antes señalado se presentó una minuta de comunicación destinada al Departamento Ejecutivo con un objetivo: modificar la ordenanza 6163/10, normativa que reglamenta la explotación y uso de la Estación Forestal de Claromecó.

La iniciativa, que luego de haber sido contrarrestada categóricamente por los concejales Guillermo Salim (Movimiento Vecinal) y Tatiana Lescano (bloque de Todos), fue desaprobada por mayoría. 

Previo al tratamiento del tema, el cual fue el que más tiempo insumió, el cuerpo deliberativo aprobó de manera unánime contados proyectos de ordenanza. Uno de ellos fue el renovado pedido de licencia del concejal Roberto Fabiano (del 1º de agosto al 30 de septiembre). En tanto, hubo apoyo total a la utilización de sorbetes (popularmente conocidas como pajitas) y vasos plásticos en comercios del distrito, una iniciativa presentada por el edil Matías Fhurer (Peronismo Renovador). 


Matías Fhurer fundamentó su proyecto basado en el cuidado del medio ambiente


A su vez, y con el aval del todo el cuerpo, se viabilizó la imposición del nombre Hugo Alberto Cereijo al sector de Otorrinolaringología del Centro Municipal de Salud.   

Un clásico 
Luego, la sesión continuó con el abordaje de un extenso listado de asuntos entrados (pedidos de informes) dirigidos en su mayoría al Departamento Ejecutivo, un clásico que ayer volvió a tener un nuevo capítulo. 

Uno de los pedidos nació desde el bloque de Juntos por el Cambio, que, en la voz de la orensana Marisa Marioli, reclamó por cuestiones operativas en las cámaras de seguridad de la localidad y el Balneario Orense. Tras la argumentación del proyecto, desde el vecinalismo, por medio del concejal Francisco Aramberri, se minimizó la presentación, al ser considerada de menor relevancia y que se podría resolver de manera más simple. “Una concejal que está en funciones no puede hacer esta minuta de comunicación porque las líneas de acceso a los funcionarios de Seguridad están abiertas”. Luego Nickel aseguró que las tres cámaras de seguridad de Orense están en funcionamiento. Por su parte, Horacio Espeluse (Juntos por el Cambio), replicó a Aramberri. “Esas cámaras no están conectadas al centro de monitoreo. No se sabe si tienen lectoras de patentes porque no nos informaron. Hay cosas que no se responden con llamar por teléfono", respondió el concejal. 

“El rol del concejal” 
Desde Juntos por el Cambio se impulsó un proyecto de comunicación en el que se le pidió al Departamento Ejecutivo la modificación de la ordenanza vinculada con el uso y explotación de la Estación Forestal de Claromecó. Alejandro Trybuchowicz fundamentó la propuesta e hizo hincapié en la colocación de cartelería que indique la zona para la extracción de leña, como así también se refirió a la presencia de la firma Pronto Casa. 

Pero Guillermo Salim se encargó de dar una respuesta más que contundente. “Hemos leído atentamente la redacción de este proyecto de comunicación, el cual se contradice en algunas cosas, en otras veo que son de difícil cumplimiento, y en otros lugares se ve cierta picardía política que aparecen en épocas de campaña”, indicó. 

Uno de los puntos cuestionados por el concejal giró en torno a lo que el mismo concejal definió como “una perlita pocas veces vista en la literatura de la legislación municipal”. “Nunca vi una cosa semejante; que el Concejo Deliberante se dirija al Departamento Ejecutivo para solicitarle que modifique una ordenanza. Quiero ser respetuoso y me cuesta decir que las ordenanzas las hace y las modifica el Concejo Deliberante, y no el Ejecutivo. Esto es así desde que la democracia planteó la división de poderes”, sostuvo. 

Apelando a la ironía, Salim agregó: “Si algún concejal todavía tiene dudas, hace pocos días tuvimos a los chicos del Concejo Deliberante Estudiantil. Tal vez algún concejal le tendría que haber preguntado a ésos si las ordenanzas las tiene que hacer el intendente o los concejales”. 

“Y como sé que mi palabra en el bloque de Cambiemos no goza de credibilidad, y considerando que mi palabra está un poco devaluada, he traído al recinto un libro que se llama ‘El rol del concejal’, de Orlando Pulvirenti. Quería dejarlo a mano por si alguien tiene dudas o no cree que las ordenanzas las hacen los concejajes, y no el intendente. Lo dejo a modo de humilde aporte para mejorar el nivel que viene teniendo este Concejo Deliberante”, sostuvo. 

Trybuchowicz, en tanto, se defendió y sólo dijo que desde su espacio se intenta solucionar un problema “y no buscar una chicana política”. 

Por su parte, Tatiana Lescano, desde el bloque de Todos, apuntó: “No acompañamos el proyecto porque coincidimos con Salim en cuanto las formas o pedidos. Creemos que lo que se solicita al Departamento Ejecutivo corresponde a la autoridad ejecutiva y a su Comisión Asesora de la cual nosotros formamos parte. Es la que tiene como funciones establecer el reglamento interno de funcionamiento, manejo y administración de recursos de la Estación Forestal”.