S.Mayol y Belloc

Iglesia Sagrado Corazón de Jesús

Un símbolo de San Mayol

24|02|19 16:06 hs.

San Mayol tiene atractivos particulares que lo identifican y que son valorados por quienes lo visitan. El templo de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús es seguramente el mayor de todos, con sus características arquitectónicas destacadas y una historia muy interesante. Para mantener y mejorar las instalaciones, pero también –lo que es fundamental- organizar actividades, hay una comisión cuya tarea es intensa. 


El secretario Martín Goicoechea, la tesorera María Eugenia Belli, la colaboradora Daniela Zelaya y Ezequiel Lanza, quien brinda apoyo en la difusión y en el trabajo turístico, hicieron referencia en este diario a las iniciativas que se llevan adelante para fortalecer a la Iglesia.

                                                            0-0-0-0 

María Eugenia Belli es de Entre Ríos, desde donde llegó a la localidad. “Vine hace tres años y medio a vivir a la casa de la familia Mayol –recordó-, a cuidar a la mamá de Felipe, María Angélica. Como ella hacía una parte de la Iglesia, asumí ese trabajo, más también la labor que realizaba Mabel, otra señora que se encargaba principalmente de la parte económica”. 

Se desempeña como sacristana y además es una de las encargadas de organizar la recaudación de dinero. “Pedimos ayuda y hubo gente que colaboró para armar un fondo. Teníamos que cambiar las instalaciones eléctricas, era un importe bastante importante. El año pasado llamamos a un especialista que llegó desde Tres Arroyos y nos cobró 34.000 pesos por todos los trabajos realizados. Solicitamos ayuda al municipio, nos dio un total de 50.000 pesos, 20.000 el año pasado y 30.000 para este año que ya los recibimos”. 

De esta manera, se incorporó iluminación. “Coincidió también que el padre Roberto Buckle había llegado al distrito y empezó a dar misas en San Mayol. Hubo bautismos, un casamiento. Las luces fueron inauguradas para el casamiento”; puntualizó. 

En otros tiempos, la llave del templo la tenía “El Toto” García. Te abría la puerta, pero además contaba anécdotas y vivencias


Las miradas de los miembros de la comisión se suelen elevar ahora hacia el techo. Es que cuando llueve ingresa agua. La tesorera indicó que “estamos esperando que vaya el hombre que tiene que hacer una evaluación, nos dijo que no es fácil que quede bien, pero todavía no dio la última palabra”. 

Por su parte, Martín Goicoechea señaló que “como todo edificio bastante entrado en años, lleva mucho mantenimiento. Y genera un costo. El último trabajo grande se hizo en 2010 y consistió en todo el techo de la torre nuevo, en la cúpula; además se aprovecharon los andamios y se pintó. Una obra grande que requirió el esfuerzo de la comisión, de la gente del campo y de la Municipalidad, que también nos ayudó”. 

En los años siguientes, lograron reunir fondos para concretar la mencionada modificación eléctrica y la incorporación de iluminación. “Quedó muy lindo”, coincidieron en señalar. 

La comisión ha logrado recuperar fechas importantes, que dan lugar a encuentros que comparten la comunidad y los visitantes


Sobre las reparaciones que deben efectuarse en el techo, observaron que “es complicado hacer un arreglo grande, es todo de tejas. Hay que mantenerlo en su condición original, debemos preservar el estilo”.   

                                                                0-0-0-0 

Claro que para que la vida propia de la Iglesia perdure y de ser posible se expanda, es necesario organizar propuestas junto con la comunidad. Abiertas también a quienes llegan desde otros lugares. En este sentido, los entrevistados mencionaron un cronograma con las principales fechas del año. 

“Con mucho esfuerzo, estamos recuperando fechas importantes como la Fiesta de Reyes. La volvimos a hacer cada 6 de enero desde hace un par de años –sostuvo Martín Goicoechea-. No estoy diciendo que somos los únicos, todas las comisiones de los pueblos y ciudades se dedican y destinan horas en favor de una entidad”. 

En tanto, el Viernes Santo se presenta el Vía Crucis, “humildemente, entre nosotros. Y los chicos de Turismo nos ayudan a poner un condimento extra, sin perder el hilo conductor de la Iglesia”. 


Ezequiel Lanza, María Eugenia Belli y Martín Goicoechea


La fecha siguiente es la fiesta patronal del 11 de mayo, Día de San Mayol, ocasión en la que se desarrolla “un almuerzo para la comunidad religiosa y la gente del pueblo”. 

El aniversario de la localidad es el 1º de octubre. “Las actividades, ya sean del club, la escuela o la iglesia, muchas veces se hacen en conjunto. Se intenta realizar la misa en ese momento o combinar que venga el padre Buckle para que haga una bendición”, manifestaron. 

Una de las iniciativas novedosas y que tuvo muy buen resultado fue el festival Raíces Hermanas, realizado en forma conjunta entre el Club 1º de Octubre y el Club Español. Tuvo lugar el domingo 9 de diciembre de 2018 y como parte de un programa amplio, se concretó la procesión de la Virgen María. “Fue llevada en sulky desde Tres Arroyos –recordaron-. La Iglesia siempre está presente en cada encuentro en el pueblo e intentamos que no se pierda”.  

                                                              0-0-0-0 

Martín Goicoechea nació en Tres Arroyos, pero gran parte de su vida residió en San Mayol. Explicó que “por cuestiones de estudio, un tiempo me he ido, pero volví”. Y señaló que “Daniela (Zelaya), mi futura esposa, hace poquito que está en el pueblo”. 

Su hermana Carolina también vive en San Mayol con su esposo Javier Campo, quien es de Guatraché, y atienden el centro de información turística. El abuelo de ellos, que era conocido como “El Toto” García, era quien en otros tiempos tenía la llave del templo. 


El pesebre viviente, en el Vía Crucis


“Todo el que venía al pueblo le decían ‘vaya a lo de García y le abría la iglesia”, comentó Martín Goicoechea. No obstante, Ezequiel Lanza agregó que “no era sólo que te abría. Te contaba. Tuve la suerte de haber ido a la iglesia con él”. 

Para María Eugenia Belli, el centro de información turística es fundamental para que los visitantes al llegar sean atendidos, “se encuentren con alguien que te recibe en la entrada”. 

Ezequiel Lanza tiene en claro que “desde lo turístico, la iglesia es el atractivo, y para la comunidad constituye un emblema. Por lo que representa, lo que fue, su arquitectura, un montón de cosas. La gente que llegaba de visita, más allá de que a veces arribaba con otra finalidad, se encontraba con que estaba cerrada salvo que justo hubiera misa. Actualmente damos una vuelta, realizamos una recorrida y le contamos un poco sobre cada lugar”. 

El año pasado, las misas en invierno se empezaron a brindar en el templo, lo que no era posible por la falta de calefacción. “Conseguimos esos caloventores grandes. Es tanto el frío que hace en invierno y era imposible tener la gente ahí”, indicó María Eugenia Belli. 

En el transcurso de las recorridas, “la gente se empezó a interesar por la existencia de la comisión”. Con buen humor, relataron que debieron explicar “que tenía que ver ese gran aparato ubicado en el medio –en referencia al caloventor- con la Iglesia”. De a poco, los visitantes “comenzaron a apreciar las mejoras, cómo se logran cambios”.  

                                                          0-0-0-0 

La dimensión del lugar no guarda relación con los residentes. “Es muy grande para un pueblo de 48 habitantes”, dijo Martín Goicoechea. En realidad, también lo era en tiempos en que contaba con más de 300 personas, funcionaba el ferrocarril y muchos se desempeñaban en los campos. 

Fue construida por el ingeniero civil Julio Argentino Jorge Salvador Mayol. La hizo por un pedido de su madre María Luisa Cramer, esposa de Felipe Mayol de Senillosa. Donaron el terreno y pagaron la obra. 


La procesión realizada en el festival Raíces Hermanas, en diciembre de 2018


Arsinda Mayol, hija de Felipe y María Luisa, se casó con el doctor Francisco “Paco” Masferrer, un catalán separatista de la época de la Guerra Civil Española. Cuando vino a la Argentina, construyeron la esquina catalana. 

Son unos pocos apuntes de una historia que vale la pena conocer. En las recorridas, se brindan datos centrales y respuestas a las inquietudes. Ezequiel Lanza expresó que “es una salida para estar tranquilo con los chicos, en familia. Cuando empezamos con el tema del turismo surgió que la gente iba, se daba una vuelta y no le ofrecíamos prácticamente nada. La actitud fue ‘qué le podemos ofrecer’, tal vez antes no era tomado como algo turístico”. 

Con satisfacción, María Eugenia Belli concluyó que “la parte turística está bien organizada. Hay una presencia, se exponen cosas que se hacen en San Mayol y se pueden comprar, hay bicicletas para usar, el museo está hermoso. Quienes llegan son recibidos y muy bien atendidos”. 


                      -------------------------------------------------------------------------------------

La dedicación de don Felipe Mayol 
Los entrevistados hablaron de los pioneros y le otorgaron relevancia a “la dedicación y el trabajo que puso don Felipe Mayol en la iglesia”. 

Dejó huellas que los actuales integrantes de la comisión continuaron, pero que implican una base fundamental. Es un legado que reconocen muy especialmente.  

                  ----------------------------------------------------------------------------------------

Un contacto
Los interesados en comunicarse con la comisión que trabaja por la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús de San Mayol, pueden llamar al teléfono (345) 4126117, de María Eugenia Belli.