116 años junto a cada tresarroyense

ST 16. 6°
Despejado

Desde la Redacción

Desde la Redacción

¿Gesto solidario o tribunero?

29|08|18 11:42 hs.

Al “gesto” pedido por el intendente Carlos Sánchez, y el jefe de Gabinete, Hugo Fernández; de congelar los salarios de los funcionarios políticos hasta fin de año, sin acceder al aumento del 7 por ciento, recientemente acordado por el Sindicato de Trabajadores Municipales, ayer se le cruzó una contrapropuesta. 


La hizo el concejal Julio “Pity” Federico, del bloque 1País/PJ, y contó con el apoyo inmediato de su par del interbloque del PJ, Martín Garrido. 

Convencidos que el ahorro será ínfimo -sumando lo que dejen de ganar directores, secretarios, el jefe de Gabinete, el intendente y hasta los propios concejales-, plantearon que sería mejor “trabajar gratis hasta fin de año”, antes que adherir a una medida “tribunera”, y que sobre todo pretendería ser bien vista por la población. 

Con la “invitación” de trabajar al servicio de la comunidad -desde la política- por los próximos cinco meses, ahora será el turno del Poder Ejecutivo para decidir si acepta comprometerse con las mismas reglas que propuso desde el viernes pasado, apelando a un acto solidario. 

Claro está, que cuando se toca el bolsillo no todos reaccionan del mismo modo. Y en este caso, tampoco lo hacen con el mismo grado de “compromiso”. 

Es así, como no todos acompañan la idea de trabajar al servicio de la comunidad gratis por cinco meses, aun cuando el fin sea contribuir a garantizar el pago de los salarios y el próximo aguinaldo de los trabajadores municipales. 

En un contexto de medidas económicas que desde el nivel nacional tienen su impacto en las arcas municipales, el mismo secretario de Hacienda, Federico López Di Fondi, advirtió esta semana en el Concejo Deliberante que podrá verse comprometido el futuro pago del sueldo anual complementario. 

Fue cuando contó que al municipio de Tres Arroyos alcanzaron a llegar unos 7 millones de pesos, de un total que supera los 10 millones del Fondo de la Soja, dado de baja por un decreto presidencial. 

Después que los funcionarios dependientes del Poder Ejecutivo aceptaran la idea del jefe comunal y su más inmediato colaborador, los concejales que fueron invitados a tomar idéntica medida, quedaron en analizar qué actitud tomar. 

Entre los 18 legisladores municipales y el secretario del cuerpo, en principio ayer no se había reunido un consenso para aceptar el congelamiento de los sueldos, y también varios dudaban si encolumnarse -o no- detrás de la propuesta de Pity Federico. 

Si bien hasta anoche eran una menor cantidad, la idea de trabajar gratis era compartida por concejales del peronismo, pero también de Cambiemos. Aunque la experiencia dejó en evidencia que no es una decisión, o postura, que pueda tomarse en bloque. Salvo en el caso del oficialismo, donde no hay lugar para otra palabra que no sea la del intendente. 

De todas maneras, la convocatoria a trabajar gratis desde sus cargos políticos fue impulsada para conocer hasta dónde llega la calidad de la ofrenda que disparó el Poder Ejecutivo. 

En esa sintonía, el concejal Guillermo Salim salió al cruce de su par Federico al que acusó en declaraciones periodísticas de "hacer politiquería" y lo "invitó" a pasar por la oficina de Recursos Humanos y presentar la renuncia a su dieta. Esta situación se discutió en la reunión en la que se hizo la propuesta, pero el presidente del bloque oficialista desoyó a Federico cuando le planteó la importancia de generar un fondo ya sea para pagar los aguinaldos, o para entregar un bono extra a los empleados municipales con la suma del total de los sueldos de funcionarios del Ejecutivo y del Legislativo. 

Tampoco escuchó el planteo del edil peronista que le explicó que con su dieta ayuda a mucha gente a diario, mientras que si fuera sólo él quien renuncie a cobrarla -como propone Salim- será justamente esa gente quien se quede sin su colaboración, algo que seguramente tampoco asumirán como compromiso desde el oficialismo.