116 años junto a cada tresarroyense

ST 16. 1°
Escasa nubosidad

La Ciudad

María Ramona Maciel en la disertación de Lorenzetti

Reaccionar y alertar sobre las falsas noticias

29|06|18 17:08 hs.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, fue el orador invitado al encuentro con empresarios de medios nucleados en ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas). 


 La directora de La Voz del Pueblo, María Ramona Maciel participó del mismo, oportunidad que le permitió intercambiar cuestiones que preocupan a los medios del interior, algunas de ellas descritas por el disertante. Lorenzetti manifestó la necesidad de “reaccionar y alertar” sobre la proliferación de noticias falsas (fake news) a través de las redes sociales. La profesionalidad es clave, y no puede ser desplazada por la tecnología", 

"La profesionalidad sigue teniendo un valor importante, se requiere de buen juicio para establecer si una noticia es falsa o no"  


 El presidente de la Corte Suprema de Justicia señaló que “el principio de la libertad de expresión resistió dictaduras, autoritarismo y persecuciones”. Recordó que la base de la libertad de expresión ha sido el esfuerzo de muchas personas a lo largo y a lo ancho del planeta y de nuestra historia. 

“El periodismo profesional ha sido la base de la libertad de expresión. Alertó a los empresarios de medios presentes en el encuentro de ADEPA sobre el surgimiento de una nueva tecnología que se expresa a través de las redes. "Hoy está en cuestión la credibilidad de la libertad de expresión expresada a través del periodismo profesional”. 

Desafío
 Lorenzetti determinó que el desafío es mejorar los mecanismos de control "no de las redes, sino del control que se hace en las redes". De esto afirmó que "el problema está en la capacidad de las empresas, los grandes operadores, de controlar dentro de internet". El titular del máximo tribunal de Justicia dijo que se han generado movimientos dentro de la red que pueden condicionar problemas dentro la de la misma red. 

 “Hay un problema regulatorio dentro de la misma tecnología, se ha comprobado que no todos los que están en la red tiene el mismo nivel de expresión”, expresó. Asimismo indicó que las sociedades maduran si escuchan muchas personas con visiones diferentes. “Existen sectores que pueden condicionar fuertemente la libertad de expresión en internet”, alertó Lorenzetti.

 “El principio de la libertad de expresión resistió dictaduras, autoritarismo y persecuciones”, manifestó Lorenzetti


 Entonces, “estos grandes operadores están afectando la libertad de expresión, al condicionar o al guiar a la gente”. En este punto del discurso indicó que hay que establecer las exigencias que tienen que tener Facebook, Twitter o Google en cómo se producen las fake news. “Tenemos regulaciones en el mercado físico y se están empezando a desarrollar en el digital”, subrayó.


Ricardo Lorenzetti en el encuentro de ADEPA




 Para Lorenzetti, estos sectores, a los que denominó los "motores que producen información", son los que pueden condicionar la libertad de expresión por la vía de la proliferación de falsas noticias. También advirtió que tal situación afecta tanto en el ámbito de la política electoral, en la vida privada de las personas y en la actividad económica y comercial de los individuos y las empresas. 

Credibilidad
Lorenzetti aseguró que lo que hoy está en juego es la credibilidad que es el fundamento de la libertad de expresión. En su extenso discurso formuló una posible solución al problema."Es mejor obligar a que el proveedor las detecte con más tecnología; hay que establecer incentivos para que quien administre desarrolle tecnología para controlar y detectar fake news", amplió. 

Sanciones Lorenzetti afirmó que la sanción penal lleva tiempo y que es difícil de aplicar. “Una última alternativa es el arbitraje imparcial. Esto es interesante: cuando hay canales, flujos de noticias falsas, a veces es difícil establecer si son falsas o no, si afectan o no el orden público. En todo caso, la profesionalidad sigue teniendo un valor importante, se requiere de buen juicio para establecer si una noticia es falsa o no.