116 años junto a cada tresarroyense

ST 17. 2°
Lluvia ligera

Sociales

.

El vino y el arte se mezclan en la Sociedad Francesa

31|08|18 10:38 hs.

Leandro Fernández expresa sus sentimientos para con el vino y el arte. Junto a sus padres llevan adelante esta empresa familiar con la vinoteca El Buen Vino. 


Esta noche será una de ellas ya que Expo Arte y Vino, desde las 20 y en los altos de la Sociedad Francesa esperan al público. 

Por ello es que Leandro es sincero al decir que “esto de darle una difusión es más que pensado. Un evento de estas características si le das amplia difusión no hay espacio que alcance. Imaginate que cuando vi el lugar que se dispone en la Sociedad Francesa, es para 100 a 120 personas no más. A mí me interesa mucho esto de que con motivo que cumplimos en la vinoteca los treinta años lo hagamos así, con pequeños eventos. A mí esto de celebrar no deja de ser una satisfacción personal y no me gusta esto de no poder cumplir con toda la gente”. 

Festejo 
Lo de los treinta años de la vinoteca El Buen Vino es un motivo más que suficiente para celebrar, por esto aclara Leandro “lo de hacer la Expo Vino grande es algo que me complica… mucho tiempo; por esto me decidí por eventos más chicos. Ya hice uno, este es el segundo para 100 a 150 personas y la idea es para fin de año hacer otro. Buscando con ello reducir la cantidad de gente y hacerlo más intimista. Con esto se puede levantar la calidad y tipos de vinos a elegir; esto es así tratar, de que quien vaya lo haga por el vino y no por el evento social”. 

La Expo Vino no dejaba de ser un gran evento social, la que llegó a congregar 1200 personas que degustaron diferentes variantes de vinos. Por ello ”busqué darle una vuelta diferente y mezclar al vino con el arte. En esta oprtunidad va a ser con Gonzalo Duport, quien va a estar pintando un par de ventanales en vivo. Además de intervenir los copones de cristal que vamos a entregar a cada uno de los participantes del evento”.   

La cita de hoy 
Esto de que cada uno se lleve una copa intervenida sirve también para que se pueda entender la relación entre arte y vino, algo que a través de todos los tiempos siempre se ha dado. “Está muy ligado porque el vino es arte, siempre lo trato de unir porque en cada uno de los eventos que he realizado simper alguna expresión artística, de música o de pintura. Porque está muy relacionado, el vino como es algo vivo. Realmente los énologos que hacen el vino son artistas, hay una alquimia que desarrollan que es todo un arte. Más allá de la relación que tiene cualquier artista con el vino como modo de inspiración”. 

El vino tiene su veta de entretenimiento, invita a la charla, por esto es que “siempre insistí con llevarlo de dos maneras: una popularizarlo, por esto hicimos durante cinco años la Expo Vinos en la Rural y la otra -que es la que me estoy metiendo ahora-, es la ligada al arte que es la que permita que la gente se desinhiba. Que se anime a interacturar con el artista, va a estar Gonzalo Duport pintando sobre unas ventanas de vidrio como para que vos veas cómo lo hace y el que sea sobre el vidrio permite verlo de dos perspectivas diferentes. Hemos participado en eventos en el Mubata, en el Teatro Municipal, siempre relacionado con la música. Ahora estoy yendo por los pintores. Me gusta, lo de fin de año no sé si lo haremos con música o con pintura pero seguro que una de las dos va a estar”, señala entusiasmado con la idea. 

“Hace treinta años mi viejo arrancó vendiendo damajuanas de vino. Hoy si bien eso lo seguimos manteniendo también nos relacionamos con las muestras, las catas. Esto de hacer este año pequeñas cosas es como para que cuando cumplamos los 50, ponele, podamos ver estas fotos y decir qué estábamos haciendo en aquel tiempo”.  

Relación 
La de esta noche será una oportunidad para ello “para a través del vino vincularse. Como pasa cada vez que cada uno de nuestros clientes llega al negocio. Nosotros no descuidamos al cliente, al de la damajuana que fue el inicio y sigue siendo nuestro nicho, pero también a través de él llegamos a esto de los vinos de alta gama como hoy ocurre en el negocio”, 

Esta noche será una oportunidad de reencontrarse con esto, con la posibilidad de que sea una noche “diferente”. Las entradas, a un valor de 250 pesos, se podrán adquirir en la puerta de la Sociedad Francesa -1017 Nº 72, planta alta-. Allí se podrán degustar unos cincuenta vinos entre tintos, blancos, rosados y espumantes. 

“Yo siempre sugiero que antes de arrancar a tomar, den una vuelta por las mesas donde están expuestos los vinos y se hagan un mapita de los 10 que más les interesa. El elegir cinco vinos de los que puedo consumir y otros cinco que por precio no. Pero también para entender el porqué valen más caro, además va a estar presente Panadería Francesa con unas baguettes para que puedan acompañar”, señala Leandro Fernández en el final.