116 años junto a cada tresarroyense

ST 7. 6°
Cielo cubierto

La Ciudad

Dama Browniana

“El corazón grande” de Agustina Seoane

13|10|18 14:07 hs.

Agustina Seoane recibió anoche el reconocimiento de “Dama Browniana”, en un acto que se llevó a cabo en la sala Ismael Jaka del Museo Mulazzi. La directora del Centro de Día Caminemos Juntos subrayó que este premio “me exhorta a multiplicar los esfuerzos, la responsabilidad y el compromiso”, agradeció los valores que le inculcó su madre y dijo que “los pongo a prueba diariamente en todas mis acciones”. 

La distinción fue otorgada por la filial local del Instituto Nacional Browniano, cuyo presidente Oscar Cipulli destacó la tarea que lleva adelante Agustina Seoane. Intervino luego de que pronunciara unas palabras Carlos Arenzana, integrante de la entidad que realizó la apertura del acto. 

Asistieron al encuentro representantes de la Armada Argentina; la Asociación Sanmartiniana; autoridades de la Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado; así como miembros de Caminemos Juntos; familiares de su directora, entre otros. 

Entre otras apreciaciones, Cipulli explicó que el Instituto “está dedicado a proyectar, estudiar e investigar la vida del almirante Guillermo Brown. De origen irlandés, llegó en época de actitud independentista de nuestra nación, no dudó en nacionalizarse argentino y defender nuestra patria desde el mar, que en ese momento no había quien lo hiciera”. 

Hizo referencia a las “actividades culturales, sociales, encuentros sobre educación y la organización de charlas”. “Es admirable porque el segmento con el que trabaja Agustina exige tolerancia, un corazón grande y no dudamos que lo tiene”, destacó. Además indicó que próximamente Caminemos Juntos se convertirá en hogar con centro de día y expresó que “para nosotros es un orgullo poder entregarle este premio”. 

 Cambios 
Tras una introducción en la que enumeró quienes estaban presentes, Agustina Seoane compartió un mensaje que es muy interesante y transcribimos a continuación: 

“Es para mí un gran honor recibir la distinción medalla al mérito browniano por dos motivos fundamentales: uno de ellos por el valor histórico, patriótico, que representa la institución que me lo otorga, abocada a investigar, divulgar y concientizar, respecto a la vida y obra de nuestro máximo héroe naval y fundador de la Armada Argentina, el almirante Guillermo Brown. 

“El segundo, por el significado en sí que encierra este reconocimiento. Resaltar el espíritu y los valores brownianos. Hemos estudiado la valiosa contribución del padre de la patria en el mar a la independencia nacional, pero nunca me había detenido a estudiar al hombre que está detrás del bronce. Un hombre de nacionalidad irlandesa que vivió en tiempos difíciles, de intolerancia religiosa, ambiciones imperiales, procesos de independencia y conformación de estados que mantuvo al mundo en guerra. 

“Un hombre valeroso, honrado y firme en sus convicciones. Supo demostrar templanza ante situaciones difíciles, piedad frente al vencido y superación ante la adversidad. Profesó una voluntad inquebrantable de lucha por la independencia de nuestro suelo, que tomó como propio y fue la patria de sus hijos. Defendió la libertad del pueblo y puso a disposición su vida para alejarlo de la opresión y las injusticias 

“‘Mi vida es vuestra y rendirla por el honor de mi país es mi primer deber’, escribe en 1826 quien estaba dispuesto a morir por el pabellón de su patria adoptiva en ocasión de la guerra con el Brasil, cuando con cuatro barcos va a enfrentar la flota brasileña de 31 navíos. “Así movido por esta motivación tomó las armas una y otra vez en nombre de estos ideales. 

“He aquí donde radica mi orgullo al recibir esta distinción, la cual agradezco y valoro profundamente. Pero se sabe, se trata de un reconocimiento que para estar a su altura me exhorta a multiplicar los esfuerzos, la responsabilidad y el compromiso en la tarea que desempeño en pos de lograr cambios positivos y significativos en la vida de quienes me rodean. 

“Me considero una persona afortunada. Porque tengo la posibilidad de trabajar en lo que me apasiona y lo hago en una entidad que siempre me ha ofrecido respeto, apoyo, confianza y me ha respaldado en el ejercicio de mi función jerárquica. 

“A su vez cuento con un equipo de trabajo sumamente competente que me sostiene e impulsa a conquistar nuevos desafíos en la tarea de mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes. A mis compañeros les debo el estar hoy aquí, me siento muy agradecida y orgullosa por todo lo bueno que hemos alcanzado juntos. 

“Agradezco también a mi familia y en especial a mi mamá, quien ha sido una fuente de inspiración en mi vida profesional y me ha proporcionado una educación en valores, los cuales pongo a prueba diariamente en todas mis acciones. 

“Para finalizar quisiera mencionar una cita del almirante Guillermo Brown: ‘El honor nacional requiere un esfuerzo’, escribió en el parte de la toma de la Colonia. Humildemente considero que su vida, su obra y su legado nos enseña que un hombre de carne y hueso como cualquiera de nosotros puede lograr hazañas inimaginables con esfuerzo, compromiso y decisión”. 

Te interesaría leer