El agente abordado por los ladrones efectuó al menos cinco disparos.

Policiales

Le iniciaron una causa por Homicidio

Mar del Plata: un policía abatió a un motochorro que quiso robarle

04|03|22 12:14 hs.

Un efectivo policial de 27 años mató de al menos dos disparos a un “motochorro” de 18 que intentó asaltarlo junto a otro delincuente en la ciudad bonaerense de Mar del Plata. 


El oficial estaba con su pareja, vestido de civil, y según informaron medios locales habría mantenido un breve diálogo con el ladrón que se le acercó. A la orden del delincuente “quédense quietos”, el policía le respondió: “Quedate quieto vos que soy policía”.

El hecho se produjo el miércoles por la noche, cerca de las 22, cuando dos personas que se desplazaban en moto abordaron al agente, miembro del Escuadrón de Caballería de dicha ciudad balnearia, que caminaba junto a su pareja, en el barrio San Cayetano. 

El fiscal que interviene en el caso, Leandro Arévalo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 7, precisó que el delincuente efectuó “entre dos y tres disparos” con un revólver Taurus, que impactaron en un auto y en una pared, mientras que el policía “habrá hecho cinco detonaciones aproximadamente”. 

Dos de las balas gatilladas por el agente impactaron en el tórax del atacante, quien logró subir a la moto junto a su cómplice para escapar. “Avanzan 120 metros y una vez que llegan a la plaza, el sujeto que iba como acompañante comienza a desvanecerse, cae del rodado, el conductor de la moto pierde mínimamente el control del rodado, suben a la plaza, definitivamente cae el acompañante, el conductor del rodado baja, toma el arma y sale a la carrera dejando a su compañero”, señaló Arévalo, relatando lo que se pudo rescatar de las cámaras de seguridad. 

En el lugar se presentó minutos después una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME), que trasladó al herido al Hospital Interzonal General de Agudos, en el que, tras ser atendido, falleció. 

El joven fallecido fue identificado como Brandon Samuel Blanco. Arévalo ordenó diversas medidas, en el marco de una causa caratulada preliminarmente como “averiguación de ilícito”, y recaratulada como “homicidio”, pero dispuso que el efectivo continúe en libertad mientras avanza la instrucción. (DIB)



Add space 300x250x2