116 años junto a cada tresarroyense

ST 30. 8°
Despejado

La Región

Radio Comunidad Claromecó

Una transmisión “gigante y especial”

10|02|18 10:31 hs.

“Ya dos días antes estaba dirigiendo todo. Estaría como loco”. Así dijeron quienes más conocieron a Crisanto “Tito” Martínez, el alma mater de Radio Comunidad Claromecó (RCC). 


Entre hoy y mañana, la histórica emisora de la localidad ofrecerá una cobertura “Gigante” de Las 24 Horas de la Corvina Negra. Se tratará de una transmisión especial por decenas de motivos, aunque hay un aspecto central que produce sentimientos encontrados en quienes son parte de la RCC. 

A los integrantes de la radio les espera un fin de semana intenso, tanto desde lo laboral como desde lo emocional. Será la primera transmisión de Las 24 Horas luego de la partida física del recordado Tito Martínez, quien falleció el 26 de junio de 2017, a los 77 años. 

En la emisora trabajan desde hace varios días en todo lo relacionado a la cobertura, que demandará una fuerte apuesta desde lo técnico y lo periodístico. 

A su vez, desde la radio habrá “un bombardeo” de información a través del mundo de las redes sociales en base a todo lo que rodea el universo del concurso. Al mismo tiempo, y como ya se ha efectuado en anteriores ediciones, desde un estudio móvil ubicado en inmediaciones de la sede del Club Cazadores se contarán todos los pormenores del certamen, siempre con el apoyo y el respaldo técnico que habrá desde la casa central de la radio, ubicada en calle 40 Nº 971.

A la cobertura, denominada Tito Martínez, se decidió darle un nuevo atractivo. Después de varios años de ausencia, para esta edición se contará con un avión que tendrá un movilero a bordo, quien relatará desde el aire el panorama que perciba durante el vuelo. 

“Como una especie de homenaje a Tito, se hizo el esfuerzo para que este año se pueda volver a tener el avión. Esa fue, desde un principio, idea de esta radio”, subrayó Claudio Menéndez, periodista de Radio Comunidad Claromecó, quien desde el estudio móvil tendrá la responsabilidad de relatar y analizar todo lo relacionado con el concurso.


El equipo de la RCC se prepara con pasión y profesionalismo para la cobertura de Las 24 Horas


Orgulloso 
“Nosotros estamos haciendo un gran esfuerzo. Tratamos de igualar lo de papá y hasta mejorarlo. Uno quisiera que él, desde arriba, se sienta orgulloso de que sigamos con su legado”, expresó a este diario Anahí, hija de Tito, mismo sentimiento que también deben experimentar Gabriel, Pablo y Jaqueline, los restantes tres hijos del creador de la RCC. 

La cobertura de Las 24 Horas obliga a que los integrantes de la radio deban realizar un despliegue técnico y periodístico pocas veces visto en un acontecimiento local. Incluso, en años anteriores, el trabajo recibió reconocimientos a nivel provincial. 

La transmisión promete ampliar su abordaje. “El avión va a tener dos cámaras “GoPro” que tomarán todo el vuelo. Y posteriormente, se hará un video con la totalidad del contenido de ese recorrido”, destacó Menéndez, quien además dijo que, como todos los años, se transmitirá desde el Faro. 

“A eso lo haremos el sábado -por hoy- a la noche. Hay que agradecer al jefe del Servicio de Balizamiento de la Armada Nacional porque nos autorizó para que podamos hacer esta actividad”, agregó el periodista.   

“Un desafío” 
Más allá de todos los aspectos técnicos que rodearán la cobertura, lo emocional también jugará un papel más que importante en quienes heredaron el legado de Tito Martínez. 

“Tomo como un desafío el hecho de encarar esta transmisión. En Las 24 Horas del año pasado, Tito estuvo internado, y eso también fue un reto para nosotros”, expresó. Anahí, hija de Tito, transformó en palabras lo que siente por estos días. “Es un orgullo ver cómo los chicos preparan esta cobertura en homenaje a mi papá”, señaló visiblemente conmovida.

“De los cuatro hermanos, soy la más dura, pero ya hablo y me emociono. Para nosotros es un orgullo sentir que papá dejó una gran huella”, dijo con sinceridad. 

Del fútbol a la pesca 
Las transmisiones gigantes de la RCC comenzaron a ganar terreno desde el año 2000, cuando en aquel entonces Tito Martínez adquirió un equipo de exteriores con calidad FM. Hasta ese momento, las coberturas eran más reducidas, pero todo cambió a partir de una idea del propio Menéndez.

“Tito, en el 2000, me da la responsabilidad de armar la transmisión. Junto a Eugenio Verkuyl, que en ese momento estaba como locutor de partidos de fútbol, dijimos: vamos a hacer para la corvina algo parecido a lo que se hacen en las transmisiones de fútbol, que cuentan con un periodista en cada cancha”, señaló.

“La idea era hacer una cobertura de fútbol, pero llevada a la pesca, es decir, tener un informante en el Pozo de Alonso, otro en el Cuarto Salto, otro en el Caracolero y así en todos los puntos de pesca. Y a partir de ahí hacer una recorrida por cada puesto”, recordó Menéndez sobre los inicios de la transmisión, a la que con el paso de los años se le fueron agregando ítems para llegar a un alto grado de calidad y profesionalismo. 

Esa evolución lograda permitió que la propuesta comunicacional que en cada edición de Las 24 Horas ofrecía la RCC haya sido premiada en varias ocasiones, a tal punto que, según dijo Menéndez “a muchas entregas que fuimos, vimos que no había una categoría puntual. Es muy difícil encuadrarla en un rubro porque no hay transmisiones de concursos de pesca de esta forma. Al menos no lo sabemos”. 

El grupo de trabajo que le dará vida a la transmisión “Gigante” de la RCC estará compuesto por unas 20 personas (entre periodistas, movileros, locutores comerciales, operadores y productores). 

Dos de los “pilares” que tendrá la especial cobertura son Andrea Carrera, a cargo de la producción general, y Esteban Mango, quien se ocupará de operar técnicamente en las horas de transmisión. 

Ambos cumplirán sus respectivas funciones desde la sede de la emisora. “Desde hace rato tenemos la idea de operar desde Cazadores. Eso es algo que se puede hacer tranquilamente”, agregó el periodista, quién dejó en claro la intención de implementar esa idea en futuras ediciones del certamen. 

“Durante todo el año, Esteban busca cortinas musicales que vayan acorde con el ritmo frenético de la transmisión. La idea no es repetir. Eso hace que se mantenga una alta intensidad y dinamismo en movileros y periodistas de la radio”, remarcó Menéndez. 

Cuando Las 24 Horas consagre a un ganador, y la entrega de premios ya esté consumada, la transmisión Gigante de la RCC entrará en la recta final. Y quienes le dieron vida a la cobertura, seguramente, se acordarán de Tito Martínez, quien desde algún lugar habrá visto cómo se le dio continuidad al legado que dejó.