La Región

Claromecó

Para Avila, enero “fue positivo”

01|02|19 10:16 hs.

Finalizó enero, el mes más fuerte de la temporada estival, y, a partir de eso, Carlos Avila, director del Ente Descentralizado de Claromecó, efectuó un positivo balance en torno a lo transcurrido del verano. En tanto, se mostró cauteloso y medido con vistas a febrero. “Hay que ver con qué nos vamos a encontrar en febrero”, señaló.


El funcionario centró su evaluación en ejes puntuales. Por un lado, efectuó una comparación en torno a la afluencia de turismo que llegó a la localidad durante enero. 

En ese sentido, diferenció los resultados registrados en las dos quincenas del mencionado mes. Y al respecto, destacó que la segunda mitad del mes experimentó un fuerte repunte en lo que es ocupación. Pero más allá de la respuesta del turismo, Avila, quien transita por su cuarta temporada al frente de la delegación, tuvo en cuenta otras cuestiones que también hacen al buen desarrollo de la temporada, las cuales, en anteriores veranos, presentaron algunos inconvenientes y disconformidad en residentes y veraneantes. “Como tema positivo o importante a resaltar, es la obra de agua. Eso permitió ampliar la cisterna en 250 mil litros y se hicieron nuevas perforaciones. Si bien no está automatizado, ya es un principio de solución a un problema que en su momento fue muy complejo”, sostuvo Avila. 

Además destacó como avance la mejora que se efectuó en torno a la carga de efectivo en el cajero automático del Banco Provincia, como así también la puesta en valor y acondicionamiento de la única estación de servicio de la localidad. “Son cosas que se han mejorado con respecto al anterior verano”, apuntó el funcionario, quien celebró los satisfactorios comentarios que recibió acerca de la atención en el Hospitalito. “Sobre estas cuestiones recibimos muchas quejas el año pasado, pero para este verano se pudieron revertir”, remarcó.

En tanto, se mostró satisfecho con el funcionamiento de los food trucks y la venta ambulante, dos temas sobre los cuales, en su momento, salieron sus respectivas ordenanzas. 

Como positivo, se mostró muy conforme con el desarrollo de las actividades culturales en Quelaromecó Espacio de Arte. “Los artistas locales tuvieron una muy buena repercusión con sus espectáculos. Todos los que actúan en el espacio de arte tributan un 30 por ciento para el ente descentralizado. Y por primera vez, eso nos permite tener una recaudación a favor del organismo. Por suerte, las propuestas que hubo tuvieron mucha asistencia y eso nos pone contentos”, remarcó.



Lo negativo 
En su análisis, y luego de destacar la construcción de la senda peatonal sobre la margen de la costanera, una obra que ha tenido una buena recepción, Avila también se refirió a los aspectos negativos del verano. Y en ese sentido, se lamentó por el mal estado de las calles de asfalto. “Eso escapa a nosotros. Hasta último momento estuvimos esperando la llegada de un crédito que iba a ser para reencarpetar las calles rotas y hacer asfalto nuevo. Eso finalmente no llegó pero hicimos un bacheo paliativo”, expresó. 

Avila puso de relieve que observó, en comparación con anteriores veranos, una merma en el nivel de consumo en los turistas. “La realidad es que, de acuerdo a lo que hablé con comerciantes de algunos rubros, se ve una merma importante en los niveles de consumo”, expresó. 

Y en ese sentido, señaló: “Por ejemplo, hay consumos ineludibles como los que se pueden dar en un supermercado, pero está claro que la gente se ha cuidado mucho en otros rubros que no son primarios”.

“Todavía es muy pronto para hacer una evaluación final. Pero es evidente que ha habido una merma en el consumo”, expuso el funcionario, quien agregó: “Es algo que pasó en muchos destinos costeros. Acá no somos una isla”. 

En ese sentido, Avila dejó en claro que “había gente que a lo mejor tenía más expectativas y que no llegaron a cumplirse hasta ahora. Durante el año se habló mucho de lo caro que iba a estar para salir al exterior, lo cual podía ser algo positivo para nosotros. Lo cierto es que eso no fue tan positivo porque -reiteró- el consumo tuvo una merma importante”.