116 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 7°
Escasa nubosidad

Deportes

.

Sanguinetti, al podio

07|11|18 22:53 hs.

El último domingo se desarrolló la 29ª edición de los 42K de Mar del Plata, competencia atlética tradicional, que en esta oportunidad reunió a un total de 8500 competidores. Allí, el atleta local Ulises Sanguinetti se subió al podio ya que logró finalizar en el segundo lugar, mejorando incluso el tiempo realizado el año pasado. 


 El tresarroyense señaló que la carrera “fue pareja con el olímpico Luis Molina, con quien fuimos juntos hasta el kilómetro 31. Ahí, una puntada en el vaso me hizo bajar un poco el ritmo por unos kilómetros”. A pesar del dolor que le provocó bajar la intensidad en la competencia, Sanguinetti se mostró conforme con su tiempo de 2 horas 26 minutos 22 segundos, 2 minutos 42 segundos más veloz que el realizado el año pasado. 

 Molina en tanto, ganador del certamen, marcó 2h24m44s; en el tercer lugar se ubicó el marplatense Franco Núñez, quien paró el cronómetro en 2h34m04s. Entre las damas se impuso la representante local Sofía Luna, que debutando en la competencia, marcó 2h52m06s.   

Más tresarroyenses 
Además de Ulises Sanguinetti, un gran número de atletas locales participaron de este importante certamen marplatense, entre ellos, integrantes del grupo Correcaminos. 

 En los 21K, Matías Suárez logró ubicarse 15º en la categoría 30 a 34 años con un tiempo de 1h24m16s. 

 En 10K por su parte, Mariana Balmaceda hizo 46m13s, mejorando en 13 segundos su marca del año pasado y quedando 11º en la categoría 20 a 29 años. En la misma distancia compitió Camila Peralta, quien debutó con un tiempo de 53m59s, logrando el 34º lugar en la categoría 20 a 29 años. 

 También en 10K compitió César Quintana, que terminó el recorrido en 42m38s, mejorando su marca del año pasado en 1 minuto 39 segundos. Quintana logró ubicarse en el 12º lugar en la categoría 35 a 29 años.    

Agradecimientos 
Luego de la competencia, Ulises Sanguinetti le agradeció “a la Dirección de Deportes por el apoyo para viajar, a los sponsors, al entrenador, al masajista y al gimnasio Oxígeno” y manifestó que “después del abandono en los 42K hice un esfuerzo muy grande para tener revancha acá… quiero dedicárselo a mi hijo Ayrton que me fue a recibir llorando en Buenos Aires. Gracias a Dios salió una muy buena carrera”.