116 años junto a cada tresarroyense

ST 18. 6°
Cielo cubierto

Sociales

Se exhibe en el Mulazzi

“Pertenencias”, un recorrido por las imágenes y colores de Gigena Seeber

09|09|18 19:57 hs.

“Pertenencias”, la muestra que se exhibe en el Museo Mulazzi de Carlos Gigena Seeber es una serie, la continuidad de “Transformaciones” y “Objetos visuales”, ambas expuestas en muestras individuales y colectivas en diferentes espacios de arte de nuestro país y el exterior. 


En ella, Gigena Seeber propone un arraigo cromático al registro de los objetos que van apareciendo en el devenir de su vida. 

Como dice Roberto Martín Kletzel, “Gigena Seeber es el creador de su propia historia. A partir de pequeños objetos, algunos comprados, otros de sus afectos personales y otros hallados en la calle. En ellos aplica sus conocimientos en fotografía creando una parte de la imagen. La otra surge de su forma de plasmarla a través de una paleta de colores que son de su propia creación. Carlos es fundamentalmente coleccionista de pequeños objetos, como te decía antes, estos se transforman en parte de sus obras a las que los colores que las rodea no denotan para nada su edad cronológica. El trabaja con procesos fotográficos y de computación ya que las imágenes las transpola a la tela de esta manera”. 

Para Miguel Angel Giovanetti, “en el desarrollo de ‘Pertenencias’, igual que en sus obras anteriores, la técnica es pintura acrílica sobre tela, ya que Carlos es esencialmente pintor y colorista, pero en esta serie compuesta por obras de formato mediano y grande, el color y la composición forman una unidad en la cual los objetos-símbolos se entremezclan con motivos vegetales y ornamentales que aluden a diseños de tapicerías imaginarias, tomando como referencia patrones decorativos de antiguas culturas”. 

El registro de autor pone sello a una producción que habla de la historia de su creador y cuenta desde el foco que habilita el registro de la autoría. Finalmente Roberto Martín Kletzel señala que “como todo esto, Carlos lo pinta con mucha emoción porque cada objetito tiene su propia historia para él. Se supone que estas pinturas deberían transmitir un sentimiento que es el objeto encontrado, el objeto querido, el objeto transformado. Pero él, para mi, termina siendo como un músico: con el objeto encontrado, sumado a los tapices que él utiliza para los ornamentos, compone una pieza visual”. 

“Pertenencias” es eso, un recorrido por imágenes y colores que despiertan en cada uno de los observadores una sensación diferente, una forma de ver arte desde las pequeñas formas transformadas a través de colores que movilizan el inconsciente.