Policiales

Juicio por tentativa de homicidio

Contreras ratificó que Del Giorgio fue quien le disparó con un arma de fuego

22|02|19 09:14 hs.

Texto y fotos 
Jorge Enrique Mendiberri 

Con la declaración de los últimos tres testigos y la realización de los alegatos, hoy concluirá en nuestra ciudad el juicio por “homicidio en grado de tentativa” que tiene como único imputado a Leandro César Del Giorgio. 

El tresarroyense de 31 años comenzó a ser juzgado ayer por la mañana en la sala de audiencias del Tribunal Oral Criminal de Tres Arroyos mediante la modalidad por jurados, en el marco de un hecho ocurrido en febrero de 2018 en perjuicio de Nicolás Contreras, quien ayer reconoció a Del Giorgio como la persona que le disparó desde la vereda de su casa, en la calle Aconcagua 84 del barrio Boca. 


La víctima. Nicolás Contreras reconoció a Del Giorgio como el autor de los disparos que lo hirieron


A raíz de este ataque, Contreras recibió dos heridas de bala, una en el tórax y otra en su tobillo izquierdo. Como consecuencia de la primera, debió permanecer en coma durante una semana y varios días más internado en grave estado en el Hospital Pirovano. 

En la primera jornada del debate declararon once testigos, entre ellos, la propia víctima. El fiscal de juicio es el doctor Gabriel Lopazzo, titular de la UFI Nº 16 de Tres Arroyos, la defensa de Del Giorgio está a cargo de la doctora Patricia Stadler (defensora particular) y el juez es el doctor Carlos Mazzini. 

En principio, la acusación del doctor Lopazzo consiste en sostener la presunta intención de Del Giorgio de matar a Contreras, mientras que la defensa, apunta a demostrar que el acusado es ajeno al ataque. 


El juez. Doctor Carlos Mazzini


El debate comenzó pasadas las 10, previamente se hizo la selección de jurados, y, con el testimonio de una policía que participó del primer procedimiento tras el llamado después de la agresión, comenzó la reconstrucción de los hechos en la calle Aconcagua 84, la casa de Nicolás Contreras, quien a su turno de declarar, identificó en la sala a su presunto victimario y coincidió en que el ataque se produjo en el marco de un ajuste de cuentas tras un robo sufrido previamente por la hermana de Del Giorgio.

“Devolveme la tele” 
La declaración de la víctima fue el testimonio saliente de la jornada. Nicolás Contreras señaló a Leandro Del Giorgio como el autor de los disparos que casi le provocan la muerte y, a pesar de los intentos de la defensa del imputado, que estaba sentado casi a su lado, tras un pedido de ratificación de sus dichos por parte de Lopazzo, Contreras volvió a afirmar que no tenía dudas, que lo vio con sus propios ojos y lo reconoció. 


El acusado. Leandro Del Giorgio escucha a los testigos en la primera audiencia del juicio


Es en el testimonio de Contreras donde surge que el ataque pudo haber sido producto de un ajuste de cuentas por parte de Del Giorgio, luego de un robo sufrido por la hermana del imputado a manos de desconocidos que le sustrajeron un televisor y dinero en efectivo de su casa en el barrio Colegiales (a unas pocas cuadras del lugar del hecho), mientras ella se encontraba cuidando a una persona mayor en otro domicilio.

“Estaba en el patio de mi casa, siento que golpean las manos. Veo al muchacho este (por Del Giorgio). Me dijo ‘devolveme la tele, devolveme las cosas que me robaste’. Yo le dije que no había sido (el ladrón), él (por Del Giorgio) me dijo que se lo había dicho M (inicial del apellido de uno de los sospechosos del robo a la hermana de Del Giorgio) y tiró dos veces”, recordó Contreras, antes de reconocer que conocía “de vista” al imputado. 

En ese sentido, la víctima también habló de la la existencia del hecho de robo que habría motivado la agresión y hasta mencionó al supuesto autor de ese delito, a quien acusó al mismo tiempo, de haberlo nombrado a él ante Del Giorgio, como el responsable de la sustracción sufrida por su hermana Yesica Del Giorgio. “Se subió al auto y movió”, señaló al referirse a la actitud de su agresor tras el ataque. 

Posteriormente, con la recopilación de distintos testimonios efectuada por la policía, se trató de determinar que el sospechoso había huido en un Fiat Siena, color gris, rastro que le permitió a los investigadores llegar hasta Del Giorgio, oculto en la casa de unos allegados en Adolfo Gonzales Chaves.  


Un nuevo juicio por jurados comenzó ayer en Tres Arroyos y termina hoy


Amenazada 
Por su parte, Yésica Del Giorgio, la hermana del imputado, se refirió al robo que, en la misma madrugada del ataque a Contreras, sufrió mientras cuidaba a una persona mayor. Ante el Jurado comentó que, si bien su hermano sabía del robo porque se lo había informado su padre, pasaron meses hasta que le llegó el rumor de que podría haber sido Contreras uno de los responsables. “(A Contreras) lo conocía de vista, uno de ellos, vivía a la vuelta de mi casa”, comentó antes de afirmar que esa información le llegó alrededor de cinco meses después que su hermano estaba detenido. 

Previamente, la mujer aseguró que, “a dos meses de estar preso mi hermano, sufrí amenazas y molestias por parte de la familia (de la víctima), precisamente su hermano”. Entre esas acciones describió que le golpeaban las puertas de su casa, la molestaban y la seguían. Tras eso, aseveró que, en la actualidad, todavía sigue recibiendo este tipo de intimidaciones, a pesar de vivir con su otro hermano, que es miembro del Escuadrón de Caballería, y su hija de 4 años. 

Durante la primera jornada del juicio, también declararon los médicos Rubén Padrán, Guido Potente y Victoria Merino, médica de Policía, quienes coincidieron en afirmar que una de las heridas sufridas por Contreras pusieron en riesgo su vida. 

Tras eso, la Fiscalía llevó a los ojos del jurado la prueba del auto que supuestamente pertenece a Del Giorgio y su registro ante las cámaras de seguridad de la ciudad y Adolfo Gonzales Chaves, donde la defensa cuestionó un registro de captura de pantalla, en el que asegura que la fecha de la toma de la imagen no coincide con la del violento episodio que se está juzgando. 

Ante la imposibilidad de disponer de los últimos tres testigos, el juez Mazzini resolvió la realización de un cuarto intermedio hasta hoy a las 9, cuando se reinicie la audiencia y, posteriormente, se realicen los alegatos, luego de lo cual, se dará lugar al veredicto del jurado.