116 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 3°
Despejado

Policiales

Comisario Pablo Rigo

Desafectaron al jefe de la Policía Comunal por el desalojo de Rondeau

28|12|17 17:33 hs.

El jefe de la Policía Comunal Pablo Rigo fue desafectado de su cargo a través de una resolución firmada por el auditor general de Asuntos Internos, Guillermo Berra. El organismo provincial le imputa a Rigo haber sido quien dio la orden de llevar adelante el operativo de desalojo de familias de la calle Rondeau 1570. 


El ahora ex jefe de la Policía Comunal, era el superior del subcomisario Gabriel Blanco -también desafectado en el marco de la misma causa- ex titular de la Comisaría Primera y eso lo convierte en el responsable último de las decisiones que se tomaron respecto a realizar el desalojo en horas de la noche habiendo menores en el lugar. 

Además fuentes irrefutables de Asuntos Internos aseguraron que no existió una orden judicial para actuar en ese sentido, lo que agrava más la situación de todos los involucrados. 

Durante el transcurso de la jornada de hoy, el comisario mayor José Luis Agüero, titular de la Jefatura de la Departamental de Tres Arroyos, pondrá en funciones al comisario inspector Axel Bogda, quien se desempeñará como interventor de la Policía Comunal hasta que se determine el reemplazante del desafectado Pablo Rigo, que hasta última hora de ayer todavía no había sido formalmente notificado de la medida. 

Entre los datos aportados como pruebas figuran dos actas confeccionadas en la Comisaría Primera que no coinciden. En una de ellas el subcomisario desplazado Gabriel Blanco omite a uno de los efectivos que tomaron parte del desalojo 


Actas mellizas 
Según indican fuentes de Asuntos Internos, las testimoniales que el equipo de siete profesionales técnicos y administrativos de Asuntos Internos tomaron en ocasión de llevar adelante la auditoría en la Comisaria Primera de Tres Arroyos y otras que se realizaron en La Plata arrojaron resultados positivos como para determinar la desafectación de Rigo. 

Entre los datos aportados como pruebas figuran dos actas confeccionadas en la Comisaría Primera que no coinciden, en una de ellas el subcomisario desplazado Gabriel Blanco da cuenta de los hechos y enumera a los efectivos que tomaron parte del operativo de desalojo, pero omite a uno de ellos. 

En el oficio enviado al director de Asuntos Internos de la provincia Guillermo Berra, no se incluía al oficial inspector Leandro Edgard Cerna que también figura en la nómina de los oficiales alejados como medida cautelar de la fuerza policial. 

Sin embargo en la primera de las actas que se confeccionaron en la comisaría después de los hechos ocurridos estaba el nombre del oficial inspector, de hecho la familia Estrup -que realiza la denuncia pública de lo ocurrido tras declaraciones periodísticas de Rigo- afirmó ante la Justicia y a los medios de prensa que Cerna era el policía que comandaba el operativo y expresó que se lo puede ver en diferentes videos y fotografías adoptando actitudes violentas junto al resto de sus compañeros.  

Casillas 
A pesar de estos testimonios y pruebas, Blanco no eleva los datos del oficial inspector Cerna en la denuncia que realiza ante Asuntos Internos. "Vi que el comisario (Pablo) Rigo estaba diciendo todo al revés, dijo que se estaban armando casillas y que por eso actuaron, cuando hacía meses que mi hermano vivía ahí y había pagado 15 mil pesos por el terreno. Entonces me fui a la radio para contar la verdad de cómo había pasado todo", declaraba para LA VOZ DEL PUEBLO la hermana de Ezequiel Estrup, a quien la policía le tiró la casa abajo sin orden judicial para hacerlo y con sus hijos menores de edad presentes en el lugar. 

Esta situación también habría consolidado la decisión de Asuntos Internos para desafectar a Pablo Rigo, puesto que considera que en sus declaraciones públicas relató el episodio de desalojo "completamente distinto a cómo fue en realidad y como quedó confirmado a través de varios testimonios", expresó la fuente del organismo. 

En otra parte del testimonio, la hermana de Estrup explicó que "la policía ató una 'linga' al patrullero y empezaron a tirar abajo la pared de chapa de la casa, 'a este rancho lo vamos a tirar abajo'", así les informó Cerna -indicado por la familia como el encargado del operativo- "es el que mandaba todo, nos dijeron es la mano derecha de Rigo", relató Karen Estrup. 

El procedimiento continuará llamando a declarar a los imputados y ampliando las presentaciones una vez se tome testimonial al recientemente desafectado jefe de la Policía Comunal, quien pierde el estado policial y cobrará el 50% del sueldo. Rigo deberá entregar a su superior el arma reglamentaria, la placa, el chaleco y el uniforme. 

La reincorporación del ahora ex jefe de la Policía Comunal y de los nueve ocho efectivos desafectados por la misma causa se determinará en el sumario y es a criterio del auditor general Guillermo Berra, y es recién al finalizar el mismo cuando se resuelve el levantamiento de la medida cautelar o una sanción de expulsión. 

Sumarios 
 El 4 de octubre el subcomisario Gabriel Blanco, jefe de la Estación Policial de Tres Arroyos, ingresó a la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad un oficio "sin encuadre" por actuaciones administrativas de las que resultaban involucrados el oficial subayudante Diego Michael Zaragoza, la sargento Sabrina Jimena Navarrete, los oficiales Fernando Javier Erneta, Andrés Emanuel Calfante, Fernando Natanael Capandegui, Aldana María Antonela Molina y Andrés Thomsem Marino quienes se desempeñan en la Estación Policial Primera de Tres Arroyos. 

Los fundamentos esgrimidos por Blanco en el parte redactado y elevado a los funcionarios de Asuntos Internos fueron que "a raíz de la noticia periodística de la página web de LU 24 se inician actuaciones administrativas" y se transcribe la totalidad de la nota antes mencionada. 

También hizo constar el inicio de las actuaciones judiciales en la UFI Nº 16 a cargo del doctor Gabriel Lopazzo por el delito de "usurpación" e informó que se mantuvieron comunicaciones telefónicas con la secretaria de la Unidad Funcional Natalia Ramos, quien manifestó que "no se dio ninguna actuación judicial contra personal policial por los hechos expuestos en los medios de comunicación".