116 años junto a cada tresarroyense

ST 12. 8°
Despejado

La Ciudad

Un gesto muy valioso

El remisero que devolvió 90.000 pesos sintió alivio y no aceptó una recompensa

01|06|18 10:17 hs.

Javier Ibarlucía desarrolló este jueves sus actividades como remisero de la misma manera en que lo hace habitualmente y desde hace tres años en Remi Car, agencia ubicada en avenida Almafuerte 185. 


Entre muchos otros vecinos que trasladó a diversos lugares, en horas de la mañana dejó a un pasajero en la sucursal del Banco Provincia. Partió desde allí a ver a su hija, que tenía fiebre, para saber cómo se encontraba y si necesitaba algo. 

Transcurrido un tiempo –él considera que fue aproximadamente media hora-, advirtió que en la parte de atrás del automóvil había quedado un portafolio y lo abrió para ver si había alguna documentación que permitiera conocer quién era su dueño; en su interior observó una importante cantidad de dinero. Dedujo que pertenecía al hombre que descendió en el Banco Provincia y logró ubicarlo para que el portafolio volviera a manos de su dueño. 

El dinero va a ser utilizado en una operación y quien lo había dejado en el remís es Héctor Apolonio. Escribió en Facebook lo siguiente: “Hoy tomé un remis de la empresa 428787, me llevó un muchacho de un auto negro, un Volkswagen Voyage creo, cargué un par de cosas conmigo, y al bajarme en apuros, agarré las cosas y me quedó en el coche un mini portafolio con 90 mil pesos, que eran para una intervención quirúrgica de mi madre. Y este muchacho volvió al rato cuando se dio cuenta, y me lo devolvió, todavía no me había dado cuenta, estaba haciendo trámites, a lo cual lo quise gratificar, pero no quiso, dijo que sólo hizo lo que corresponde, no lo aceptó, quiero felicitar a la empresa 428787 por tanta honestidad!”

Este viernes, temprano, Javier Ibarlucía estaba realizando nuevamente su tarea y conversó con La Voz del Pueblo en la agencia. Comentó que el vecino quiso recompensarlo, pero él no lo aceptó, y dijo que sintió alivio cuando le entregó el dinero. 

En la agencia cuentan que muchas veces quedan pertenencias sobre los vehículos y siempre que las ven, proceden a devolverlas. “Muchas veces sucede”, indican. 

No es habitual que ocurra con una cantidad de dinero como la mencionada y de hecho, Javier Ibarlucía es la primera vez que tiene una experiencia de tales características. La gratitud que siente Héctor Apolonio es enorme. De una magnitud similar al gesto que tuvo el remisero. 

Hizo lo que corresponde, pero merece ser destacado y valorado porque es propio de gente honesta y de trabajo. Es una actitud que, en definitiva, le hace bien a la sociedad. Por ello, también desde este espacio le decimos gracias.