La Ciudad

Concejo Deliberante

Hepatitis B: esperan que Salud vacune a empleados municipales

15|10|18 10:06 hs.

Después de la experiencia generada en empresas de la ciudad a partir de un pedido de la Mesa Intersindical, desde el bloque de concejales del Frente para la Victoria/PJ pidieron –y fue aprobado en el Concejo Deliberante- que se tome igual medida con los empleados del municipio en sus diferentes áreas y se los vacune contra la hepatitis B. 


La inmunización es obligatoria para los adultos desde el año 2014 y fue incorporada al calendario para los recién nacidos en 2000, y con la propuesta generada por iniciativa de la concejala Mercedes Moreno la idea es que se pueda avanzar en el control de la enfermedad. 

A partir de su aprobación, resta que el área de salud del municipio implemente la modalidad para cumplir con la aplicación. “Es una propuesta concreta, acotada, puntual y fácil de cumplir, esperemos que se lleve a cabo”, dijo a LA VOZ DEL PUEBLO Moreno, en respuesta al concejal del Movimiento Vecinal, Guillermo Salim, quien en declaraciones a la prensa cuestionó que la oposición critique y no presente alternativas.

“Es una propuesta concreta, acotada, puntual y fácil de cumplir, esperemos que se lleve a cabo”, dijo a La Voz del Pueblo Moreno, sobre la inmunización para los trabajadores municipales


Pensiones no contributivas 
Moreno a todo esto manifestó su interés por un tema que viene trabajando desde el Consejo de Discapacidad, y según sostuvo se trata del “permanente avance del gobierno nacional sobre las personas con discapacidad”. 

Recordó que tras la suspensión brusca del cobro de pensiones, que luego se restituyó, ahora “hemos visto que hay una tendencia hacia un ajuste para las personas con discapacidad. Recortar el derecho en relación al cumplimiento de un decreto del año 97 que quedó caduco”. 


Mercedes Moreno, concejala del Frente para la Victoria/PJ


Según Moreno, en tiempos donde se ha redefinido y reevaluado las miradas sobre las personas con discapacidad, “por ejemplo el decreto del 97 habla discapacidad laborativa, otorga un porcentaje del 76 por ciento y la nueva mirada no habla de eso, sino de cómo hacer para incluir a la persona con discapacidad”.  

“Apenas un apoyo” 
La minusvalía se considera un problema de integración, de inclusión y de accesibilidad, pero según la concejala del interbloque del PJ, a una persona con ese tipo de condiciones “hay que darle todas las herramientas para que pueda integrarse y estar incluida en todo. Por ejemplo consideran que una persona con síndrome de Down tiene la posibilidad de trabajar igual que cualquier otra persona, eso podrá ser en algunos países, pero no en un uno con el 10 por ciento de desocupación, imaginate lo complicado que es conseguir trabajo para una persona con síndrome de Down. Y a una persona con un audífono, consideran que con el artefacto resolvió su discapacidad”, manifestó. 

“Hemos visto que hay una tendencia hacia un ajuste para las personas con discapacidad. Recortar el derecho en relación al cumplimiento de un decreto del año 97 que quedó caduco”, planteó Moreno.


En este marco ocurre que las personas que cobran la pensión con discapacidad deben recibir una notificación en la Anses, y en la sede local del organismo del Estado “no tienen información al respecto”, confió. Y según ha trascendido, la persona con discapacidad que reciba la notificación tiene 10 días hábiles para concurrir a la oficina de la Anses para hacer su descargo. 

Explicó la también médica que “desde el Estado Nacional evalúan respecto al parámetro de este decreto del 97 que la discapacidad sea laborativa, entonces se cuestionan todas las pensiones otorgadas a los menores de edad, que por ser menores no trabajan pero no dejan de ser una persona con discapacidad que necesitan la pensión para -por ejemplo- pagar los servicios de una maestra que los acompañe para avanzar en la escuela, o de un kinesiólogo, un fisioterapeuta, donde la pensión es apenas un apoyo para ayudar a sus familias”. 

“En un país serio uno pretende que haya un Ministerio de Salud de la Nación, de la Provincia y Secretaría de Salud de los municipios, donde todos funcionen coordinadamente”, remarcó la legisladora municipal.


Responsable de la salud 
Moreno también recogió el guante después que el concejal vecinalista, Guillermo Salim, dejara abierta la posibilidad de explicarle a la oposición quién es el responsable de la salud pública, una vez que el oficialismo recibiera críticas entre otras cosas porque la salud pública municipal demora cuatro meses en dar un turno para consultas ginecológicas y por no haber podido resolver en 23 años de gestión problemas reiterados en el ámbito local. 

Por un lado la legisladora municipal expresó que “no es un tema sencillo en un país donde no tenemos un Ministerio de Salud”. Señaló que el caso de la vacunación contra la hepatitis B fue una disposición del Ministerio que después de haber logrado disminuir los casos en lactantes y en niños -por la evaluación epidemiológica- decidió avanzar en otros sectores de la población como la adolescencia y la adultez. 

“Hay una autoridad que evalúa todo eso y lo ideal es que en un país serio uno pretende que haya un Ministerio de Salud de la Nación, de la Provincia y Secretaría de Salud de los municipios, donde todos funcionen coordinadamente”, remarcó. 

Y agregó que “cuando las tres instancias funcionan bien, uno ve que a nivel local las cosas están mejor, y cuando no, emergen las situaciones en los municipios, como con la falta de medicamentos en los CAPS”. 

Moreno cuestionó al municipio por cómo administra los recursos en salud. “No es efectivo para nada en el uso de los fondos, y eso lo hemos cuestionado en cada rendición de cuentas y en cada presupuesto”, afirmó.


“Presupuesto muy grande” 
Pero Moreno también fue crítica con el municipio al considerar cómo administra los recursos en salud. “No es efectivo para nada en el uso de los fondos, y eso lo hemos cuestionado en cada rendición de cuentas y en cada presupuesto”, afirmó. 

Apoyó su afirmación en que el gobierno municipal “tiene un presupuesto muy grande en Salud y los resultados no son positivos”. Como ejemplo indicó “las grandes falencias que desde hace meses” vienen haciendo notar en la atención de la salud mental que no tiene área específica ni presupuesto. 

“Son gestiones que llevan muchos años que no dieron respuestas a ese tipo de cosas, como la demora para la entrega de tunos en el hospital”. Afirmó Moreno que “la falencia del municipio está en una planificación en relación a los recursos que tiene”.