Carta de Lectores

Escribe Alicia Hurtado

(in) Coherencia

25|06|19 12:00 hs.

Señora directora:


Soy absolutamente respetuosa de lo que cada uno piensa, podré estar de acuerdo o no, pero jamás discriminaría a nadie por pensar diferente. Puedo, eso sí, discutir, a veces, decirle al otro que no comparto su idea, pero siempre he respetado las ideas distintas. Claro, no podría ser amiga de quien discrimina por sexo, raza o religión, trataría de que mi camino no se cruzara con esa gente, y sería implacable defendiendo al discriminado, dentro de mis posibilidades, obvio. Si tengo que elegir un pañuelo, elijo el verde, pero no porque defienda el aborto, sino porque defiendo la libertad de alguien de decidir sobre su cuerpo, y porque encuentro inexplicable su penalización. Aún así, no juzgo a quienes optan por otra cosa. Puedo discutir con ellas, disentir, pero jamás les faltaría al respeto. 

En estos momentos preelectorales, respeto a todos. Claro que tengo mis ideas y que votaré según ellas, pero respeto a quienes responden a otras. Eso sí, me resulta difícil tomar en serio a algunos integrantes de listas encabezadas por personas a quienes no hace tanto acusaban de latrocinio, robo y corrupción. O repentinamente han tenido un ataque de amnesia o su coherencia deja mucho que desear. Y eso asusta. Asusta porque en lo local los hechos de ese tipo saltan a la vista, pero, ¿cuántas cosas de ese tenor habrá escondidas en esas listas cuyos integrantes desconocemos?

Debe ser que estoy vieja, pero añoro la época en la que existían los partidos políticos y, a pesar de que existían los egos y las ambiciones, uno sabía más o menos con certeza qué defendían los candidatos de uno u otro, ahora las listas parecen más un muestrario de premios y castigos dónde encontramos gente de los más variopintos orígenes ideológicos..., triste realidad, incoherente realidad a la que deberemos enfrentarnos en el cuarto oscuro. 

Dios, Buda, Ala o quien sea, nos ilumine.

Alicia Hurtado