116 años junto a cada tresarroyense

ST 21. 5°
Despejado

La Ciudad

Día del Martillero

El que apuesta a los inmuebles, gana

11|10|18 10:43 hs.

En julio se cumplieron 20 años de la matriculación de Mario Re como martillero y corredor público, mientras que en febrero de 2019 se cumplirán dos décadas desde que abrió su inmobiliaria. “Es un buen tiempo como para frenar y hacer un balance. Y me da positivo, estoy muy satisfecho con la profesión”, dice.


- ¿Cómo arrancaste? 
- Empecé porque me impulsó mi hermano, Hugo, que es dos años mayor que yo. Estudiamos en 1992, hicimos el curso de martillero en Necochea y tuvimos que rendir en los juzgados de Lomas de Zamora. Lo curioso es que yo nunca pensé que iba a trabajar de esto, y finalmente me terminé dedicando, y él que fue quien me hizo estudiar, nunca ejerció.

- Pero pasaron varios años hasta que empezaste a ejercer. 
- Sí, hasta 1998 seguí trabajando en todo lo relacionado a los medios audiovisuales. Hasta que quise darle un cambio rotundo a mi vida. Y decidí abrir la inmobiliaria.  

- ¿Ha cambiado mucho la actividad desde que empezaste hasta hoy? 
- Han cambiado las formas de cómo la gente accede a vos. Hoy la información corre por muchos lados, por internet, en distintas las publicaciones, en los avisos… La comunicación cambió, hoy es todo a partir del celular, y el teléfono fijo casi no se usa. 


Mario abrió su inmobiliaria en febrero de 1999 en Lavalle 155. En abril de 2017 se mudó a su ubicación actual, justo en frente


- ¿Te costó adaptarte? 
- Fue una evolución natural y por allí más práctica. Siento más esto en una forma de hacerlo personalizado. Si esta actividad la tomás como algo masivo, de tener un gran stock en la estantería, por ahí terminás no haciendo tan bien el desarrollo de lo que cada persona necesita. Son sus necesidades, sus objetivos, entonces me parece que si ponés mucho en la góndola terminás no atendiendo bien a nadie. Yo propongo una atención más directa, un asesoramiento más personalizado. 

- ¿Cómo fue la evolución del mercado de los inmuebles en estas dos décadas?
- Los inmuebles siguen siendo la mejor moneda de ahorro. Superan toda época económica, se adaptan a cada momento. Siempre hablando de ahorros, no comparándolos con medios de explotación. En estos últimos 20 años los inmuebles hasta aumentaron en dólares, entonces, pasa a ser la mejor moneda de ahorro que una persona puede tener. Con los inmuebles mantenés el poder adquisitivo, actualizás tu dinero y tenés la seguridad que “está ahí”. Y nunca vi en estos 20 años a nadie perder por apostar a los inmuebles.  

- Eso para el que tiene capacidad de ahorro, ¿qué panorama tiene el que quiere comprar su primera casa? 
- Eso va más de la mano y es más dependiente de las líneas de crédito. Tiene que haber siempre créditos muy razonables y accesibles para que una persona los pueda tomar. Hoy no están.  

- Hace varias décadas era factible llegar a la vivienda.
- Ocurre que cambió la relación que existía antiguamente. Hay una cuenta que se sacaba que indicaba que para acceder a una casa se necesitaban 23 sueldos de un empelado de comercio. En este momento son 120 o 130… Esa variable cambio en el mundo, no sólo acá. Un joven que quiere comprar o hacer su primera casa como lo hicieron sus abuelos o sus padres, que accedían a la propiedad con un tiempo de ahorro relativamente corto y con un esfuerzo lógico, hoy no puede. Está necesitando una línea de crédito que le haga dar el paso. Algo que ahora no existe.