La Ciudad

Lo afirman desde el COA

El rendimiento no cambia en los campos donde hay cauquenes

24|06|19 10:11 hs.

Por Fernando Catalano


Desde el Club de Observadores de Aves – Cauquenes Claromecó redondearon una satisfactoria experiencia en el santuario dedicado a estas aves en la vecina localidad de San Cayetano, donde además pudieron saber que producto de investigaciones hechas, la presencia del animal sobre los campos no siempre genera consecuencias negativas para la producción agropecuaria. 

La doctora en Biología, Paula Taraborelli, contó a LA VOZ DEL PUEBLO que mientras visitaron el santuario de cauquenes ubicado en el establecimiento El Tamarisco, su propietario siguió la tradición familiar de proteger a la especie y que curiosamente en una oportunidad que su campo fue invadido por el ave en una cantidad masiva, tuvo mejores rendimientos. 

“El nombre de santuario se le puso de manera azarosa porque no encontraron en su momento qué palabra específica poner. Sería como un área protegida aunque involucraría otras cosas”, explicó en principio la investigadora en declaraciones hechas a este diario. 


La Fundación Azara apoya al santuario natural. Es una entidad civil de la Argentina, sin fines de lucro, que apoya el desarrollo del conocimiento científico y la conservación del patrimonio biológico y cultural de la Argentina


Por eso explicó que se lo nombró como santuario, “pensando en un refugio de los cauquenes colorados. Fue declarado así por ley-provincial- hace más de un año, es decir que transita el segundo”. 

Respecto a la ubicación confió que se trata de un campo privado donde el dueño “siempre los protegió, nunca los corrió, como hacen otras personas que están en el campo”. 

Al contrario de lo que pudo haber ocurrido, “ese año el lote donde habían bajado los cauquenes fue el que mayor rendimiento le dio”, según explicó la doctora en Biología 


Lo particular de la anécdota que se trajeron desde San Cayetano, tiene que ver con el efecto de este tipo de aves en los campos sembrados, con –por ejemplo- trigo. “Cuenta que por el año 1994 vio que bajaban un montón de cauquenes mientras tenía trigo sembrado, y se lo estaban comiendo”, contó. 

Y repite lo que el productor agropecuario le confió después de prácticamente darse por vencido al haber dicho “ya está, perderé todo el trigo pero no los voy a correr, no lo hicieron ni mi padre ni mi abuelo”. 

Al contrario de lo que pudo haber ocurrido, “ese año el lote donde habían bajado los cauquenes fue el que mayor rendimiento le dio”, según explicó Taraborelli. 


Desde el COA Cauquenes Claromecó apelan al desarrollo del turismo de avistajes y fotográfico, en contra de la caza ilegal de la especie


Precisó además que estudios que han hecho investigadores “en Bahía Blanca y después en el INTA Balcarce, han arrojado como resultado que el rendimiento no cambia en los campos donde están los cauquenes. Y también que con sus deposiciones (caca) aportan nitrógeno al suelo y que además se alimentan de malezas. según concluyó, el cauquén “sería como un controlador biológico”. 

Convocatoria 
En cuanto a la convocatoria que el COA Cauquenes Claromecó tuvo, afirmó que resultó siendo un éxito al haber registrado presencias de Necochea, Orense, Claromecó Tres Arroyos y Buenos Aires. “Llegamos a ser en total durante la salida unas 25 personas”, dijo la investigadora después de contar que fueron invitando personalmente pero que también publicaron la invitación a través de la página y del grupo COA Cauquenes Claromecó. 

Recordó además que en 2018, la visita al santuario natural no resultó porque los cauquenes pararon en el campo de enfrente y eso llevó a que se cancele la salida. “Desde el COA estamos re contentos porque logramos hacer la salida al santuario y la verdad que la gente quedó re contenta de verlos. Llevamos telescopio para verlos de cerca porque hay tres especies de cauquenes, y la verdad es que estuvo re bueno”, afirmó. 



Como un dato no menor, indicó que el área tiene el aval de Fundación Azara que ayudó con la colocación de los carteles, también de la Secretaría de Medio Ambiente de Tres Arroyos y la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación, y del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS). 

“De llevar a observadores de aves, llevar fotógrafos, ese turismo se convierte en un recurso sustentable que da ingresos, y por años”, remarcó Taraborelli contra los cazadores ilegales


Caza ilegal 
Taraborelli además planteó una situación que se da contra la protección que determina la ley, sobre los cauquenes, y tiene que ver con los efectos de la caza ilegal. “Una de las cosas que valoramos de este establecimiento –y ojalá que se sumen otros- es que esta especie en esta zona que viene para invernar, su mayor peligro es que está amenazada por la caza ilegal”, resaltó. 

En esa misma línea afirmó que “se sabe de campos donde traen extranjeros, traen italianos a cazar”. Y en contrapartida contó que en el santuario “antes cobraba una entrada significativa y la de ayer fue donada a la Escuela Secundaria de Orense”. 

Llamó entonces a pensar en las dos alternativas turísticas que se dan en torno a las aves protegidas por ley. “Es como pensar como que existe otro turismo que es ecológico. Si la caza sigue, va a haber menos especies y se termina esa entrada y ese recurso. En cambio, de llevar a observadores de aves, llevar fotógrafos, ese turismo se convierte en un recurso sustentable que da ingresos, y por años”, remarcó en el cierre de sus expresiones para este diario.