La Ciudad

El caso Reta

Perjuicios causados por la política de loteo municipal

22|09|18 09:25 hs.

El uso político que hizo el gobierno municipal vecinalista de la mayoría propia, sumado a que no se ha conocido el destino de cada peso recaudado con la venta de lotes públicos, hoy se le vuelve en contra con una comunidad que ha reaccionado en contra de la reubicación del camping municipal Martín Reta, y también contra la posibilidad de un nuevo loteo de tierra pública donada, en el pasado. 


El ex concejal radical, Raúl Alí, analizó la situación que llevó a que la ordenanza 6404 votada el 18 de diciembre de 2012 fuera sancionada sólo con el voto vecinalista. 

“En ese momento había un doble motivo para decir que no. Uno, que las tierras que se lotearon tenían cargo y otro -lo mismo que dije en aquella sesión- no constaba en ningún lado la entrega efectiva del dinero que estaban poniendo y fue imposible seguir el uso del mismo, algo que no consta se haya puesto -como se dijo- todo en el Hospitalito”. 


Raúl Alí, ex concejal de la UCR


“Ahora sigo pensando lo mismo y con más fuerza. Más ahora que la gente de Reta manifiesta no estar de acuerdo con el traslado del camping, haya o no loteo y si se diera esto último, más resistencia habrá todavía”, dijo Raúl Alí.


Asimismo agregó que “por más que Salim haya desmentido en aquel momento que se estaba usando la plata para Rentas Generales o lo haga ahora también, todo el dinero producido por los loteos no fue como dijeron totalmente a la construcción del Hospitalito o a los destinos que prometieron”. 

Alí consideró que “parecía que todo pasaba desapercibido y siempre nos atacaron diciendo que hacíamos ‘politiquería barata’ y con el pretexto que lo que se sacara de los loteos volvería a Reta o a otras localidades, se metían en el bolsillo a las comunidades y después hacían lo que querían, liquidaban terrenos y todo lo que podían”, aseveró.

Con apuro 
El manejo de los tiempos parece que es una constante del gobierno municipal, según pasan los años. “La mayoría de los proyectos los mandaban a último momento, primero porque tenían mayoría automática y segundo porque los podían poner en el orden del día un rato antes de realizar la comisión legislativa antes de la sesión porque igual iba a salir aprobado”, explicó Alí. 

Respecto a su posición actual ante la posibilidad que se loteen terrenos con cargo de la localidad de Reta, el ex concejal Raúl Alí dijo “ahora sigo pensando lo mismo y con más fuerza. Más ahora que la gente de Reta manifiesta no estar de acuerdo con el traslado del camping, haya o no loteo y si se diera esto último, más resistencia habrá todavía”.

Asimismo criticó al Poder Ejecutivo al entender que “en este momento en lugar de pensar en hacer un camping nuevo deberían pensar en hacer otra prórroga porque no hay tiempos de licitar. Pero de todos modos, cambiarlo de lugar es un disparate a esta altura y con los gastos que sugiere, por ejemplo llevar la electricidad al nuevo lugar donde se pretende instalar. Incluso podría haber algún conflicto con El Pinar que ya está concesionado con la idea de los autoportantes. Concesión que tampoco se controló si se cumplió con el pliego y los compromisos asumidos en aquel momento”, finalizó. 

“Nunca estuvimos de acuerdo” 
De la ordenanza sancionada en el 2012 el ex concejal del FpV/PJ Martín Garate expresó que “los famosos terrenos que el vecinalismo loteo tanto en Claromecó como en Reta -siempre con la excusa de dar un porcentaje a las localidades- los vendían, los ponían a remate y me opuse a eso porque nuestro pensamiento siempre fue estar en contra de que el patrimonio municipal se vendiera para Rentas Generales porque nunca se supo cómo lo disponían”, dijo al fundamentar su postura cuando el bloque del Movimiento Vecinal votó -en soledad pero con la mayoría propia- la desafectación de terrenos que estaban destinados para la construcción de una escuela.


Martín Garate, ex concejal del FpV/PJ


“Los concejales vecinalistas subían un expediente y no se discutía, no se pedían los informes y después lo votaban ellos. Tendrían que hacerse cargo y responsables de la que se han mandado”, expresó Martín Garate


“Además -agregó el ex concejal- la plata ingresaba y no se sabía a dónde iba, pero lograron la aprobación de la ordenanza porque tenían mayoría automática”, y recordó que “el expediente del loteo en Reta salió apurado y por eso no se pidió la escritura. Los concejales vecinalistas tenían mayoría también en las comisiones como para despachar un expediente sin la firma de la oposición. Este en particular tuvo consecuencias posteriores porque nadie pudo ver que los terrenos que se iban a desafectar dejarían a Reta sin un espacio físico municipal para la construcción de una escuela”. 

El ex concejal recordó que otro ex edil, Mario Pola, comenzó a ocuparse del tema y antes de finalizar su mandato dejó expresamente el pedido que se siguiera con la cuestión para lograr la construcción de la escuela secundaria nueva y así solucionar el problema estructural del actual edificio. “Los concejales vecinalistas subían un expediente y no se discutía, no se pedían los informes y después lo votaban ellos. Tendrían que hacerse cargo y responsables de la que se han mandado”.  

“Una ilegalidad” 
Mario Pola, fue mencionado como quien desentrañó lo que había ocurrido con la venta de lotes que tenían cargo. Las crónicas del momento en el que salió a la luz la situación descripta dan cuenta que el ex concejal del FpV-PJ tenía una posición firme -que incluso compartía con el ex presidente del Concejo Deliberante, Luis Aramberri- respecto a lo que debía hacer la Municipalidad para subsanar lo que consideró una “ilegalidad”. 


Mario Pola, ex concejal del FpV/PJ


El ex concejal Mario Pola tenía una posición firme -que incluso compartía con el ex presidente del Concejo Deliberante, Luis Aramberri- respecto a lo que debía hacer la Municipalidad para subsanar lo que consideró una “ilegalidad”.


Por esto manifestó públicamente que a cambio de desafectar los lotes que eran para la escuela, deberían poner a disposición de la Dirección de Escuelas -mediante una donación- un terreno de similares características del que se loteó y vendió, según Pola, “ilegalmente”. Consultado por su posición actual el ex concejal dijo que “esta salida es la mejor opción para no perjudicar a quienes compraron de buena fe y que no podían conocer la imposición de un cargo a dichos terrenos”. 

Asimismo recordó que “el intendente ya tiene una ordenanza vigente que le permite realizar la donación, que fue impulsada por los concejales del FpV-PJ que nos sucedieron. Si lo hace será la única manera de demostrar que el municipio incurrió en un error y que no vendió sabiendo que no lo podía hacer”.