La Ciudad

Pedidos desde Unidad Ciudadana

Un enfermero para balneario Orense y control del valor de la garrafa social

03|02|19 10:39 hs.

Que la localidad balnearia de Orense sólo tenga un enfermero durante enero y febrero; y el control sobre los valores de la garrafa social que en consecuencia -y con el nuevo aumento- treparía a los “500 pesos”, son dos temas que desde Unidad Ciudadana/PJ fueron presentados en forma de proyectos de Comunicación y Resolución. 


El concejal de esa fuerza política, Martín Garrido, contó a LA VOZ DEL PUEBLO que producto de una recorrida hecha por la agrupación Militancia Ciudadana en el balneario Orense y también en la localidad “conversamos con vecinos y comerciantes y de allí surgió la necesidad de poder contar en Punta Desnudez con un enfermero para los 365 días del año”.

Sólo dos meses 
Explicó que en el poblado costero hay una sala de primeros auxilios que solamente se ocupa durante los meses de enero y febrero, con una enfermera. Y que el resto del año los 70 vecinos permanentes no cuentan con ese servicio básico de salud. “Este año han tenido urgencias que debieron ser asistidas por personal policial en algún caso, y muchas veces el camino de 14 kilómetros de tierra en el invierno no está en condiciones, y ante una urgencia la ambulancia tarda en llegar”, señaló. 

Contó en tanto que la sala permanece cerrada desde marzo a diciembre, y que por eso “nos parecería importante contar con personal de enfermería”. La situación generó la presentación de un proyecto de Comunicación dirigido a la secretaria de Prevención y Salud, Isabel Tarchinale “para ver si se puede contar con personal de enfermería”.  

Garrafa social 
El otro tema que generó la reacción de su espacio político tiene que ver con la medida del gobierno nacional por medio de la cual se incrementó en un 37% el valor de la garrafa social que llevaría su costo a 300 pesos, según confió el concejal que anunció que por este tema se presentó un tercer proyecto de resolución, mientras los anteriores “aun no fueron respondidos por el referente tresarroyense del ministerio de Energía, Martín Saló”. 

Aseguró Garrido que “la falta de control del Programa Hogar que es algo que venimos reclamando, hacen que esos 300 pesos sean realmente ficticios porque si hoy la garrafa se está comercializando en algunos barrios a 350 pesos -y en las localidades hasta 400 pesos- con este nuevo aumento del 37% va a llegar prácticamente a los 500, y no a los 300 que fija el precio de referencia de la garrafa social”. 

Consideró que el nuevo aumento “va a afectar a los sectores más vulnerables”. El legislador municipal planteó que las empresas que venden las garrafas sociales al valor de referencia están sobre la ruta 3, y que a un vecino que vive en el barrio Ranchos le cuesta mucho trasladarse para comprar y termina pagándola más cara en un comercio de barrio. 

Programa Hogar 
“No le echamos la culpa a este comerciante sino al Programa Hogar que regula el valor de la Garrafa Social que marca los precios en la cadena de comercialización -y al perderse esos controles- no se respetan los precios oficiales y termina siendo más caro en el último punto de venta que puede ser el almacén de barrio”, afirmó. 

Estos motivos llevaron al bloque a presentar un proyecto de resolución –el tercero- para que el referente de la secretaría de Energía en Tres Arroyos, Martín Saló, lo responda. Hasta ahora con los dos anteriores nunca hemos tenido respuesta”, dijo.