Néstor Epherra (Caro Mulder)

Claro, Reta y Orense

Néstor Epherra y la fiesta prevista en Claromecó

"Ninguno me da una explicación sobre la fiesta"

27|01|22 08:49 hs.

Néstor Epherra, comerciante que reside en Claromecó, se comunicó con La Voz del Pueblo para dar a conocer su opinión y expresar el malestar que siente por una fiesta programada para este fin de semana frente a su casa. Indicó que “yo vivo exactamente pegado adonde se va a hacer la fiesta, hay una calle y ahí empieza el predio donde tengo mi casa. Lo que menos quería era presentar una nota y mandar carta documento, como tuve que hacer”. 


En su descripción de los distintos pasos, mencionó que “primero hablé con Julián Lamberti la semana pasada, con concejales, con quien estaba a cargo en el área de Seguridad y todo es muy tibio, nadie te da una respuesta, nadie se juega absolutamente por nada. Si bien hay algo claro y todos te aceptan que es culpa del municipio que no dispuso un lugar para este tipo de eventos con anterioridad, así me lo señalaron. Hay uno de ellos que me dijo ‘dame un lugar’ yo no te puedo dar un lugar, ustedes están para eso”. 

En su análisis, planteó que “todo el mundo coincide en que ese no es el lugar. Me dan la razón a mí, pero al no hacer nada ellos están favoreciendo al tipo que está haciendo mal las cosas, porque este empresario que dice ser, no lo conozco, se quiere hacer el “salva chico’, no sé qué quiere hacer. En definitiva quiere hacer su negocio, que a mí no me parece mal, pero que lo haga en el lugar adecuado, porque en este caso me incomoda sobremanera a mí”. 

Al respecto, Néstor Epherra expresó que “pierdo absolutamente toda privacidad y tranquilidad; en el momento del descanso es la fiesta, imagínate que después de estar trabajando 17/18 horas ir a dormir y no poder, encima no es una noche, son dos o tres noches seguidas. No se lo deseo a nadie, ni siquiera a ellos mismos”. 

Asimismo, consideró que “los concejales, todos los que hablan, ninguno se pone en mi lugar porque ellos van a sus casas y duermen, el delegado por más que trabaje todo el dia va a su casa y duerme, Los bomberos que un momento lo habilitan duermen. Entonces, nadie se pone en mi lugar, es como si fuera una lucha mia y no tiene por qué ser asi”. 

Subrayó que “a mi me están poniendo en un lugar que no quiero para nada, no me meto con nadie, trabajo todo el dia, me tocó trabajar toda la vida, no tengo redes sociales porque no me interesa la vida de nadie. Ahora estar metido en medio de eso por culpa de la inacción de las autoridades que tendrían que haber tomado las decisiones en su momento, me incomoda sobremanera y me ocupa mi tiempo y mis pensamientos”.

Perdón o permiso 
En su reflexión, cuestionó con firmeza las decisiones y planteó que “es como el dicho ‘mejor pedir perdón que permiso’. Lo hicieron así, una vez que está todo instalado ¿quén los saca? Y me parece que no es así”. También observó que “el riesgo de la ruta lo quieren minimizar con el poco tránsito. Juegan a la lotería de que haya mucho o poco tránsito”. 

Contó que “me dicen que tengo que hacer una denuncia por ruidos molestos una vez que arranque, es una hipocresía tremenda, no van a saber qué es ruidos molestos y me mandan a mí a hacer una denuncia”. 

Epherra comentó que “en su momento le mande una nota Julián Lamberti explicándole todo lo que pasaba. Quedó en averiguar y me llamó el viernes pasado a la tarde que no habían pasado la inspección. Bueno, pensé, tienen una semana para mover a un lugar que sea razonable, yo no quiero que lo hagan en la cancha, ahí también tienen vecinos. No es que me saco el lazo de encima, pero no me digas que no tienen predios para hacerlo. Lo que pasa es que la Municipalidad tampoco quiere poner la cara, llega a pasar algo y es un predio municipal, entonces es más fácil mandar a un particular al frente y me parece que así no son las cosas”. 

Por otra parte, expresó que “yo no soy de la política, nunca me gustó. Puedo respetar a alguien que lo hace con pasión, pero los que están sentados porque tienen un sueldo y son tan tibios que siempre tienen un “ni”, no te dan nunca una solución aunque vos tengas toda la razón del mundo me vuelve loco. Yo no serviría”. 

Se desempeña en la actividad privada, sobre lo cual dijo que “me dedico a lo mío, trato de hacerlo lo mejor posible sin molestar a nadie. Entonces me molesta que se metan en mi intimidad, que yo pierda mi derecho a descansar. Es más, lo están haciendo en un lugar donde han habido tremendas inversiones que le han cambiado la cara a Claromecó y ahora le vas a ir a plantar semejante fiesta tres días seguidos donde ni siquiera está permitido poner comercios. Yo no le encuentro una explicación razonable y con todos los que hablé, ninguno me la da”. 

Cartas documento
El vecino y comerciante manifestó que “he estado en contacto con Julián Lamberti y él espera siempre novedades. El afirma ‘si a mi me dicen eso nosotros tenemos que acompañar. Esas fueron las palabras, ellos no van a hacer nada. Si vienen los bomberos de De la Garma y dicen que está todo bien…no sé qué puede estar todo bien”.

En su argumentación, planteó que “el año pasado talé dos hileras del monte de eucaliptus que hice, lo que es grueso lo destiné a leña y lo que es fino lo dejé porque se pudre y vuelve a tierra. Eso es todo reseco ahora, un cigarrillo o cualquier cosa un día de viento puede generar problemas. ¡Les parece que los van a llevar a todos como ovejitas por un caminito! Se van a meter por cualquier lado, es muy chico el predio”. 

A su vez, exclamó: “Este chico, el empresario, habla de ‘tanta cantidad de metros’. No tiene idea de lo que está diciendo si se le desmadra la situación”. Junto a su señora, firmó una nota que “le presentamos a Lamberti”. 

En tanto, agregó que ayer “le mandé carta documento al intendente y al delegado. A Julián le dije ‘te tengo que mandar’ y él me contestó ‘que querés que te diga amigazo, si sé que tenés razón’. Así fue el texto que me puso”.

Cuestionó que “ellos están esperando que las acciones las haga uno. Siempre pensé que los políticos no viven la realidad de la gente, pero que pasaba allá arriba, no que ocurría acá también. Y después te enteras que uno de los concejales es pariente de uno de los que está atrás de la fiesta, entonces, me siento re contra solo. Y ahora voy a casa y mi señora está a la miseria”. 

Por último, sostuvo que “lo que dije es lo que siento. No tengo miedo a nada, todos me dicen que las represalias, te exponés a que te vengan inspectores. La presión la tienen ellos, ya hace 22 años que estoy acá, no me asusta nada. Yo no quiero que me hagan un favor a mí, que hagan lo que tienen que hacer ¿tan difícil es?”. 

   -0-0-0-

La vida cotidiana
Néstor Epherra puso de manifiesto que la situación lo afecta en su vida cotdiana, porque “llego a mi casa y está el tensiómetro arriba de la mesa porque mi señora se encuentra alteradísima. Tenemos nuestro lugar con muchísimo esfuerzo, lo hicimos nosotros, no había ni una sola planta, ahora hay un monte, cortamos lo mínimo porque nos gusta la naturaleza. Un día te levantas y te encontrás con una carpa de circo al lado para una fiesta”.  



Add space 300x250x2