Marcos Ubiera vive con alegría y es feliz en Orense

Claro, Reta y Orense

La Voz de Orense

“Mi sueño es hacer radio y entretener a la gente”

12|02|22 10:08 hs.

El confinamiento a principios del 2020, tuvo a todos con una sensación de soledad que buscó llenarse por medio de la tecnología. El protagonista de esta historia, entre descansos que tenía de sus trabajos, decidió divertir y acompañar la noche de los orensanos. 


Marcos Ubiera, de 37 años, es empleado de una panadería y de una verdulería en simultáneo. A su vez, con el inicio de la pandemia y debido a su aburrimiento decidió hacer transmisiones en vivo en su cuenta de Instagram, en donde compartía música toda la tarde bajo el nombre de “Yo Me quedo en casa”.

Algo diferente
“Transmitía hacia un parlante que tengo y de ahí ponía música de todo tipo: cumbia, reggaetón y lo que la gente pedía. En un principio no tenía internet en mi casa, por lo que utilizaba mis datos móviles y se cortaba mucho, luego puse internet y fue todo más fácil”, reflexionó con la humildad que lo caracteriza. 

Tal como lo expresó, fue “un éxito rotundo” con dos meses de emisión hasta que se liberó el confinamiento. “También hacía sorteos con los seguidores. Lo primero fue un pack de cervezas; tras ese premio las personas y los locales se entusiasmaron, por lo que recibí muchos productos, pero hacía la propaganda gratis”, destacó. 

El programa arrancaba a las 20 horas y concluía a la 1 de la mañana. “Duró hasta que se abrió la cuarentena, luego repliqué el formato en un programa que se llamaba ‘La noche con Marcos’ que duró seis meses porque las publicidades no acompañaron”, afirmó el conductor de “Yo me quedo en casa”. 

Por otro lado, consideró que planea iniciar un programa en el mes de marzo por Radio FM Prolait 101.1. “Vamos a encararlo basado en lo que hacía en Instagram, con la idea de tratar de conseguir premios. No me interesa si no cobro nada, porque me apasiona eso”, valoró con énfasis. 

Pasión por la radio 
Es notable el entusiasmo que Marcos siente por entretener por medio de la radio difusión, porque es un sentimiento que lleva desde chico. “De niño, cuando jugaba al fútbol con mis hermanos o amigos, relataba el partido mientras jugaba. Desde ahí me empezó a gustar la radio. Luego hice programas acá en Orense con unos compañeros”, recordó con emoción. 

El orensano es reconocido y amado en la localidad por todo el pueblo. Es imposible no quererlo. “La gente se ha encariñado conmigo y yo le quiero agradecer mucho y estoy muy contento por todo lo que he cosechado en la cuarentena”, confesó. “Me defino como una persona buena y solidaria, porque me han pedido conducir eventos o pasar música y lo hago sin ningún interés”, señaló.

“Agradezco a toda la gente de Orense y de la zona. Si empiezo a nombrar, me voy a olvidar de tantos que me dieron una mano y no quisiera que eso pase. Agradecimiento total a mi familia y mis amigos, así como también a toda la comunidad y alrededores”.  

   -0-0-0-

Un día en la vida de un soñador 
Marcos Ubiera trabaja de lunes a lunes en la panadería, donde ingresa a las cuatro de la mañana y sale a las 13 horas. “Cuando llego a mi casa almuerzo, me baño y me acuesto hasta las 16 que vuelvo a mi labor, hasta las 19”, reconoció con una sonrisa sobre su rostro. 

Más tarde, realiza su tarea de todos los días en la frutería y verdulería, en la parte de organización de la mercadería. En un principio, se inició en el mercado laboral por cortarles el pasto a los vecinos de la localidad. “No daba abasto, lo hacía de lunes a sábado y así la gente me fue conociendo como un trabajador del pueblo”, expresó con ilusión Marcos Ubiera.

Este vecino orensano es reconocido y amado en su ciudad, porque la comunidad local sabe del esfuerzo y la garra que le pone día a día para alcanzar sus objetivos.

A su corta edad, todavía le queda mucho camino por recorrer. Si bien sufrió el encierro como todos durante tanto tiempo en pandemia, nunca bajó los brazos y sigue luchando por sus logros. Los sueños están para cumplirse dicen, y así será.  



Add space 300x250x2