116 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 6°
Nubes dispersas

La Ciudad

.

Hernán y Emanuel, “profes” de primera

13|08|18 01:38 hs.

Emanuel Madsen y Hernán Acciardo son sancayetanenses, pero han adoptado a Tres Arroyos como la ciudad para desarrollarse profesionalmente. Ambos son jugadores de vóley y al mismo tiempo profesores de ese deporte. 


Emanuel juega en la primera del Club Boca Juniors de la ciudad, mientras que Hernán es el entrenador de la misma institución. La Liga es abierta y hay una categoría única, en Tres Arroyos participan tres equipos masculinos y la misma cantidad de grupos femeninos. A los torneos provinciales asisten con formaciones que reagrupan jugadores de distintos equipos. “La idea también es la de armar uno solo que represente a la ciudad. De a poco se construye y se va ganando el hábito de volver a entrenar”, explican los deportistas. 

A las 20, una vez finalizada la práctica de Escuelita, Hernán y Emanuel salen hacia Boca, allí entrenan a otros grupos femeninos y masculinos y luego lo hacen ellos mismos como jugador y director técnico. “Empezamos a las seis de la tarde y terminamos a las once de la noche. Hacemos lo que nos gusta”, manifiestan los profes. 

En el SUM del Colegio Hogar San José, todos los lunes y miércoles, reciben a una veintena de niños, algunos alumnos de la institución que brinda las instalaciones para la práctica, otros hijos de jugadores de vóley, amiguitos de éstos, además de chicos del barrio. 

El inicio 
La Escuelita comenzó por un proyecto municipal de vóley coordinado por Federico Rodríguez. Desde ese espacio le encargan a Emanuel y a Hernán entrenar a los grupos de niños de 8 a 12 años. Desde el mes de abril comenzaron a dar clases como parte de un proyecto formativo de vóley, con el objetivo que el deporte se expanda y “vuelva a crecer”, explica Emanuel. 

Los lunes y los miércoles de 18 a 20, los profesores abren las puertas del SUM del Hogar San José y reciben a los alumnos que se disponen a aprender, jugar y compartir con otros chicos de diferentes escuelas y barrios. 

 El proyecto municipal de la Escuelita de Vóley se completa con otros grupos de adultos masculinos y femeninos en el CEF y en la Escuela Técnica, además de otro especial de CRESTA. En todos los casos hay un equipo competitivo o una categoría “A” y un grupo para gente que recién arranca o que no le gusta tanto al competencia.  

El equipo 
Al coordinador, profesor Federico Rodríguez se le suman otros, además de Emanuel y Hernán, forman parte del proyecto Cintia Martínez, Alejandro Susemihl e Ignacio Lorenzo. “Se buscó hacer una coordinación con el CEF, entonces aparte de las horas que brinda la Dirección de Deportes, se da una hora más de apoyo a las clases del CEF para la parte formativa de cadetes y juveniles”, explica Hernán. 

El objetivo del proyecto fue nutrir a todos los grupos de la mayor cantidad de gente que se pudiera. “Si bien había competencia con la Liga Municipal, la gente no podía entrenar porque no tenía su espacio o los horarios no eran los convenientes. Por eso, se abrieron varios grupos más para que cada persona se pudiera incluir en el grupo que le conviniera sin importar si iba a jugar para la Municipalidad o para el CEF”, explicaron los profesores. De lo formativo se ocupa el CEF, la Escuelita Municipal y, próximamente una escuelita de Vóley de Olimpo que practicará en la Rural, a cargo de Florencia Manso 

La escuelita 
La escuelita arrancó con poquitos chicos y actualmente hay 20 alumnos practicando cuatro horas semanales. “Se observa cada vez más participación. Los primeros alumnos que llegaron fueron los hijos o los hermanos de la gente que juega porque el contacto que tienen con el vóley es sólo en la escuela. No es un deporte tan practicado porque se trata de una disciplina que necesita red, pelotas, cancha”, menciona Hernán. 

Entre los conceptos que vierten ponderan que asistan a las clases de vóley casi todos los alumnos de tercer grado del Hogar San José, además de los familiares de otros deportistas de la disciplina. 

“Antes de jugar al vóley hacemos juegos, dibujan la cancha como se la imaginan y después comprueban cómo debe ser en realidad, escriben las reglas que saben…Buscamos a través de los juegos y el intercambio que aprendan lo que tienen que saber del deporte”, explican. Además también es parte de la evaluación que permite conocer cuánto van aprendiendo de lo que los profes enseñan. Se enseñan habilidades y técnicas específicas que van desde las más sencillas a las complejas de acuerdo a las prácticas y edades. 

El futuro 
En cada clase los niños van compitiendo entre ellos, por eso Hernán y Emanuel aseguran que “todos los ‘profes’ nos ponemos en contacto-por ejemplo- el viernes 24 de agosto el CEF organiza un encuentro de escuelitas en las que los jugadores practican en una cancha a lo largo y van rotando por tiempo, es la primera invitación que tienen los nenes que vienen al San José”, anuncian los deportistas. 

Hernán y Emanuel son dos entusiastas, aman el deporte que practican y tienen la esperanza que el “semillero” que cultivan en la Escuelita Municipal de Vóley florezca pronto y le entregue a la ciudad jugadores que participen de las ligas mayores. La práctica y la formación es la excusa para unir niños de toda la ciudad y generar el interés por el deporte de la red y la pelota.