Los jugadores de Once corren rumbo a la copa a celebrar el título de campeón (Goyo Fernández)

Deportes

Torneo Oficial de Fútbol de Primera División

Once Corazones lo hizo de nuevo

21|12|21 09:46 hs.

Y Once Corazones lo hizo una vez más… gritó campeón en la Primera División de la Liga Regional Tresarroyense de Fútbol. En una fiesta en el Roberto Lorenzo Bottino, el conjunto de Indio Rico venció por penales a El Nacional tras igualar 2 a 2 y dio su sexta vuelta olímpica en su historia. 

La definición fue cambiante, dramática, con polémica y un gran marco de público que le dio un gran color al cierre del Torneo Oficial. Dos equipos con grandes individualidades e ideas claras de juego chocaron, y el resultado fue un gran espectáculo que terminó cayendo del lado de Once en los penales, en una serie que de doce tiros once fueron gol.  



En los primeros minutos de la noche fue Once el que salió más decidido, con una presión alta buscando el error de su rival que no resignó su intento de salir jugando con la pelota dominada. 5’ tardó El Nacional en acomodarse en el partido, poder tomar contacto con la pelota y emparejar las acciones. 

Con el juego armado, la primera ocasión la tuvo el Decano, cuando la perdió Caro, Vannieuwenhoven se la cedió a Otreras y éste de larga distancia probó a Alberca que no tuvo problemas. 

La respuesta fue de Rivera con un tiro libre sin peligro. Ambos tenían la idea clara, El Nacional mover el balón, hacerlo circular y lastimar con balones justos, y Once más de contra y con las delanteros por afuera como principal ataque, más Rivera como referencia por el centro.

Y cuando casi no habían pateado al arco, a los 18’ Serén sacó del arco por abajo y por el medio, Pinelli no pudo controlar y el balón cayó en los pies de Errozarena. El volante se la entregó a Rivera y el goleador de Once no perdonó, sacó un violento remante que dejó sin opciones al “1” rival.

Con el 1 a 0 parecía que el partido estaba dado para Once, pero rápidamente se complicó con la expulsión por doble amarilla de Cabral a los 28’. Con uno menos Alberca reordenó su equipo, Dupuy pasó al doble “5” y Tanno de volante. Y para empeorar las cosas, a los 40’ Otreras habilitó a Granero que envió la pelota al área y Piñero empujó a Vannieuwenhoven. Lazarte cobró penal y la pena la tomó Agustín Barrionuevo, aunque la desaprovechó rematando directamente afuera. 

La segunda mitad comenzó con incidencias rápidas que modificaron todos los esquemas. A los 8’ vio la roja Benjamín Barrionuevo por una dura falta sobre Rivera, y a los 10’ se fue expulsado Alejandro Piñero por doble amarilla. 

El Nacional con 10 y Once con 9 dio espacios, y el Decano comenzó a mover el balón, adueñarse del juego y mostrar su estilo de todo el año, aunque con la dificultad de romper la firme defensa indioricense. 

Para superar la barrera rival, a los 18’ Otreras probó de larga distancia, la pelota dio en el travesaño y el rebote dio en la espalda de Alberca cuando caída, decretando el empate parcial. La igualdad le dio más energía a El Nacional, que siguió intentando. A los 20’ Vannieuwenhoven probó de media vuelta y a los 25’ de cabeza. 

Pero Once tenía una más, y fue a los 39’ con una contra con Rivera por el eje que cedió para Fauquen quien de larga distancia sorprendió a Serén (estaba adelantado) y puso otra vez en ventaja a su equipo. El Nacional no bajó los brazos, y atacó en los pocos minutos que tenía por delante.

Y fue a los 43’ cuando Caballero remató desde afuera del área, la pelota rozó en Heim y se clavó al ángulo, para llegar al 2 a 2 definitivo y los penales.

Desde los 12 pasos la paridad continuó, con 5 de 5 los dos en la serie inicial. Hasta que en el sexto Alberca se convirtió en héroe, porque le atajó el remate a Wehrhahne y luego convirtió el propio, decretando el final y un nuevo título para Once Corazones. 


Joaquín Alberca fue el héroe en los penales (Goyo Fernández)



Y Once Corazones lo hizo una vez más… (Goyo Fernández)


Imagen 1