La Región

El anfitrión lejos de Sánchez

Ávila quedó afuera

19|01|19 12:37 hs.

El delegado de Claromecó Carlos Ávila debió ser el anfitrión de la visita de la gobernadora Vidal a la localidad. 


Sin embargo, cuando LA VOZ DEL PUEBLO ingresó en la Delegación Municipal a cubrir el encuentro lo encontró parado detrás de los vecinos y fuera de la mesa. La situación podría haber sido producto de la organización y el hecho de dar prioridad a las personas designadas para hablar con Vidal, pero algo similar ocurrió minutos después.

La gobernadora ingresó al despacho de Ávila y se sentó en su silla, a su derecha se ubicó Carlos Sánchez y junto a él Hugo Fernández. Al lado de ellos, la diputada Laura Aprile y también Alex Campbell. 

Laura Aprile fue la encargada -o más bien la única- que presentó el delegado a la gobernadora y le habló de su trabajo. Ávila quedó afuera de la mesa de reunión y de su oficina.

Ávila estuvo unos minutos y luego se lo vio en los pasillos de Quelaromecó, donde conversó con los presentes, tomó mate con el concejal Horacio Espeluse y se movió por allí, pero afuera de su propia oficina. Una vez concluida la reunión mencionada, 

Laura Aprile fue la encargada -o más bien la única- que presentó el delegado a la gobernadora y le habló de su trabajo. Ávila quedó afuera de la mesa de reunión y de su oficina.