116 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 7°
Escasa nubosidad

La Región

CLAROMECO

Borneo: “Vamos a llegar bienal inicio de la temporada”

08|11|18 00:49 hs.

“Como toda experiencia y sueño a concretar, no todo es rosa y fantástico. Se van presentando situaciones, algunas fáciles de resolver y otras un poco más complicadas”. Así lo señaló Diego Fernández, titular de Parador Borneo, quien en diálogo con este diario reconoció que se le presentaron algunas dificultades que provocaron impensados atrasados en el avance del proyecto. 


De todos modos, y a pesar del escenario adverso que atraviesa el país en el plano económico, se mostró expectante de cara al inicio del periodo estival 2018/2019. A menos de un mes del comienzo de la temporada (está previsto que la inauguración oficial se concrete el 7 de diciembre), en Borneo ya se observan movimientos y desarrollo de trabajos. 

“Estamos muy contentos de empezar el segundo verano, de recibir a los turistas y de volver a darle vida a ese lugar de Claromecó, algo de lo que más se valoró la temporada pasada”, manifestó Fernández. 

El responsable del parador, proyecto que el año pasado vio luz por primera vez, reconoció los retrasos en la ejecución de las obras previstas para este año. Atribuyó esa demora, fundamentalmente, a la coyuntura y escenario económico que comenzó a reinar en el país en el actual 2018, lo cual influyó negativamente -e inesperadamente- en el avance del proyecto original. 

“En abril hicimos la demolición de la primera etapa. Al proyecto lo teníamos dividido en dos. La primera mitad de la demolición ya la hicimos, y la otra parte es la que hoy está viva, por decirlo de alguna manera. Sobre la mitad que se demolió pensábamos montar un depósito y trabajar en una infraestructura nueva”, manifestó. 

 Y en tal sentido, agregó: “En base a eso debimos hacer empezado a trabajar en junio, pero por las circunstancias del país las cosas se fueron trabando y complicando. Eso generó que no pudiéramos avanzar en esa etapa de construcción”. 

Más allá de admitir que “hay una demora de unos cinco o seis meses” en los trabajos, Fernández manifestó que Borneo nunca perdió el norte de cara a la temporada que está por empezar. “Nunca perdimos el objetivo. Siempre tuvimos bien en claro que no podíamos volver a brindar servicios limitados como lo que se dieron en la primera etapa”, subrayó.  

Plan de rehabilitación 
Al tener en cuenta lo mencionado, desde Borneo buscan adaptarse al contexto. Y para eso, desde la concesión se llegó a un acuerdo con el municipio para ejecutar una alternativa. “Pedimos y tuvimos la autorización de la Municipalidad para empezar un plan de rehabilitación de algunas zonas y de reestructuración de otras”, señaló. 

Al respecto, sostuvo: “Agarramos plano original, tomamos la experiencia que vivimos y, sumado a lo que queríamos hacer, vimos que necesitábamos atender mejor y a más cantidad de gente, mínimamente”. 

“Es por eso que -agregó- pensamos en tener más variedad de platos y en ser inclusivos. Sabemos que fue muy difícil el acceso a la playa del balneario para las personas con movilidad limitada”. 

En tanto, y basado en mejorar esas dos cuestiones, “armamos un plan para transitar este verano y hace un mes se lo presentamos a la Municipalidad. Fue cuando vimos que se ponía muy pero muy difícil empezar con la obra grande”. 

“Ahí fue que, hablando con directores, secretarios y concejales, dijimos que al turista de Claromecó le teníamos que dar servicio. No nos podíamos quedar de brazos cruzados. El parador, más allá que las condiciones del país sean adversas, no podía estar cerrado”, indicó Fernández. 

“No está bueno” 
El titular de Borneo celebró que el parador ofrezca más servicios y una mejor accesibilidad para la temporada que se avecina. Sin embargo, sostuvo que “el principal objetivo es trabajar todo el año” y no sólo “tres meses”. 

 “Esta demora que tuvimos, lógicamente, no está bueno para nadie. Nuestro plan de negocio está basado en trabajar todo el año, no sólo tres meses. Estar todo el año significa ofrecer un servicio diferente, tal como está plasmado en el proyecto original y al cual no vamos a abandonar”, mencionó. 

Sobre ese punto, se mostró firme cuando dijo que “de esa idea no nos vamos a mover”. Sin embargo, reiteró: “Sabemos claramente que estamos demorados y eso nos perjudica económicamente. A esto lo hacemos porque es nuestro sueño y también como un negocio”. 

Y agregó: “El contrato firmado con el municipio dice que tenemos que sacar toda la mampostería. Eso significa hoy trabajar sobre algo que el año que viene tenemos que eliminar. Es, como vulgarmente se dice, gastar pólvora en chimangos desde el punto de vista edilicio; pero, al mismo tiempo, se trata de algo sumamente necesario para no fallarle al turista”. 

En el transcurso de esta semana se intensificaron los trabajos de acondicionamiento del lugar. “Estamos sumamente focalizados en sumar servicios y mejorar la accesibilidad. Ya empezamos con la remodelación y adecuación del deck con las bajadas accesibles, que serán nuevas y adaptadas”, precisó. 

A su vez, sostuvo que “se sumarán y modificarán los sanitarios que teníamos. Habrá baños con aptitudes para discapacitados”. Sobre lo gastronómico, Fernández adelantó que el menú destinado a celíacos que se brindó la temporada anterior se ampliará, mientras anticipó que “tendremos establecidos los menú en carta en braille y en letras macro.     

“Vamos a llegar bien” 
A poco menos de un mes para el inicio oficial de la temporada, el titular de Borneo se mostró confiado que el parador estará en condiciones para el 7 de diciembre. “Más de quince personas estamos trabajando alrededor del parador. Creo que, salvo que tengamos muchos días de muy mal clima, vamos a llegar bien y operativos para los primeros días de diciembre”, expresó.