La Región

Tras más de 20 años de espera

Indio Rico tiene cloacas y más agua

02|10|18 11:08 hs.

Finalmente se concretó la transferencia formal de dos obras que marcan un hito histórico para la comunidad de Indio Rico, como son la ejecución del sistema de desagües cloacales y la optimización del servicio de agua potable, por parte de la Dirección Provincial de Agua y Cloaca (Dipac) al municipio de Coronel Pringles. 


El intendente de Coronel Pringles, Carlos Berterret, y el ingeniero Martín Heinrich, respondable del Dipac, firmaron las actas donde quedó de manifiesto la toma de posesión de las obras terminadas y en condiciones de prestar servicio. En principio se efectuó una recorrida por las obras. 


El intendente de Coronel Pringles, Carlos Berterret, y el ingeniero Martín Heinrich, respondable de la Dipac, firmaron el traspaso de las obras


El Intendente Berterret estuvo acompañado por varios colaboradores, por caso Luis Di Croce, delegado municipal de Indio Rico; Diego Pelegrinelli, secretario Técnico; Darío Christensen, jefe de Gabinete; Oscar Rossi, director de Producción y Karina Orrio, directora de Obras, Infraestructura y Servicios Públicos. 

También participaron integrantes de la Cooperativa Eléctrica de la localidad, el responsable de la empresa constructora, Pablo Romero, y vecinos que se acercaron a compartir tan importante acontecimiento. 


Funcionarios municipales, provinciales y personal que cumple tareas en los servicios


Posteriormente y en la sede de la delegación municipal, se firmaron las actas y se mantuvo una reunión de trabajo para avanzar en la puesta en marcha de estas mejoras.

Un poco de historia 
La obra de desagües cloacales había comenzado 12 de enero de 2017, siendo un avance que llevaba más de 20 años de espera. El fruto de las intensas gestiones realizadas, ante el por entonces llamado Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento Rural (Spar), y que comenzaron recién iniciado su mandato el intendente Carlos Berterret en diciembre de 2015, están hoy a la vista de los vecinos de Indio Rico. 



Técnicamente se trata de una obra de más de 36 millones de pesos, que comprendió los 14 mil metros lineales de zanjeo para que toda la localidad pueda tener el servicio. A eso hay que agregarle la planta de impulsión y la planta de tratamiento de líquidos cloacales. 

La misma fue financiada en la mayor parte por el Estado provincial y, en otra menor, por cada contribuyente en cuotas durante varios años. Más allá de la comodidad que generará para cada vecino, se trata esencialmente de una mejora en la salubridad de toda la comunidad. Por su parte la optimización del servicio de agua potable fue iniciada posteriormente. 

En mayo de 2017 se realizó la apertura de sobres de la licitación que dio por ganadora a la misma empresa que estaba realizando los desagües cloacales, Pablo Romero Construcciones, e implicó una inversión de casi 3 millones y medio de pesos.