La Ciudad

Primera marcha LGTB+ en Tres Arroyos

“A la clandestinidad no volvemos nunca más”

29|06|19 09:45 hs.

Con la participación de una importante cantidad de integrantes de la comunidad LGTB+ tresarroyense se llevó a cabo la primera marcha del orgullo con la que decidieron salir a la calle a defender la libre elección sexual, compartiendo la lectura de un documento que sobre su cierre afirma: “existimos, deseamos, resistimos y exigimos respeto. Al closet, al calabozo y a la clandestinidad no volvemos nunca más”. 


Generada a partir de un hecho de discriminación reciente en un bar céntrico de la ciudad y convocados desde las 20 en medio de una tenue llovizna, los concurrentes se concentraron en el monumento al general don José de San Martín, leyeron una declaración pública consensuada y emitieron una serie de discursos. 

Tomaron la palabra Iván Strano al leer el documento; Cristian Madrid, Milagros Codagnone y Rocío Liébana, en este caso una tresarroyense que fue parte de la organización de la primera marcha LGTB+ realizada hace días, en Tandil. 


Organizada por autoconvocados y en medio de una tenue llovizna se concretó la primera marcha por el orgullo LGBT+, en Tres Arroyos


En el caso de Tres Arroyos, se resaltó la organización de “algo histórico” como lo fue la marcha “diversa y disidente” de anoche que después de haber compartido un momento musical en el inicio, la recorrida por las calles céntricas de la ciudad y un cierre con otra expresión musical, continuaba posteriormente en Ramé Jazz Club y más tarde en Casa Keh, con una fiesta “diversa y disidente”.

La comunidad LGTB+ presente en la macha estuvo poblada de integrantes jóvenes y adolescentes, en mayor medida; aunque también hubo presencia de adultos. Las únicas presencias políticas fueron para la concejal del bloque Todos, y actual precandidata a intendente por el Frente de Todos, Mercedes Moreno; y también para el dirigente del PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas) y precandidato a intendente por el Frente de Izquierda, Matías Cirone.



El comunicado 
A continuación el comunicado: “El 28 de junio es conocido a nivel internacional como el Día del Orgullo LGTB, en conmemoración de la ‘Revuelta de Stomewall Inn’, una serie de manifestaciones de resistencia protagonizadas por personas trans, travestis y homosexuales ante la represión policial, que tuvo lugar en 1969 en la ciudad de Nueva York. 



“Hoy nos convocamos por primera vez en la historia de la ciudad porque, lejos de haber dejado atrás esa violencia, aún quedan vestigios. Nos convocamos porque creemos que la visibilidad es una de nuestras principales herramientas de lucha y porque a pesar de que la idea de orgullo LGTB+, la discriminación y el estigma siguen siendo un obstáculo para la adquisición y ejercicio de nuestra ciudadanía. Todos los días nos encontramos con nuevos casos de acoso, agresión e incluso asesinato hacia personas de nuestra comunidad y esto ocurre tanto en el ámbito público como en el privado, en la calle, con ‘desconocides’, y también en nuestras familias, en las escuelas o en el ámbito laboral. Aún hoy a pesar de contar con una ley de identidad de género considerada una avanzada a nivel mundial, las personas trans y travestis no tienen acceso a la salud integral, lo que deriva en una mayor exposición a la violencia institucional en diversos grados. 


.


“El Estado posee un rol fundamental como garante en el cumplimiento de las leyes existentes para garantizar un trato igualitario hacia todas las personas del colectivo LGTB+, aunque sabemos que esto no sucede. Leyes como la de Educación Sexual Integral sancionada en el año 2006 que contiene perspectiva de género; de matrimonio igualitario, del 2010 o la de identidad de género, de 2012, no son implementadas de manera efectiva lo que deriva en una desprotección hacia ‘nosotres’.



“Como hemos mencionado, quienes no nos ajustamos a la norma heterosexual socialmente establecida convivimos cotidianamente con actitudes de odio hacia nuestras existencias, un odio que es cultural y social, que se transmite y retransmite constante e históricamente.

“Es por esto que hoy convocamos a personas gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros, travestis, transexuales, intersexuales, no binaries, queer, pasenxuales, asexuales, polisexuales, agéneros, bigéneros y personas de género fluido a salir de la oscuridad del armario e inundar de colores las calles de Tres Arroyos, de Argentina y del mundo desde un lugar de resistencia, alzando nuestra voz en un grito común: Basta de LGTB-ODIO. Existimos, deseamos, resistimos y exigimos respeto. Al closet, al calabozo y a la clandestinidad no volvemos nunca más”.