116 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 9°
Lluvia moderada

La Ciudad

El destino de los terrenos

Reta: Un loteo y una escuela

10|09|18 10:07 hs.

Martín Reta donó tierras a la Municipalidad de Tres Arroyos con “cargo”, es decir, que explícitamente dejó constancia en la escritura del 07/06/1930 el destino que quería darle a cada una de las parcelas. El documento se firmó en la Escribanía Mayor de Gobierno, bajo la inscripción Nº 44573-108; folio 433 del año 1930, Tomo 2. 


El ex concejal del Frente para la Victoria, Mario Pola, le pidió por entonces al Poder Ejecutivo una copia de la escritura original que ingresó al Concejo Deliberante con el siguiente número de expediente 4870-H-2013. La solicitud se hizo para poder solucionar donde emplazar la Escuela Secundaria Nº5.


Imagen de archivo del loteo realizado en 2013


Otro destino 
Pero la lectura del antiguo documento reveló que los loteos realizados unos años antes tenían otro destino, bien especificado en la vieja escritura. 

El “descubrimiento” alcanza también a otra cuestión, porque en las cédulas de catastro figuraban los terrenos loteados como destinados para la escuela. Es así que los concejales supieron que se había loteado en Reta una serie de terrenos, de manera irregular. 

Es por eso que trataron de enmendar lo correspondiente a la parcela en la que debía estar ubicada la escuela, que justamente era, según la escritura y la voluntad de Martín Reta, en los terrenos que la Municipalidad había vendido.  

Un particular reclama 
La irregularidad fue tal que no sólo vendieron los lotes destinados para la escuela, sino que según informes solicitados al jefe de Catastro los terrenos contaban con todos los servicios, cuando en realidad no los tenía. La información trasciende cuando apareció una de las compradoras que quería edificar y reclamaba el servicio eléctrico. 

Las fuentes consultadas por LA VOZ DEL PUEBLO manifestaron que la profesora de geografía de la Universidad de La Plata, María Liliana Mormeneo fue quien realizó el reclamo mencionado al Municipio y ante esta situación se hizo cargo de gestionar la luz y además los gastos generados. 

Pero, ¿los compradores pudieron escriturar lotes que estaban con cargo? La respuesta es, sí. Porque el Concejo Deliberante desafectó la parcela que en la escritura figuraba con cargo para una escuela, argumentando que la institución ya estaba emplazada en otro sector, y no previendo que unos años después -ante la necesidad de arreglos estructurales- el ex concejal Mario Pola buscaría la escritura para afirmar que se habían vendido terrenos con destino. 


Vista satelital de la ubicación del camping municipal Martín Reta


La ordenanza 
El loteo se realizó unos meses después de la sanción de la ordenanza 6404 -del 18 de diciembre del 2012-. La misma dispone que se desafecten del uso público los inmuebles en la localidad de Reta, cuyos datos catastrales son: Circunscripción XII – Sección B – Manzana 97 – Parcela 6 – Partida 39.398; y Circunscripción XII – Sección G – Manzana 4 – Parcelas 1, 2, 3, 13, 14, 15, 16 y 17 – Partidas 37.084, 37.085, 37.086, 37.096, 37.097, 37.098, 37.099 y 37.100. 

Además autoriza al Ejecutivo a realizar la subdivisión a través del Departamento de Catastro, del inmueble cuya Nomenclatura Catastral es: Circunscripción XII – Sección B – Manzana 97 – Parcela 6 – Partida Nº 39.398, en un todo de acuerdo al plano proyecto adjunto a fs. 2 en el expediente municipal Nº 4661 – I – 2012, para generar Seis (6) parcelas que se someterán a la venta. 

Y autoriza, asimismo al Ejecutivo a vender los inmuebles descriptos de uso público. La partida 40155, es en la que se encuentra actualmente el camping y en la que está emplazada la escuela, que tiene cargo como espacio verde y de uso público. La manzana 97, Sección B es la que vendieron y estaba destinada a la institución educativa. 

Se supo 
Hubo un proyecto de loteo en Dunamar de tierras cercanas al camping que también tendrían como destino ser utilizadas como parque. El Médano 40 no escapó a los planes municipales para seguir con la dinámica de los loteos. 

En febrero de 2014 el presidente de la Autoridad del Agua (ADA) Daniel Coroli recibió al intendente Carlos Sánchez que solicitó la realización de un estudio de línea de la ribera para un loteo que emprendería el municipio.

En septiembre del mismo año el secretario de Gobierno, Hugo Fernández, con el arquitecto Mario Izurieta y funcionarios bonaerenses de la Autoridad del Agua, tomaron mediciones en el balneario para fijar la línea de ribera con el fin de realizar las subdivisiones correspondientes para un futuro loteo. 

El loteo de los terrenos donde se encuentra el camping Martín Reta pudo haberse encuadrado en la misma lógica. Pero la repercusión pública, la reacción de turistas en las redes sociales, las firmas que se juntaron vía Change.org y la necesidad de conseguir socios políticos por parte del gobierno municipal –ya sin la mayoría propia en el Legislativo- para votar la desafectación de estos terrenos, pudieron haber frenado esas intenciones.