116 años junto a cada tresarroyense

ST 12. 8°
Despejado

La Ciudad

Informe especial a partir de la comparación interanual

Más usuarios y menos consumo eléctrico

28|04|18 20:13 hs.

Por Alejandro Vis 


Pese a que hay 715 nuevos medidores instalados, el consumo de energía eléctrica entre usuarios de la CELTA se redujo en términos comparativos entre enero de 2018 y similar mes de 2017. La disminución más importante se aprecia en comercios y Pymes, mientras que en cambio empresas de mayor dimensión –entre ellas las que compran en el mercado mayorista- evidenciaron un crecimiento. 

Los datos proporcionados por la cooperativa ante un requerimiento de este diario constituyen una radiografía de la demanda, en un período de aumento en el precio de las tarifas. Otro dato destacado es el incremento de las familias con Tarifa de Interés Social, que en enero de 2017 abarcaba a 3410 hogares y un año después a 4592. 

Por otra parte, los indicadores reflejan las construcciones que se están realizando en Reta. El número de medidores en la localidad se amplió de 733 a 954, un 30 por ciento más en tan solo doce meses. 

Incluyendo la totalidad de categorías, en enero de 2017 se consumieron en el área que cubre la cooperativa 14.142.407 kWh. y un año después 14.027.011 kWh., pese a que -como se indicó- se incorporaron en el período mencionado más usuarios.  

26.011 Los medidores que estaban habilitados en enero de 2017 


26.726 La cantidad de medidores que había instalados en enero de 2018 


954 Los medidores en Reta. Se incorporaron 221 en doce meses 


2,75 El porcentual de crecimiento en el número de usuarios 


1182 El número de familias que se sumaron en un año a la Tarifa Social 


El bolsillo 
Gustavo Rodera, encargado de administración de la CELTA, indicó a LA VOZ DEL PUEBLO que “se observa, como los datos están expresados en unidades físicas, que bajó el consumo real”. 

En este sentido, argumentó que “algo pueden haber ayudado todas las medidas de uso racional de energía y los equipos más modernos que tienen menor consumo, fundamentalmente en la industria y en el comercio. Pero la baja está dada seguramente por el costo que ha tenido la tarifa. Muchas veces hacemos un ahorro de energía cuando nos tocan el bolsillo”. 

Al hacer referencia al importante aumento en la cantidad de familias con Tarifa de Interés Social, describió el proceso que se cumplió para conformar el listado. 

“Ahora está mucho más depurado porque hubo un trabajo muy fuerte en la cooperativa. Las primeras nóminas de beneficiarios incluían a más de 8000 vecinos; se tomaron diversos parámetros, todos los ingresos que tienen, propiedades, y se redujo. No obstante, después ingresó gente que hizo nuevos pedidos”, explicó. 

Se trata de “usuarios que vieron que calificaban para la Tarifa de Interés Social y presentaron la documentación. Hay un área que se dedica a trabajar especialmente todos los días viendo el padrón, si la persona beneficiada se encuentra en una situación de vulnerabilidad. Está depurado, puede haber por supuesto alguno más que debería entrar, así como otro que está al límite y quizás podría salir, pero se hizo una tarea amplia para que el listado responda a la realidad”. 

Categorías 
Aunque el total muestra una menor demanda, hay sectores específicos que evidencian una etapa de desarrollo. El caso de Reta es emblemático, con un 45 por ciento más de kWh requeridos y 221 medidores que se instalaron, aproximadamente 18 por mes de promedio.

En Servicio General se encuentran los comercios, Pymes y bancos, entre otros. En este rubro, el número de medidores se redujo de 3000 a 2984 y el consumo en la evaluación interanual bajó de 1.724.109 kWh a 1.591.160 kWh. Rodera afirmó que “un sector que ha sido bastante castigado por el impacto tarifario es el comercio”. 

Si bien no tienen gran incidencia en el conjunto, los usuarios rurales demandaron mucho menos energía. Con un número estable (varió de 355 a 370), en enero de 2018 utilizaron 207.608 kWh, frente a 302.135 kWh. del mismo mes de 2017. 

Las empresas catalogadas como de estructura media están mayormente agrupadas en T2 Baja Tensión, que no tuvo modificaciones de relevancia, y en T3 Baja Tensión, con una baja en la demanda. Es positivo el dato en Media Tensión, con firmas como Fábrica Aiello, Molinos Tres Arroyos, Zalla, Mustad, entre otras. 



Con 35 usuarios, uno más que en enero de 2017, el consumo aumentó el 12 por ciento. De la misma manera, necesitaron más energía eléctrica las empresas que compran directamente al mercado mayorista que son Maltería Quilmes, Molinos Cañuelas, Laso y Frigorífico Anselmo. A la CELTA le pagan el servicio de transporte. 

Por último, la cooperativa interviene como mayorista de sus pares de Claromecó, San Francisco de Bellocq y Orense, localidades que tienen su propia entidad y mercado. Mientras en enero de 2017 les proveyó 1.402.784 kWh., en enero pasado hubo una reducción a 1.300.436 kWh. 

Disparidad 
La situación no es uniforme. Se modifica de acuerdo al sector, con un panorama dispar. La nueva realidad tarifaria seguirá incidiendo sobre el uso de la energía en los próximos meses, tanto en la provisión eléctrica -que es motivo del presente informe- como en el servicio del gas. Información concreta de algunas categorías expresa cómo impacta el mayor costo del servicio. 

Uno de los puntos salientes es que, en un contexto de dificultades, se incrementó 2,75% la cantidad de medidores instalados. 

No constituye un porcentual menor y marca la continuidad de nuevas construcciones en Tres Arroyos y en Reta. Aún con una economía que no termina de encontrar la fortaleza que pregona el Gobierno y necesita la población.