La Región

En el Instituto Secundario

Claromecó: con buen clima, se podrá avanzar con el playón

01|06|19 18:56 hs.

Los trabajos de suelo que sobre el inicio de la semana se pudieron observar en las adyacencias del Instituto Secundario Claromecó forman parte de las primeras labores para encarpetar el futuro playón de la entidad educativa. La obra que con dinero del Fondo de Financiamiento Educativo lleva adelante en localidad, Mariano Molfese, pudo avanzar en la medida en que el clima lo permitió. 


El propio responsable de los trabajos habló con LA VOZ DEL PUEBLO y explicó que para la próxima semana podría avanzarse de manera significativa. “Para terminar dependemos pura y exclusivamente del clima. Ahora como tuvimos lloviznas la base estaba muy blanda y no podíamos llenar de hormigón con una base blanda. El lunes volveríamos a tirar hormigón”, indicó. Molfese, que es claromequense y que vivió durante un tiempo importante en Mar del Plata, confió a este diario que su idea es “terminarlo lo antes posible”. 


Fotos Carolina Mulder


De hecho manifestó que la obra “tendría que haber empezado como hace dos semanas pero viene con atraso por la nivelación. Se le agregaron las bases -que no iban- para un futuro galpón”. Esas tareas, según dijo, demandaron entre tres y cuatro días; y en consecuencia recién pudieron hormigonear durante los primeros días de la semana. 

Los trabajos luego debieron suspenderse por las sucesivas lloviznas que dejaron las bases inestables para continuar. “Calculo que en la semana que viene la obra estará en el 50 por ciento, si el clima nos permite trabajar”, destacó Molfese, quien precisó el primer segmento que se desarrolló cubrió cinco metros de ancho por 25 de largo; sobre un total de 350 metros cuadros. 



En consecuencia y a la espera de que los días cortos de otoño se tornen secos, espera poder continuar. “Estamos atados un poco a la cantidad de hormigón que tienen los chicos del colegio secundario –los de la comisión- que no sé si les va a alcanzar para hacer a totalidad”, dijo. 

Y agregó: “como se gastó hormigón en las bases -y demás- se modificó la cantidad de metros cúbicos que tenían comprados”. La obra que en total tiene seis paños a rellenar con hormigón, y donde cada uno tiene una dimensión de 5 por 25, espera poder contar con una nueva descarga de hormigón el próximo lunes. De hecho, señaló, que cada envío transporta una capacidad del material que alcanza a cubrir exactamente cada uno de los seis segmentos.