116 años junto a cada tresarroyense

ST 14. 5°
Despejado

La Ciudad

Entrevista con Axel Kicillof, de visita por la región

“El Estado se ha retirado”

01|06|18 18:39 hs.

El ex ministro de Economía y actual diputado nacional, dialogó con este diario luego de visitar Coronel Dorrego y antes de su arribo a Gonzales Chaves. Consideró que “Macri le sirve más a los empresarios que al laburante”.

- ¿Qué evaluación realiza del decreto del presidente Macri a la ley que establecía retrotraer el valor de las tarifas? 
- Esperaba creo que, como muchísima gente más, que recapacitara un poco. Los acuerdos que firmó el Gobierno con las generadoras eléctricas han dolarizado la tarifa. Además de ponerla altísima, cada vez que hay un movimiento del tipo de cambio se refleja. 

Era una salida bastante digna a un callejón en el que se metió el propio Gobierno, que es poner por los compromisos con los empresarios tarifas absolutamente impagables. Es un aporte que se hizo, con toda la oposición unida. Me parece que no habían leído la ley. Con tal de no modificar el desastre que han hecho, termina vetando una ley a favor de los usuarios. 

- ¿Hubo en la Cámara de Diputados un espacio para el diálogo, un contacto entre legisladores oficialistas y la oposición? 
- Lo que decía el oficialismo es que el Presidente no estaba dispuesto a abrir la discusión de las tarifas. Totalmente negados de la realidad que van produciendo con sus propias decisiones económicas. De la misma manera que han dicho tantas veces que el dólar no se va a los precios y ya vimos en todos los supermercados que se traslada a los bienes alimentarios. 

Aranguren arregló pasar el tipo de cambio a la nafta y con el precio del petróleo internacional va a tener que estar a 40 pesos el litro en el surtidor, que nadie lo puede pagar. Nunca han venido a discutir porque forma parte de un paquete que el Gobierno arregló con quienes tiene un compromiso. 

- Durante su gestión en el Ministerio de Economía, en el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ¿No pudieron adecuar las tarifas? ¿Por qué no lo hicieron? 
 - Lo dijeron varios diputados y senadores con una absoluta falta de rigor, no sé si por ignorancia, olvido o porque incurrieron en una mentira. Dijeron que estuvieron doce años congeladas las tarifas. Yo siendo viceministro y ministro de Economía presenté dos aumentos para reducir los subsidios, del 20 por ciento en un caso y del 30 por ciento en el otro; cuando ellos eran oposición dijeron que era un escándalo, absolutamente impagable, y fueron a la Justicia para bloquear varios de esos aumentos. Otro tanto pasó con la prensa que era opositora furiosa a nuestro Gobierno, con la misma furia con la que hoy es oficialista. 

Ahora que son Gobierno han hecho sin avisarle a los votantes, porque Macri negó varias veces que hubiera un tarifazo pensado en su Gobierno, aumentos de 1000 y hasta 1500 por ciento, y nos dicen a nosotros que somos poco razonables. Lo único que decimos es que la tarifa no puede estar tan desenganchada de la condición social de los argentinos, quieren que los salarios se incrementen el 15 por ciento cuando todos dicen que la inflación va a ser de entre 25 y 30 por ciento. 

- La memoria histórica indica que anteriores acuerdos con el FMI no constituyeron experiencias exitosas. Si el Gobierno orienta las medidas en un buen sentido y toma buenas decisiones ¿considera que esta vez el resultado puede ser positivo? - No hay ninguna posibilidad. Me tocó como viceministro y ministro ir a sus reuniones. No es que sea igual el Fondo, es peor; lo he visto con la crisis europea, como actuó con Grecia, Italia, España. Son ajustes que no llevan al desarrollo, el bienestar social y la inclusión. Me llama la atención el silencio sepulcral de la gobernadora Vidal. Cuando aumentan las tarifas no está, cuando endeudan al país no está, cuando vamos al Fondo no está. Peor, duplicó la deuda en dólares de la Provincia de Buenos Aires. Todo lo que según ella conquistó de la coparticipación, del fondo de reparación histórica, la plata Macri se la sacó a los jubilados, no de una partida razonable. Ahora hace esas declaraciones espantosas sobre la universidad pública (en referencia a la frase

“¿Es equidad que durante años hayamos poblado la provincia de universidad públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad”). Yo sé que tienen otra mirada sobre la educación pública, yo caí –como dicen ellos- en la educación pública y soy licenciado y doctor en Economía. Pareciera que alguien de escasos recursos no tiene derecho a contar con una universidad gratuita cerca de donde vive.  

- El Gobierno dio a conocer la intención de hacer una convocatoria a la oposición para acordar el presupuesto de 2019 ¿Están dispuestos a concurrir? 
- Lo han llamado el gran acuerdo nacional, supongo que por ignorancia de la historia. Es el mismo nombre que se utilizó en el gobierno de Onganía. Viene mal desde el nombre. Pero pasemos esto por alto. Es muy difícil, para lo único que nos convocan es para que pongamos la cara y formemos parte de la foto de los que quieren ajustar. El quiere que lo acompañemos para ir al Fondo Monetario Internacional. Por eso Vidal habla mal de la universidad, porque hay que recortar; con la salud y la educación Vidal no está. Para el diálogo tampoco la vemos, cada vez que el Presidente toma una medida como el tarifazo o bajar las jubilaciones está apoyando al Presidente, no a los bonaerenses. Ni hablar de la guerra santa que tiene con los docentes. 

- El peronismo en el Congreso estuvo unido por el tema de las tarifas. ¿La coyuntura lo unió o hay una posibilidad concreta de que presenten una propuesta electoral en común en 2019? 
- Vengo trabajando con muchos compañeros para conseguir la unidad. Cada vez son más los desencantados o arrepentidos con el gobierno de Macri. No les tenemos que decir que se equivocaron, les tenemos que decir que los estafaron, les dijeron una cosa e hicieron otra. Hace dos años estamos diciendo que darle gobernabilidad a Macri no es acompañarlo en sus errores, sino marcárselos. Cada vez que se van viendo más los frutos genuinos de las políticas de Macri, le sirve más a los empresarios que al laburante. Si se avinieron a formar parte de un bloque opositor real, que sepan que esto no es una cuestión coyuntural; que ahora con el programa económico y la supervisión del Fondo todo va a ser así, algunos lo venimos viendo hace rato. No es armar una lista únicamente en 2019, buscar un candidato o hacer una encuesta; la oposición hay que ejercerla todos los días, hay muchas víctimas de este modelo económico y vamos a tener más, debemos estar con ellos porque para eso somos dirigentes y representantes de la gente. Es lo que va a importar en la unidad, no hacer una lista en el último minuto. 

- Con la perspectiva que brinda el tiempo. Hace dos años y medio finalizó el segundo mandato de Cristina ¿Cuáles fueron a su entender los principales errores que derivaron finalmente en que el Frente para la Victoria no lograra un triunfo electoral en 2015? 
 - Fueron tres gobiernos seguidos y para llegar al cuarto estuvimos a dos puntos de distancia. Hay varias cosas que yo hubiera hecho de otra manera o mejor. Pero el macrismo vino a aplicar todas las medidas que decían que estaban mal.  

Obviamente nos faltó avanzar. Con el sector agropecuario no logramos hacernos entender. Al final del Gobierno a los pequeños productores no les cobrábamos más las retenciones, era un programa que se le depositaba la plata equivalente a las retenciones; nos faltó industrializar de una manera bien federal; integrarnos de manera productiva con el continente; comunicar mejor muchas cosas. Lo que también hay que valorar es que muchas cosas que parecían naturales, obvias o automáticas eran resultado de determinadas políticas. 

Había un Estado que con sus bien y sus mal, tenía como una política central sostener el trabajo de la gente; ahora el Estado se ha retirado, porque Vidal no está cuando cierran fábricas, nunca está. Pensábamos que el trabajo era importante, el salario y las jubilaciones altas. 

Teníamos los mejores salarios de la región. Algunos pensaron que era solo por el esfuerzo personal, es invalorable pero se necesitan políticas de Estado para que cada uno pueda prosperar y lograr un buen resultado.