116 años junto a cada tresarroyense

ST 19. 5°
Despejado

Nacional

Objeción de conciencia

Aborto: cruces y una abstención inesperada

12|07|18 13:28 hs.

Hubo una discusión en torno a la objeción de conciencia que figura en el proyecto que ya tiene media sanción.


La reunión plenaria de las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales del Senado tuvo ayer su segunda jornada de exposiciones sobre el proyecto de ley de Intervención Voluntaria del Embarazo. 

El encuentro no se desarrolló sin sobresaltos, ya que hubo un cruce entre la médica ginecóloga María de los Ángeles Carmona y los senadores del PJ Miguel Pichetto y José Mayans, por el tema de la objeción de conciencia de profesionales e instituciones. 

Carmona, quien representa al Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires, dijo que no está a favor ni en contra del aborto, porque ella “no puede ser la voz de todos esos médicos”. 

Aunque sí habló sobre el tema de la objeción de conciencia establecido en el proyecto que tiene media sanción de Diputados, que establece la creación de un registro de médicos objetores. “Estoy en contra porque es discriminatorio. De ninguna manera estos registros de objeción deben ser públicos”, expresó. 

Ahí fue cuando intervino Pichetto (Río Negro), quien está a favor de la legalización: “Si usted trabaja en el sector público está obligada a cumplir la ley, la ley es para todos”, le dijo a la médica y continuó: “Los médicos del sistema público deben garantizar el derecho de las mujeres y tener una mirada más amplia”. 

 “El Estado no puede matar, en la Argentina no existe pena de muerte", dijo Mayens.


Al cruce se sumó la formoseña Mayans -quien está en contra del proyecto- y dijo: “El Estado no puede matar, en la Argentina no existe pena de muerte. ¿Por qué tenemos que hacer una lista de quién está obligado o no a realizar un aborto?”, cerró Mayans. 

El especialista en derecho constitucional Andrés Gil Domínguez afirmó que “el proyecto que recibió media sanción de la Cámara de Diputados no ofrece ningún tipo de objeción constitucional ni convencional”, que “tampoco viola la Convención Americana sobre Derechos Humanos,

 la Convención sobre los Derechos del Niño, el federalismo ni el derecho público provincial”, y que “tampoco conculca la objeción de conciencia, ni la individual ni la institucional”. En otra línea, el cirujano y director médico del Hospital Universitario Austral, Fernando Iúdica sostuvo que “el aborto no es la solución a los graves problemas que plantean para la mujer los embarazos no deseados” sino que “es una eliminación del ser humano obligando a todo médico y profesional de salud, coaccionándolos”.

 También consideró que se trata “de manera muy restrictiva la objeción de conciencia” y que se realiza una “amenaza penal para los profesionales”. “A la fecha, más de 35 hospitales y clínicas de todo el país hemos planteado la libertad de no hacer abortos”, remarcó.

La abstención
La senadora por el Movimiento Popular Neuquino, Lucila Crexell, se abstendrá en la votación por la interrupción legal del embarazo. Esta novedad fue muy bien recibida en el sector “verde”, ya que el voto de Crexell era considerado en contra”. El conteo hasta ahora es parejo, con 30 senadores a favor -muchos piden cambios a la media sanción de Diputados- y otros tantos en contra. Hay una decena de indefinidos o que no revelan su voto. Con 72 senadores en la cámara alta, cada voto es clave sobre todo en un final tan reñido. (DIB).