Augusto junto sus padres, Cristian Tirone y Mayra Ramos

Policiales

La familia teme por la vida de Cristian Tirone

“Le están poniendo un arma con una bala en la mano”

03|08|22 08:49 hs.

Mayra Ramos es la expareja de Cristina Tirone, el jugador de Garmense detenido por golpear salvajemente en pleno partido de fútbol a la árbitro Dalma Cortadi, el domingo reciente en Adolfo Gonzales Chaves. El deportista que fue apresado por la policía en medio de los desmanes producidos en la cancha, con su acto de violencia, es el padre de su segundo hijo. 


Después que pasaran las primeras 48 horas desde que ocurrieron los hechos, y de no tener contacto con el hombre que permanecía incomunicado hasta la noche de ayer, la mujer utilizó las redes sociales para hacer un fuerte descargo en su apoyo después que el caso trascendiera internacionalmente.

Y también aclaró que hace tres años que no conviven, tienen contacto a diario por el hijo que tienen en común.

“Entiendo el error…” 
“Entiendo la crudeza y el error gravísimo que cometió el domingo. Lo que me consterna -como ser humano- es de qué vale ser 35 años una buena persona si después te van a ensuciar y te van a dar una muerte social; porque es lo que estoy viviendo como ex pareja de una buena persona que se equivocó, muy grave, pero que no deja de ser una buena persona”, dijo al comienzo. 

La mujer es docente, músicoterapeuta y se conoce con Tirone desde niños ya que ambos se criaron en De la Garma. “Tengo un hijo de 16 años que no es hijo de Cristian, para el cual Cristian es su papá. Mi hijo menor tiene un retraso madurativo, Cristian es un papá absolutamente presente. Está todos los días a disposición mía y de mi hijo, acompañándolo a todas las terapias”, contó. 

Explicó además que su expareja es una persona “tímida, introvertida”, a quien hasta le da vergüenza hablar en las reuniones por la salud de su hijo. 

Empatía para ayudarlo 
“Entiendo que lo que sucedió es gravísimo y también me solidarizo con Dalma”, sostuvo. E inmediatamente agregó un desesperado pedido a la sociedad; “lo que pido –humanamente- es saber cuál va a ser el sector que va a levantar la mano para ayudar a una persona que se equivocó y claramente va a necesitar ayuda”.

“Hablo de feministas, de dirigentes de clubes, de todos los movimientos que hay en pos de la empatía; quiénes son las personas que me van a ayudar a mí a convencerlo a Cristian que vale la pena que siga viviendo; quién va a venir a ayudarme con mis dos hijos que no paran de llorar porque nuestra vida acaba de cambiar para siempre”, manifestó con profunda angustia. 

“Le pido -por favor- a la sociedad un poco de reflexión. No construye nada que sigamos generando más odio; no vamos a ayudar a nadie si lo que estamos haciendo es empujar a una persona a que se quite la vida”, manifestó Ramos


La joven madre remarcó que no va a “justificar nunca un hecho de violencia, como el que ocurrió”, pero también resaltó que “no van a escuchar de mi boca –jamás- que diga que él es un tipo violento”.

Asegura Ramos que Tirone “es una excelente persona, un gran padre, un laburante, y entiendo que está pagando la consecuencia de ser nada más que un pelagato en De la Garma a quien todo el mundo ahora puede ir a pegarle una patada porque ya está en el piso”. 

Pagar y rehacer su vida
Es en este contexto que la mujer también planteó una mirada crítica sobre el actual contexto social. “Lamentablemente ésta sociedad está dividida de esa manera; quienes tienen poder -o determinados apoyos- son los que tienen la impunidad que nos olvidemos los delitos más graves. Cristian no mató a nadie, entiendo la gravedad de lo ocurrido, no lo justifico, pero necesito que la gente pare de matar a alguien que ya está pagando una condena que me parece que es demasiado cara”, afirmó. 

Y en ésta misma línea apuntó; “en mi pueblo hay asesinos caminando por las calles a los que nadie les dice nada, veo abusadores trabajando en las escuelas y nadie les dice nada. No vi la foto de ningún abusador en ningún diario, ni en ningún medio de comunicación”. No obstante la madre del hijo de Tirone pidió que su expareja “pague lo que tenga que pagar y pueda rehacer su vida”. 

En este punto se preguntó una vez más quién va a ayudarla con sus hijos “a sacar adelante a un buen tipo que se acaba de mandar un cagadón”. 

Desconocido 
Consultada sobre qué piensa al ver las imágenes en donde se observa la brutal agresión de Tirone a Cortadi, Ramos respondió que su primera sensación “fue desconocerlo porque no es la persona que yo conozco”. 

También dijo desconocer si el ahora ex jugador de Garmense “tiene algún tipo de problema”; aunque igualmente observó que “es muy fácil, cuando alguien se equivoca, aprovechar para terminar de matarlo”. 

“Tengo miedo” 
En ese mismo instante, Ramos sostuvo que a Tirone “le están poniendo un arma con una bala en la mano”. Y agregó al respecto; “quién va a ayudar y va a responder si esto termina de la forma que yo creo que va a terminar”. 

Después de repetir el pedido a la comunidad por “empatía, compasión y perdón”, la desesperada mujer solicitó que la justicia de encargue de lo ocurrido y además pidió “perdón a Dalma como mujer, si sirve de algo en este momento”. 

“Le pido -por favor- a la sociedad un poco de reflexión. No construye nada que sigamos generando más odio; no vamos a ayudar a nadie si lo que estamos haciendo es empujar a una persona a que se quite la vida”, manifestó Ramos. 

Pero al mismo tiempo planteó tener miedo “por lo que pueda pasar con Cristian Tirone, tengo miedo por su familia; está todo el mundo con el corazón en la boca porque están manoseando policialmente y políticamente ésta situación. Tengo miedo del escrache social que le hicieron, tengo miedo de cómo voy a seguir adelante con dos hijos”, aseguró.    




Add space 300x250x2