116 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 9°
Lluvia moderada

La Ciudad

La venta "está planchada"

Hay incertidumbre y optimismo en el sector inmobiliario

07|09|18 09:40 hs.

Tras la última devaluación, agentes inmobiliarios de Tres Arroyos efectuaron un diagnóstico centrado en cómo impacta en el sector el actual escenario económico que atraviesa el país. 


En este sentido, referentes de dicho ámbito fueron consultados por este diario y coincidieron en mencionar que “el mercado viene planchado” desde hace un tiempo y en cuanto a operaciones inmobiliarias, más allá del vigente panorama registrado en Argentina. 

Los operadores, y de acuerdo al actual contexto, celebraron que hasta el momento no se hayan registrado atrasados en el cobro de alquileres. No obstante, dijeron que se observa “un mayor” esfuerzo de los inquilinos a la hora de juntar el dinero para abonar la renta de cada mes. 


Martín Pérez Roo


“A lo largo del año se frenó lo que son operaciones. Veníamos con una inercia muy buena de 2017 por los créditos, pero a principios de este año la actividad mermó”, indicó Martín Pérez Roo, de Gestión Inmobiliaria. El martillero, matrícula provincial 1662, argumentó que una de las causales de la mencionada merma fue “la mala cosecha de soja. No llovió cuando tenía que llover; y llovió cuando los productores tenían que recolectar”. 

Entre sus apreciaciones, dijo que en el último tiempo “hubo gente que demoró” la concreción de operaciones. “Estimo que los valores de las propiedades tienen que bajar, hablando de dólares, un 20 por ciento. Hoy en día, se ven demoras en la realización de nuevas operaciones. El que tiene los dólares espera y especula. Y como tiene que salir a comprar una propiedad se frena”. 

Pérez Roo dejó bien claro que el nivel de operaciones de este año no se asemeja en nada al registrado en 2017 para esta misma fecha. “Se ha vendido algún terreno o alguna propiedad aislada. Es lo que tomo como referencia en lo que es mi inmobiliaria y lo que hablamos con los colegas”, consideró. “En términos generales, a todos nos pasa más o menos lo mismo. Alguno hará dos o tres operaciones y otros no harán ninguna. Pero, más o menos, la situación es igual a la de todos”, remarcó. 


La venta de casas, departamentos e inmuebles “está planchada”, afirmaron desde el sector inmobiliario. De todas formas, hay optimismo


En materia de alquileres, el martillero dejó en claro que también observó una merma a la hora de nuevos contratos. “Ha bajado la cantidad de alquileres. No se hacen o la gente directamente renueva y queda donde está”, sostuvo Pérez Roo. En tanto, le agradeció a Dios por no registrarse atrasos “en los pagos de alquileres”. 

Al respecto, dijo: “Cuando hay líos con la economía, la gente se empieza a atrasar en el pago”. Y agregó: “Creo que el valor de las propiedades tendrían que bajar un 20 por ciento. Esto es una especie de onda que se hace cuando se tira una piedra al agua; hasta que se calme y estabilice, va pasar un tiempo”. 

Desde su punto de vista, el optimismo quedó a un costado de cara al corto plazo. “El panorama no es el más alentador. Desde hace unos meses acepté que hay que hacer la plancha hasta enero y adaptarse al escenario. Si te desesperas, no se llega a nada”, señaló.

“Es la misma visión” 
El martillero Pablo Borelli también fue consultado al respecto. “La visión es la misma que, más o menos, se da en todas las inmobiliarias. En la parte de compra venta, cuando hay variaciones con el tema del dólar, uno se queda quieto para ver qué puede ocurrir. Se dan especulaciones”, afirmó. 


Pablo Borelli


En ese sentido, sostuvo que “se está viendo cómo se plantea el panorama. Si los valores suben o bajan. Por lo que se ve, todos se posicionan en base a la moneda extranjera”. A su vez, dijo que la falta de líneas de créditos juega le juega en contra al mercado inmobiliario. “La situación económica del país no permite que se haga una liberación de créditos. Los que hay son con una tasa de interés muy alta. Son imposibles de pagar”, analizó.

Entre sus apreciaciones, dejó en claro que el precio del dólar en el último tiempo experimentó “un salto muy grande”, lo cual provocó que “no se hayan efectuado operaciones inmobiliarias”. 

“Pasamos de un dólar que estaba a 22 pesos a uno de 40. Y no se sabe hacia dónde va a parar”, subrayó el martillero. Ante ese panorama, y como aspecto positivo, destacó que “no hay mora” en el pago de los alquileres. 

No obstante, y al igual que Pérez Roo, resaltó: “Tenemos gente que cumple, pero se ve que le cuesta. No es que le sobra. También hay que tener en cuenta que hoy en día un alquiler sale más caro que un servicio”. 

Por último, Borelli no se animó a trazar perspectiva con vistas al corto y mediano plazo. “Se ve mucha intención pero no hay una situación muy clara. Sólo espero que todo esto se solucione”, señaló.