La Región

Gonzales Chaves

Santillán justificó el cobro del derecho de construcción en el campo

31|07|18 00:12 hs.

La determinación del Departamento Ejecutivo de cobrar el derecho de construcción en el sector rural causó el rechazo de parte de los productores agropecuarios, que se han movilizado en contra de la medida.


Sobre el particular, el intendente Marcelo Santillán explicó a LA VOZ DEL PUEBLO los aspectos de esta discutida aplicación de la ordenanza indicando que “el municipio tiene obligación por la Ley Orgánica de las Municipalidades y el reglamento del Tribunal de Cuentas de percibir el cobro de todas aquellas tasas y derechos municipales, desde multas por tránsito, residuos y toda otra a través de la gestión de cobranza, y si no se consigue está la vía del apremio”. 

En ese sentido y respecto al derecho de construcción en el campo, recordó el intendente que “existía antes de 1982 y se puede comprobar en el municipio o en cualquier otro de la provincia. En ese año el gobierno de facto suspendió por una ordenanza general el cobro del derecho al campo, y eximió en un 50% el derecho de construcción en las viviendas urbanas. La Ley Orgánica municipal dice que las eximiciones son por un año, por lo tanto volviendo al periodo democrático en el año 1983, las ordenanzas fiscales e impositivas en los distritos volvieron a contemplar los distintos tributos municipales y dentro de ellos están los derechos de construcción, tanto en el sector urbano, como en el rural”.

Poniendo en contexto la vigencia y aplicación de la ordenanza en la actualidad, el intendente chavense detalló que “básicamente lo que se persigue cuando se cobra la tasa del derecho de construcción es el control por parte del municipio de la seguridad e higiene de las construcciones donde la gente va a vivir, donde se puede generar un riesgo a la vida humana. Por eso se controlarían mangas, silos y demás, tanto en su construcción como en el desarme”.

Asimismo Santillán explicó el procedimiento a aplicar. “El arquitecto presenta el plan y en ese momento se tributa el derecho de construcción, esto viene en la ordenanza de nuestro distrito desde el año 1983 y de hecho en 2009 y 2011 hay personas que han tributado en el sector rural. Lo que hemos hecho en esta oportunidad es realizar las citaciones para que presenten las declaraciones juradas sobre si tienen o no mejoras incluidas en sus establecimientos, tanto en el sector urbano como rural, como lo indica la ordenanza”.

Y acotó que “este derecho se paga siempre con la presentación del plano realizado por un arquitecto, y como es muy costoso se permite hasta que se haga ese plano que pueda presentar una declaración jurada diciendo lo que va hacer”.

A quién corresponde 
Consultado Santillán si este cobro no sería una facultad de la Provincia, expresó que “es una discusión jurídica y legitima que se dé, pero no en el ámbito del Departamento Ejecutivo, no soy quien para tomar una determinación, está el mecanismo que la ordenanza fiscal e impositiva se puede modificar, por lo tanto se podría presentar un proyecto en el Concejo Deliberante que debería ser aprobado por la asamblea de mayores contribuyentes, donde se pida la derogación en su totalidad del derecho de construcción en el campo, pero es un tema que no se ha debatido, nosotros solo contemplamos una ordenanza existente y efectuamos las intimaciones para que se presenten la declaraciones juradas”.  

Por otra parte el intendente aseguró que “tampoco vamos a salir a ejecutar a nadie, porque no tenemos necesidad de hacerlo ya que estamos con un municipio ordenado y saneado. Tenemos tasas para cobrar, incluso en la vial donde debe haber una deuda de más de doce millones de pesos y eso se tiene que pagar, pero el tema del derecho de construcción se puede discutir, y si el Concejo Deliberante en caso que haya un proyecto para sacar dicha tasa lo aprueba se respectará, mientras tanto tenemos la obligación de dejar las intimaciones hechas, porque cuando el Tribunal de Cuentas me controla me preguntan qué hizo el área de recupero de deuda”.