La Ciudad

Duro rechazo desde el espacio massista

Incertidumbre por el posible cierre de delegaciones del registro civil

05|03|18 09:16 hs.

La falta de información oficial que confirme o rechace las versiones sobre el posible cierre de las delegaciones del Registro Civil del distrito, no deja de generar incertidumbre entre empleados de las oficinas que funcionan en las localidades, como así también entre la población que dejará de tener un servicio que pasaría a concentrarse en la ciudad cabecera. 


El edil orensano, Matías Fhurer, fue el primero en hacerse escuchar en el ámbito del Concejo Deliberante tresarroyense. Dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que "siempre se ataca al más vulnerable que tiene lejanía respecto de la ciudad cabecera. Me enteré por los medios, por algunos funcionarios de Cambiemos que están de acuerdo, escuché hablar a la diputada Rosío Antinori, quien dijo que 'nadie va a echar a nadie', y que 'nadie va a reducir nada'". 

Explicó que las delegaciones como la que está en su localidad de origen llevan "años" cumpliendo una función importante. "Siempre fue un lugar donde la gente del pueblo tiene un sentido de pertenencia, y esto se siente especialmente en las localidades alejadas, hablando de Orense, Claromecó, Copetonas y Bellocq, por ejemplo", mencionó. 

"Me enteré por los medios, por algunos funcionarios de Cambiemos que están de acuerdo, escuché hablar a la diputada Rosío Antinori, quien dijo que 'nadie va a echar a nadie', y que 'nadie va a reducir nada'", dijo Fhurer. 


No conforme con la explicación referida a la legisladora provincial de Cambiemos, Fhurer, concentró su preocupación en el futuro de los trabajadores del sector. 

"Después quiero ver qué pasa con la gente esa, dónde se la recoloca laboralmente. Fundamentalmente es el trabajo, y es cómo le vamos a explicar la población que le estamos sacando un derecho civil y social. Estamos entrando en un terreno escabroso, jugando al límite", tiró el concejal.

"Confiaron" 
Con vehemencia el concejal del massismo tresarroyense, le llamó la atención al oficialismo provincial y nacional, cuando dijo que "el interior del distrito de Tres Arroyos -que son los pueblos- confiaron en este gobierno de Cambiemos a través del voto popular, pero le están pagando con otra moneda, con tener que pagar un pasaje, un costo más para inscribirse cuando muere, o nace una persona, o un trámite tan simple como es un casamiento en la delegación". 

"En esta oportunidad pedimos formalmente al intendente (Carlos Sánchez) a través de una nota que se manifieste, se ponga en tema y actúe en consecuencia respecto de los trascendidos por el cierre de los registros", sostuvo el concejal. 


En este sentido remarcó que la medida, de ser anunciada, "avasallaría los derechos civiles y sociales de las personas en el distrito. Creo que hoy Cambiemos con el grado de impunidad que está trabajando -respecto a las localidades- no está en condiciones de hacer estas cosas por la gente".   

Una costumbre 
En declaraciones a este diario, Fhurer, explicó que "siempre los pueblos sufrieron la lejanía en el sentido cultural, de la competencia deportiva por el transporte donde nunca hubo un servicio como la gente para los traslados y demás". 

Es por eso que desde su bloque -dijo- se cansaron reclamando "por un transporte para participar en distintos eventos, nos cansamos de pedir distintas cosas para las localidades al Poder Ejecutivo municipal y en esta oportunidad pedimos formalmente al intendente (Carlos Sánchez) a través de una nota que se manifieste, se ponga en tema y actúe en consecuencia respecto de los trascendidos por el cierre de los registros". 

"La gobernadora sabrá por qué lo hace, pero 57 millones de pesos de ahorro por cerrar las delegaciones de los registros en la provincia para lograr un ahorro, no le encuentro un sentido", agregó el legislador municipal. 


Ese mismo pedido que el bloque del Frente Renovador/1País hizo al municipio, también lo hizo con los bloques de diputados provincial y nacional de la propia fuerza política. 

"Invitamos a los poderes Ejecutivo local y legislativo provincial y nacional a que adhieran en el pedido formal de no dejar a gente sin trabajo y no vulnerar derechos sociales y civiles de las personas de las localidades del distrito", enfatizó. 

En el cierre de sus comentarios, Fhurer, ligó el posible cierre de las delegaciones del Registro Civil con la política de precios y tarifas. 

"Busquemos la forma no atacando a la gente, sino acompañándola", afirmó. Y agregó: "la gobernadora sabrá por qué lo hace, pero 57 millones de pesos de ahorro por cerrar las delaciones de los registros en la provincia para lograr un ahorro, no le encuentro un sentido".