La Región

Claromecó

Diego Fernández: “La temporada no me sorprende, ni para bien ni para mal”

02|02|19 11:18 hs.

El parador Borneo transita por su segunda temporada y a paso firme. El proyecto turístico encabezado por Diego Fernández sumó nuevas prestaciones para este verano, siempre con la idea de darle continuidad a un emprendimiento más que ambicioso. 


Finalizado enero, desde el parador dieron su punto de vista en torno al desarrollo de la temporada. “Por lo que vengo viendo hasta ahora, y comparando con el año pasado, creo que viene un poco más floja. Durante la semana, la actividad es más tranquila, mientras que los sábados y domingos explota”, manifestó Fernández. 

No obstante el escenario que describió, el cual se va en sintonía con lo planteado por otros prestadores que fueron consultados por este diario en anteriores ocasiones, el titular de Borneo se mostró conforme con el saldo que consiguió hasta el momento. “Gracias a Dios, a nosotros nos está yendo bien. Mejor que el año pasado”, expresó. 

En tanto, puso de relieve que, de acuerdo a las expectativas previas, “la temporada viene un poco más tranquila de lo que esperábamos”. 

En su evaluación, tuvo en cuenta que Borneo sumó prestaciones para este verano. “Sumamos más menús en la carta y más servicios en la playa. Eso ha hecho que esta temporada sea mejor que la anterior. Pero en la expectativa general vemos que es un poco más floja”, analizó.


“Estamos en el camino de ir avanzando todos los años”


Consumo 
Según su mirada, Fernández, y al considerar la actual coyuntura económica, afirmó que “la clase media, la cual es la que más acude a nuestros balnearios, es la más afectada. Creo que hay un buen caudal de gente pero no veo que haya un gran consumo en general”. 

Y en ese sentido, graficó lo mencionado con lo que observa en su parador. “A eso lo vemos por los platos. Los que más se consumen son los que se pueden repartir o compartir y los más económicos. Acá tenemos opciones más y menos costosas. Lo que está pasando no me llama la atención. Y, en general, la temporada no me está sorprendiendo”. 

En tanto, se refirió al clima como factor de influencia del termómetro de la temporada. “Este año, el clima fue más irregular que el pasado. Los días de playa se cortan a las cinco o seis de la tarde por algún cambio en la dirección del viento. También se ha dado que tocaron dos o tres días de viento sur y la gente se acerca menos a la playa”, consideró. 

En resumen, y al sumar los factores mencionados, Fernández entregó su diagnóstico. “La temporada no me sorprende, ni para bien ni para mal. Está dentro de lo que esperábamos. Mejoramos un poco porque aumentamos la cantidad de servicios pero con un menor nivel de consumo”, sintetizó.

Con vistas al mes que recién comienza, el prestador se mostró expectante y optimista. “El febrero del año pasado nos sorprendió. La primera quincena fue muy buena y la segunda fue mejor de lo que esperábamos. Y para este verano, ojalá que se mantenga la misma tendencia”. 


Diego Fernández destacó que “nos está yendo bien, mejor que el año pasado”

  
Borneo 2018/19 
Borneo camina por su segundo verano en Claromecó. “Estamos mucho mejor armados, con la posibilidad de vender mejores y más servicios, sobre todo en la parte gastronómica, sanitaria y de accesibilidad”, señaló el concesionario. 

En ese sentido, agregó: “En comparación con el verano pasado, mejoramos la mitad del cuerpo de carpas, al igual que hicimos más accesibles las bajadas. Además, agrandamos la cocina para poder brindar una mejor calidad de comidas y ofrecer más cantidad de opciones en menor tiempo”. 

A su vez, remarcó: “Sumamos carta en Braille y más variedad al menú sin TACC. Todas esas cosas que fuimos mejorando permitieron que hoy tengamos un balneario más funcional, aunque todavía estamos sin llegar a lo que pretendemos de Borneo. Sin embargo, estamos en el camino de ir avanzando todos los años”. 
 
Algo más, todos los años 
Fernández, quien durante 2012-2015 ocupó el cargo de director municipal de Turismo, dio su punto de vista acerca del crecimiento de Claromecó. “Todos los años tiene una vueltita de rosca, no sólo desde el embellecimiento sino también en lo que son servicios”, indicó. 

Y sobre ese punto, destacó la explosión que la localidad experimentó en cuanto a oferta gastronómica. “No sé exactamente la cantidad de locales gastronómicos que hay en Claromecó, pero te puedo decir que la diferencia es notoria en comparación con años anteriores”, subrayó. 

En su análisis, manifestó: “Por ahí se pide que hayan más opciones o más movimientos, pero hay que tener en cuenta la realidad del país. Eso se entiende. Hoy vemos que hay menos actividades de playa o espectáculos musicales, lo cual tiene que ver con el contexto que se está viviendo”. 

Finalmente, reconoció que “sin dudas que hay que mejorar muchas cosas y seguir avanzando, pero se está yendo por el camino correcto. Claromecó, todos los años, tiene una vuelta de rosca y la gente lo sigue eligiendo”.