Guillermo Mink y Ezequiel Valenzuela

Sociales

Una propuesta que mezcla el mundo virtual con el arte

El arte en tres realidades: muestra escultodigital en el MUBATA

05|12|21 21:01 hs.

“El futuro llegó, hace rato” cantaba el Indio Solari en “Todo un palo”, allá por 1987. Nunca pareció tan real la frase hasta estos últimos meses, cuando los NFT y el metaverso (de la mano del cambio de nombre de Facebook) se apoderaron de las noticias tras subirse al boom de las criptomonedas y de todo el mundo virtual que nos hace creer, por momentos, que somos parte de la Matrix. 


Es que el próximo 9 de diciembre, el MUBATA será sede de un evento que tendrá como protagonista al arte pero visto a través de tres realidades: la presencial que vivimos día a día, la realidad aumentada y la realidad virtual. No, no es una escena de Volver al futuro, lo que sucederá será una galería de arte virtual. 

Para explicar un poco de qué va la propuesta, dialogamos con Guillermo Mink, artista local, y Ezequiel Valenzuela, ideólogo de esta novedosa propuesta que podría ser la primera de este estilo en el país. 

“Tuvimos una idea, entre los dos, de fusionar el arte físico con el arte abstracto. Yo aporto esculturas en vivo utilizando metal, pedacitos de chatarra... crear el arte a partir de la chatarra. Pedacitos de metal forman un todo, como las células componen un cuerpo, esa es la idea de la parte mía. Se van a exponer aproximadamente 12 obras chatarra. Asimismo, habrá obras de otros artistas que se digitalizaron y se transformaron en NFT” explicó Mink al inicio de la charla, dándole pie a Valenzuela para que explique qué es un NFT. 

“Un NFT es un token, un código único e irrepetible que está alojado en un base de datos inmutable en este caso, que es la base de datos de una criptomoneda que se llama Ethereum. Ethereum es una red de contratos inteligentes, como si fuese el escribano de los escribanos, y todo lo que vos firmas ahí queda guardado para siempre, de forma irrefutable e imperecedera; cada bloque de información que se guarda en esa red, esa certificación por medio de ese contrato inteligente que uno genera, te dice que ese bloque de información es único y que jamás se va a repetir, está encriptado en un código que es único e irrepetible”. 

Prosiguiendo con su explicación, Ezequiel agregó: “Dentro de ese código vas a encontrar cosas; te dice cuándo fue creado, por quién, cuánto pesa, qué archivos contiene. ¿Qué pasa con esto? esta tecnología de las criptomonedas ahora se trasladó al mundo del arte, y eso nos permite que un autor que hace su obra tenga una manera de certificar la veracidad, la originalidad y la unicidad de esa obra por medio de la acuñación de un token, o sea, convierte esa obra en un token, en un bloque de información imperecedero, irrefutable e inamovible que asegura, a cualquier persona que está viendo esa obra, que ese contrato fue el primero y el único... puede haber una copia, pero ese ese va a ser siempre el primero, el original”. 

Mundo virtual

La llegada de los NFT permitió, entonces, trasladar nuestro mundo a uno virtual. “Lo que vamos a hacer el 9 es presentar esta especie de meca del arte digital que estamos armando ahora que se llama IAUNA Gallery, es una de las primeras galerías virtuales de la Argentina que tiene colecciones de autor originales en formato de NFT. Ya llevamos cerca de 200 obras originales acuñadas, y esto tiene una pata en lo que ahora se llama el metaverso, porque la galería ya tiene un espacio físico alojado allí que la gente va a poder recorrer; va a ir al museo físico, se va a poner unos cascos de realidad virtual y va a aparecer en otro mundo, en el mundo del metaverso, y va a poder recorrer allí la galería”. 

Según remarcó Ezequiel, en ese contexto “uno va a empezar a entender qué es esto del metaverso, qué es esto del arte digital, qué son las criptomonedas, cómo está relacionado y cómo se está abriendo la puerta a una nueva dimensión de la realidad; la gente va a elegir qué es real y qué no es real en este contexto. Lo que estamos haciendo con este espacio es darle la puerta para que pasen al otro lado, esa es la experiencia que queremos brindar”. 

Más allá de la experiencia de realidad virtual que se podrá vivir a través de un casco, los organizadores desean brindar también la posibilidad de convivir con la realidad aumentada. “Hoy en día con el celular, lo virtual, lo digital y lo físico ya conviven en un espacio común. La idea es que, bajando una aplicación, cuando estés cerca del MUBATA te salte en el celular que hay una escena en ese lugar y que cuando la actives te aparezcan las obras de Gonzalo Duport, de Guillermo Mink, de Gustavo Sabatini, flotando en el aire y fusionándose con la realidad”. Según explicaron, esta experiencia funcionara con GPS y con los celulares más modernos que tienen giroscopio incorporado. 

Otra realidad

El jueves cuando el público llegue al MUBATA se encontrará con la expo física en vivo y con un casco virtual, a través del cual podrá ingresar a la galería IAUNA. “Allí van a mover la cabeza y van a ver las obras en tamaño real… van a poder pasear por dentro y hacer un recorrido por el lugar. Además van a poder comprar, por ejemplo, los NFT originales de Guillermo Mink que van a estar vinculados a la plataforma de compra y venta. Cualquier coleccionista que vaya al museo o entre a la galería desde cualquier parte del mundo, tendrá en cada obra el link del contrato inteligente del token, en donde lo puede adquirir”.

- ¿Cómo surge la idea de llevar adelante una propuesta de este estilo?

- Ezequiel Valenzuela: Yo venía investigando el tema de las criptomonedas hace varios años ya, y esto de los NFT me abrió otro mundo que es totalmente inexplorado lo mismo que el metaverso... es como marcar bandera en un lugar que es un lienzo en blanco; en un mundo que está lleno de cosas y donde no hay nada para inventar, de repente se abre la puerta a un mundo donde está todo por hacerse, entonces la idea es plantar bandera ahí, ser pioneros en esto y también brindarle una ayuda a la comunidad de artistas locales, independientes, que ahora tienen un espacio para expandir su obra hacia todos los límites que permite la tecnología y la cultura mundial, porque esto ya no respeta fronteras. Cualquier persona en cualquier parte del mundo puede entrar a la galería y comprar una obra original y certificada y la idea también es brindarle a la gente esta puerta para que empiecen a atravesar este mundo. 

- Toda la organización, la convocatoria, la búsqueda del lugar, imagino que llevó su tiempo… 

- Guillermo Mink: En el 2019 participé de una muestra que se realizó en el MUBATA y me quedaron los contactos. Cuando surgió la idea de hacer una muestra, el primer lugar que pensé fue el MUBATA porque son re abiertos y enseguida nos cedieron el lugar… 

EV: La gente del museo me convocó para que le explique un poco qué era esto, y se re entusiasmó porque vio que es algo totalmente nuevo. Realmente todos tenemos muchas expectativas. 

En cuanto a la convocatoria de artistas, Ezequiel señaló que todos “tuvieron muy buena voluntad y predisposición y mostraron mucha expectativa y ansiedad de sentirse parte de algo totalmente nuevo. Hubo una convocatoria muy buena y estoy todos los días subiendo colecciones nuevas de artistas de Argentina porque no solamente son locales sino que tenemos artistas de Buenos Aires, de Mar del Plata, de Tandil, y se van sumando”. 

En ese sentido, en el final de la charla tanto Guillermo Mink como Ezequiel Valenzuela le agradecieron al museo por brindarles el espacio y a los artistas por el apoyo y por sumarse a una propuesta de estas características.        

Te interesaría leer