Policiales

La causa tiene 10 imputados

Banda del Corsa: la mitad de los sospechosos llegará libre al juicio

23|06|18 10:53 hs.

Mientras la Cámara de Apelación en lo Penal de Bahía Blanca resuelve de manera inminente la apelación de casi todos los supuestos miembros de la Banda del Corsa para ser sometidos a juicio oral, la mitad de los sospechosos llegará libre a un eventual debate y, en caso de ser condenados, podrían pasar otros dos años a partir de la sentencia sin pisar un calabozo. 


Así se desprende del análisis de la causa impulsada por la UFI N°16, a cargo del doctor Gabriel Lopazzo, quien pidió que todos sean juzgados por “robo agravado y asociación ilícita”, aunque, según el imputado, varía la calificación del delito contra la propiedad que se les trata de endilgar. 

La banda más grande de la historia criminal tresarroyense por su cantidad de supuestos miembros que podría ser juzgada en nuestra ciudad cuando se resuelvan las respectivas apelaciones, tiene diez imputados. 

De ellos, cinco están presos además por otros delitos y otros cinco están beneficiados por el conocido criterio del Juzgado de Garantías local. 

El mismo le da vigencia a las eximiciones de prisión solicitadas por la defensa de los sospechosos, hasta que los órganos judiciales superiores resuelvan el rechazo que, paradójicamente, el magistrado determinó en Tres Arroyos en primera instancia, tratar el pedido de detención solicitado al mismo tiempo por la Fiscalía. 

La popularmente denominada Banda del Corsa, a raíz de su relación con la marca del vehículo en que se movían, es un grupo delictivo acusado formalmente por la Fiscalía de cometer seis robos en 2017. 

En la hipótesis del Ministerio Público, sus miembros principales serían cuatro, mientras que, según el hecho, su estrategia consistía en “captar” la mano de obra que necesitaban para liberar a una zona, esconder el botín y armas, o realizar alguna tarea específica dentro del lugar donde se cometía el robo. 

En esa situación, hay otros seis implicados, de los cuales cinco llegan en libertad a un eventual debate. Antes que el pedido para que la causa sea elevada a juicio realizado por el fiscal Lopazzo y el juez de Garantías subrogante, doctor Alberto Gallardo, la acepte, pasó un año. 

En ese lapso no faltaron delitos violentos supuestamente a manos de algunos de sus miembros, quienes terminaron entre rejas en localidades vecinas, y hasta ataques vandálicos al domicilio de uno de los policías que trabajó junto a los investigadores. 

Como así también declaraciones bajo la figura del arrepentido que comprometerían a todos los sospechosos directamente con las imputaciones que pesan sobre ellos.

Los acusados 
Según consta en el expediente que instruye la UFI N°16, los principales imputados son Carlos Subrani, Patricio Alvarez, Manuel “Conejo” Medina, Luis Di Croce y Néstor Luis Abraham, éste último el único que llegaría en libertad acusados de distintos grados de “robo agravado y asociación ilícita”. 

Junto a ellos también fueron imputados Juan José Galeano, a quien acusan de participar en un hecho mientras cumplía una salida transitoria en el marco de una condena por “robo”, Guillermo Staniscia, Gonzalo Miolo, acusado de esconder las armas y el botín, Mauricio Espinosa, un miembro de la guardia urbana municipal sospechado de liberar una zona durante uno de los seis hechos, y Jonathan Huertas, el empleado de una empresa de seguridad que habría omitido intervenir mientras cortaban una caja de seguridad en el interior de Maderas Martín, uno de los blancos delictivos de la banda. 

De los últimos cinco, el único que está preso es Galeano, pero por una condena anterior, el resto, está beneficiado por el criterio de la eximición de prisión citado arriba que, en caso de ser condenados durante el juicio, quedaría sin efecto. 

No obstante, si eso ocurre (la condena), también les queda la posibilidad de recurrir al Tribunal de Casación y así ganarían otros dos años en libertad.