116 años junto a cada tresarroyense

ST 0. 0°

Policiales

Femicidio en Barrio Olimpo

No quiso retomar la relación y la mató después de almorzar

15|10|18 10:15 hs.

Un intento de recomposición de una pareja tresarroyense tuvo un desenlace fatal en la tarde de ayer, cuando una mujer de alrededor de 30 años fue asesinada por su ex pareja poco después del mediodía. La víctima fue identificada como Fabiana Suita, y por el hecho se entregó a las autoridades su ex pareja, Javier San Román, de 38 años. 


Según confiaron fuentes de la Estación de Policía de Tres Arroyos a LA VOZ DEL PUEBLO, el femicidio ocurrió alrededor de las 13, luego que San Román y Suita terminaran de almorzar, aparentemente después que el primero haya organizado el encuentro con intenciones de restablecer una relación rota tiempo atrás. 

De acuerdo a las primeras versiones, ante la negativa de Suita por regresar con San Román, éste habría tomado un cuchillo y se lo clavó en el tórax, provocándo fallecimiento de la mujer en su propia casa. 

Tras eso, el hombre se retiró de la vivienda ubicada en la calle Magallanes 1035, del barrio Olimpo, y luego de recorrer la ciudad un par de horas, alrededor de las 16, acudió a la seccional de la calle Pringles 66, donde luego de decir “me mandé una macana”, confesó el crimen de la mujer. 

Inmediatamente quedó detenido y se iniciaron actuaciones judiciales por “femicidio” a cargo de la UFI N°13, a cargo del doctor Facundo Lemble.

Sin antecedentes 
Tal como indicaron fuentes de la seccional tresarroyense, donde anoche no dejaban de llegar familiares y allegados a Suita para interiorizarse del caso y brindar alguna ampliación testimonial que engrose el expediente abierto en la Comisaría de la Mujer, no existían antecedentes de denuncias por violencia de género en la pareja e, incluso, en el mismo barrio, los vecinos se mostraron sorprendidos por la situación, ya que tampoco se conocían detalles de ese tipo de violencia.

“Nunca escuchamos nada de ellos. Y eso que vivieron toda la vida en el barrio”, dijo una sorprendida vecina mientras observaba el operativo llevado a cabo en la casa de altos de la calle Magallanes, donde la víctima residía con su madre y su hermano. 

Sin embargo, altas fuentes del caso indicaron que existen testimonios que dan cuenta de una personalidad “muy celosa” en San Román, “se dice que era una persona muy celosa. Seguramente ese carácter influyó en la decisión que tomó hoy (por ayer)”, comentó de manera extraoficial un vocero de la investigación. 

Para ganarse la vida, Suita había sido dueña de un mercadito de barrio ubicado sobre la avenida Ameghino, precisamente a unos metros del domicilio donde fue ultimada ayer, aunque hace pocas semanas había decidido cerrarlo.

En ese sentido, fuentes policiales que acudieron al lugar luego de la confesión de San Román, indicaron que en el garage de la propiedad tenía todavía algo de mercadería de ese negocio que la mujer comercializaba en forma particular.

Luego de conocerse la noticia, y por razones vinculadas con la seguridad del imputado, se dispuso que Javier San Román sea trasladado a una comisaría no especificada de la zona, donde permanecerá alojado al menos hasta hoy, cuando se presente ante el fiscal del caso para que se le tome declaración en el marco de lo dispuesto por el artículo 308 del Código Penal.