Policiales

FALLO DEL TRIBUNAL ORAL CRIMINAL

Condenan a 11 años de cárcel a un hombre que golpeó e intentó quemar a su ex pareja

18|04|19 09:45 hs.

Un hombre acusado de golpear e intentar quemar a su ex pareja luego de haberla rociado con nafta delante de sus hijos, fue condenado ayer a la pena de 11 años de prisión. 

La sentencia fue dictada por el Tribunal Criminal de Tres Arroyos, conformado en esta oportunidad por el doctor Carlos Mazzini y las juezas Verónica Vidal y Fabiana Brandolín, quienes hallaron a Julio Alberto Ríos, de 27 años, penalmente responsable del delito de “homicidio calificado por mediar violencia de género en grado de tentativa”. 

La condena en primera instancia fue dictada luego de considerar acreditado que el pasado 7 de marzo de 2018, alrededor de la una de la mañana, Julio Ríos se presentó en el domicilio de quien había sido su pareja hasta hace pocos días, le propinó una paliza que le provocó lesiones y, de manera simultánea, la roció con un líquido combustible e intentó quemarla valiéndose de un encendedor que, en ese momento, no emitió más que chispas porque no funcionó.

Al mismo tiempo, mientras realizaba esa acción, la Justicia local consideró probado que Ríos la amenazaba diciéndole “te voy a matar, te voy a prender fuego”, acción que no habría ocurrido a raíz de la supuesta falla en el dispositivo. La sentencia dictada por el Tribunal Oral Criminal estuvo cerca de las pretensiones solicitadas por la fiscal de Instrucción y Juicio N°6, la doctora Natalia Ramos, quien durante los alegatos del pasado jueves, pidió una pena de 12 años de prisión en el marco de una carátula similar. 

Si bien en el relato de la víctima, Geraldine Valdéz San Martín, durante la primera audiencia se intentó cambiar el contenido de la declaración formulada en la denuncia e instrucción de la causa, oportunidad en la que negó recordar haber visto un encendedor en las manos del imputado, los jueces consideraron relevante las afirmaciones de los distintos policías que trabajaron en el lugar poco después de haber recibido el llamado telefónico de emergencias efectuado por una vecina que, en el banquillo, tampoco recordó con claridad ciertos detalles que ya integraban el expediente, pero reconoció haber sentido miedo a la hora de ir a declarar en el marco de una causa de contenido tan violento.

También se consideraron los testimonios de peritos psicólogos que recordaron el relato de la mujer víctima poco después del hecho, para dar por confirmada la versión que impulsó esta investigación. 

El fundamento 
En ese sentido, el Tribunal Criminal hizo mención en su fallo a la omisión realizada por la víctima en su testimonio, al señalar que forma parte de una conducta propia del contexto de violencia en el que se dieron los hechos. Así, en el fallo al que tuvo acceso LA VOZ DEL PUEBLO, la doctora Fabiana Brandolín sostuvo que, “aun cuando Geraldine Valdez omita en su relato la existencia del encendedor en manos de Ríos, la pretensión de desincriminar a Ríos debe interpretarse en el contexto cíclico de violencia marital, pero en manera alguna logra debilitar las pruebas que acrediten la intención homicida para con ella”, pronunciamiento al que adhirieron los otros dos magistrados. 

El fallo en primera instancia fue leído ayer por la mañana por el secretario del Tribunal en ausencia de todas las partes. Ríos continuará alojado en el penal de Saavedra y no se descarta que su defensa, a cargo del doctor José Adrián Ríos (no son parientes), apele la sentencia en Casación.